Crisis del siglo XIV
 

Serie de calamidades que azotaron a Europa. Se cuestionan muchos valores que hasta entonces habían tenido vigencia como, por ejemplo, el rol de la Iglesia y el papel de los monarcas que provocó a su vez numerosos conflictos en el campo y las ciudades.


1.  La Peste Negra
Las epidemias de enfermedades como la tuberculosis o paludismo,

2,  Transformaciones económicas
El exceso de población en Europa produjo una serie de desajustes en la economía de la época.

3.  Disturbios sociales
Entre los siglos XIV y XV, diversas regiones de Europa se vieron sacudidas por levantamientos populares, tanto en el campo como en las ciudades.
En los últimos siglos de la Edad Media, los campesinos debieron enfrentar diversas dificultades: el fracaso de las cosechas, la peste y las crecientes exigencias tributas de la Iglesias, el estado y los señores.

4. Abandono de las aldeas

Los campesinos dejaron sus tierras y posesiones y se convirtieron en vagabundos o se refugiaron en las ciudades. Los campos que antes se habían cultivado se cubrieron de maleza y los caminos se borraron. En las aldeas, las casas y las iglesias se fueron desmoronando. En aquel entonces, la mayoría de las ladeas se quedaron sin hombres y por lo tanto, sin ningún tipo de actividad.
 

5.  El fortalecimiento de la monarquía

A comienzos del siglo XIV fueron surgiendo nuevas concepciones del poder político y del papel de la monarquía.

La monarquía inglesa
Desde el siglo XII los monarcas ingleses empezaron a ensanchar sus territorios, que los señores feudales habían recortado.


La monarquía francesa
Francia también inició su proceso de unificación en el siglo XII, bajo la dinastía de los Capetos.

La Guerra de los Cien Años
Fue una disputa por la sucesión de la corona de Francia: al morir el último de los reyes Capetos


Guerra de las Dos Rosas
Se inició entre los partidos de York (rosa blanca) y de Lancaster (rosa roja).

 

 

6. La crisis de la cristiandad

El papado cayó en la corrupción y su posición fue cuestionada por los creyentes. Se enfrentó a la monarquía francesa que pretendió dominar a la Iglesia.

El cautiverio de Aviñon
Felipe IV nombró a un Papa francés, Clemente V, y trasladó la sede papal a la ciudad francesa de Aviñon. Entre los años 1308 y 1377, se nombro a una serie de Papas franceses que fueron forzados a vivir en aquella ciudad.

7. El cisma de Occidente

La Iglesia se dividió y hubo dos Papas, uno en Roma y otro en Aviñon. Esta situación se prolongó desde el año 1377 hasta el 1417.
En Aviñon, los Papas mantuvieron una corte y una administración fastuosa, a costa de los impuestos del pueblo. que se resolvió en el Concilio de Constanza (1418), en el cual se logró reunir a la Iglesia, con la elección de Martín V como único Papa y el establecimiento definitivo de la residencia del Pontífice en Roma.