Vizcarra co-gobierna con Keiko y la derecha y está imponiendo un Paquetazo contra el pueblo

El paquetazo de Martín Vizcarra

©

 

César Zelada

       

26MAYO2018

 

 

 

La caída del débil gobierno de PPK, fue, por un lado, por el "embarre" del escándalo Odebrecht en el que estaba envuelto, y por otro, un subproducto de las grandes movilizaciones de masas (magisterio, campesinos de la papa, jóvenes de institutos, etc.), que lo pusieron entre la espada y la pared. De esta forma, la clase dominante, prefirió obligarlo a renunciar a que un desborde popular lo haga, y, por tanto, pactó con Keiko (a quien prefieren de presidente), una transición política ordenada.

Entonces, la asunción de Vizcarra al poder es solo para superar la crisis del régimen político y continuar con la ofensiva reaccionaria neoliberal contra el pueblo hasta donde pueda. En ese sentido apunta el paquetazo del Ministro de Economía y Finanzas (MEF), David Tuesta, de profundizar la política del "cholo barato" (ampliación y extensión del régimen especial agrario de la Ley 27360 que elimina las dos "gratis", la CTS y establece un ínfimo jornal diario); del aumento de impuestos a los trabajadores como al Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) a la gasolina, cerveza, gaseosas y autos (que aumentó los precios del pollo, leche y víveres); y los que ganen más de 2075 soles al mes (aunque sobre este punto el gobierno reculó por lo antipopular de la medida).

Más ajustes para el pueblo y privilegios para los ricos burgueses

Sin embargo, a pesar que la recaudación del paquetazo del ISC (S/. 1,700 millones) más la reducción del "gasto corriente" (S/. 1,900 millones), llega solo cerca a los 4 mil millones (cifra insuficiente para superar el déficit fiscal que alcanza el 3.5% del PBI - S/. 27 mil millones-), no tocan para nada a la poderosa clase dominante que en el 2017 dejo de pagar sus impuestos por cerca de S/. 17 mil millones en exoneraciones tributarias (Telefónica, Lan Chile, mineras, etc.), que les da la constitución fujimontesinista de 1993 (también en el 2017 se dejó de recaudar S/. 440 millones del IGV que no pagan los casinos, bingos y carreras de caballos) .

Si a esto sumamos los S/. 35 mil millones que también dejan de pagar los ricos burgueses por la elusión y evasión de impuestos, pues, estamos hablando de más de S/. 54 mil millones anuales que el gobierno de Vizcarra no quiere tocar, prefiriendo ajustar los bolsillos de los trabajadores, lo que va producir una economía inflacionaria y recesiva (con un decrecimiento del PBI al 2.3% el 2017), que ya tiene 220 mil despedidos (construcción y manufactura) y que está incrementando la pobreza, que bordea el 35% de la población según el ex jefe del INEI Farid Matuk.

 

VEA:  (http://rpp.pe/economia/economia/madre-de-dios-tiene-5-de-pobreza-pero-uno-de-cada-dos-ninos-padece-de-anemia-noticia-1118905).



Es por esta razón que el premier Villanueva ha colocado a ministros de corte "izquierdista" como una estrategia de contención de masas (Mujer y Trabajo), y fujimontesinistas (Justicia, Interior, Defensa), para el borrón y cuenta nueva en los casos Odebrecht y el Indulto a Fujimori, así como para apuntalar la criminalización de la protesta social.

Protestas sociales en el sur contra el Paquetazo

No obstante, la izquierda reformista no tiene el liderazgo ni la estructura de masas como para contener todas las protestas sociales. Es por este motivo, que los trabajadores han reaccionado rápidamente saliendo a tomar las calles para reclamar contra el paquetazo y exigiendo que se elimine el insulso gasto del Congreso en compras de 60 televisores y 6 computadoras por cerca de S/. 500 mil soles, así como las exoneraciones tributarias a las empresas transnacionales

 

VEA: (https://diariocorreo.pe/edicion/cusco/cusquenos-pararon-contra-el-aumento-del-isc-y-amenazan-con-irse-la-huelga-indefinida-820803/?ref=list_pri_7).

En las turísticas ciudades del Cuzco, Puno y Arequipa, salieron miles de ciudadanos, convocados por sus respectivos gremios sociales de transportistas o la CGTP (independiente de la línea de la dirección nacional).

"Este es solamente el punto de partida para luego promover una huelga indefinida de carácter regional y hasta nacional, ya hemos tenido comunicación con Puno y Madre de Dios, además de otras regiones para impulsar una medida de protesta general si el Gobierno de Martín Vizcarra no nos escucha", declaró el dirigente de Construcción Civil del Cusco, Leonardo Chile (diario Correo 24/05/18).

La estrategia política derrotista de la izquierda reformista del "mal menor", por un Paro Activo Nacional, Cierre del Congreso de la República y Asamblea Constituyente

Por esta razón, es escandaloso que a pesar del carácter claramente pro patronal e imperialista de la administración Vizcarra, por un lado, el presidente de la CGTP, Mario Huamán, en una decisión burocrática y oportunista, haya acudido a Palacio de Gobierno, para ser "galardonado con la orden de trabajo por su lucha por la negociación colectiva y por la democracia", y por otro, hayan dejado a su libre albedrío a importantes luchas (magisterio, jóvenes institutos, campesinos, etc.), y ahora vuelvan a posponer de nuevo la Jornada de Lucha del 12-M para el 19-Julio, dejando a su suerte importantes combates democráticos como la de los pueblos del Sur contra el paquetazo o del sindicato de Backus (contra el despido arbitrario y por utilidades), pescadores, etc. Que de convertirse en victoriosas hubieran sido un motor de otras luchas sindicales fortaleciendo la perspectiva de la Jornada del 19-Julio.

Esta cuestión es la que explica porque, aunque los trabajadores, mujeres, campesinos y jóvenes (poniendo centenares de heridos, detenidos y varios fallecidos), derribamos la dictadura en el 2000, los ricos burgueses, frente a la crisis de dirección política revolucionaria, nos impusieron candidatos por los que el pueblo apostó como "mal menor" (Toledo, Alan, Ollanta, PPK). Pero esto no es casualidad, expresa la continuación de la política de colaboración de clases con el enemigo que impulsó la izquierda reformista apoyando al neoliberal Alberto Fujimori en 1990.

Es esta misma estrategia política de alianzas acríticas con candidatos de la burguesía o pequeña burguesía emergente la que nos ha llevado a la derrota una y otra vez como sucedió con Ollanta Humala, Susana Villarán (involucrada en el affaire Odebrecht y que utilizó al Movimiento Sin Techo para sus intereses personales), y con PPK, donde frente a la crisis que originó el escándalo Odebrecht, un sector de la "nueva izquierda" le hizo el juego al cínico de PPK al salirse del hemiciclo y boicotear la vacancia del mismo, produciéndose luego el indulto al dictador Fujimori.

Es más, así como estamos (una burocracia sindical conciliadora con Vizcarra, sicariato en construcción civil, aprismo en salud y un nuevo liderazgo de masas en el magisterio rompiendo con Patria Roja –miembro dirigente de la CGTP-), la contundencia de la Jornada de lucha del 19-J no está garantizada. Por tanto, es menester organizar y unificar los Frentes de Defensa y los CULs en cada barrio, fábrica, comunidad o centro estudiantil, para que l@s trabajadores hagamos sentir nuestra energía el 19-J (llamando a los compañeros del magisterio de Pedro Castillo y otros sectores), en perspectiva del Paro Activo Nacional con la paralización de las fábricas y el bloqueo de carreteras estratégicas que conectan el interior del país con Lima.

El Paro Activo Nacional unificará la lucha de todos los trabajadores (pesqueros, mineros, Backus, estatales, maestros, estudiantes, campesinos, etc.), creando más confianza en su fuerza organizada e influyendo en los demás sectores sociales apáticos. Pero el Paro y el Cierre del Congreso, "Per se", no resolverán nada, si estas medidas políticas no son acompañadas con otras medidas de combate (Paro de 48hrs, Paro de 72hrs hasta la huelga general indefinida como la de 1977), y con la necesidad histórica de fundar un nuevo Partido Obrero que se nutra de las tradiciones y la filosofía mariateguistas.

Solo de esta forma la clase obrera pondrá su sello de salida a la crisis política convocando a la vez el Cierre de la cueva de bandidos llamado Congreso de la República e impulsando una Asamblea Constituyente insurgente con la participación de parlamentarios obreros y de combatientes populares (antes que la derecha gane la iniciativa y vaquen a Vizcarra), que luchen por un programa socialista y revolucionario.

 

 
 

www.jornaldearequipa.com