Sospecha, temor y fobia de la derecha
 

 

 AGOSTO2019
 

Caretas señala que acerca del "Cambio de Camiseta"... hay algunos puntos por remarcar, como:

Las únicas dos bancadas que apoyan decididamente la propuesta de adelanto de elecciones, además del pequeño grupo Liberal, son las de izquierda: Frente Amplio y Nuevo Perú.


Ambas bancadas proponen un congreso constituyente y líderes de los dos grupos como Marco Arana, Verónika Mendoza y Marisa Glave, han declarado que esta es la oportunidad perfecta para convocarlo. Su legítimo derecho político, por cierto.


Del mismo modo, el presidente y esas dos bancadas coinciden en impulsar la nueva ley de minería, cuyo proyecto aún se desconoce.


Poco se discute que, si se presenta cuestión de confianza por el adelanto de elecciones y ésta resulta negada, como hasta ahora es lo previsible, el presidente podrá cerrar el Congreso. Ese es el escenario apetecido por las mayorías en las encuestas y por el porcentaje del electorado que, comprensiblemente, abomina al fujimorismo. Pero en ese caso no hay adelanto de elecciones generales. Martín Vizcarra se queda en Palacio. Se produce la elección de un nuevo Congreso que estará en funciones hasta el 2021.


La metáfora del polo rojo no corresponde, claro está, a un izquierdista en el sentido estricto de la palabra. Como se lee en la revista, al menos en campaña, la corrida a la zurda es un clásico de la política peruana. Tanto como el pasito al otro lado para gobernar.


El outfit del presidente, además de las encuestas y el rojo de temporada, incluye un marcado componente regional. Ahí se vio en con el lanzamiento del PRIN, el Partido Regionalista Integrador Nacional liderado por el ex primer ministro César Villanueva, a quien Jorge Barata le pinchó el globo. Mucho se ha especulado sobre la vinculación de esa plataforma política con el presidente, pero lo factual es que el propio Vizcarra se arrimó en las últimas semanas a los gobernadores regionales para impulsar el adelanto del calendario electoral.

 

Bien por el signo anti centralista.

 

Pero con aliados como el arequipeño Elmer Cáceres Llica, el puneño Walter Aduviri y el juninense Vladimir Cerrón, es pertinente volver a preguntarse por qué mueren las democracias.

 

 

 

 

Jornal de Arequipa no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

 

www.jornaldearequipa.com