PRONUNCIAMIENTO



El capitalismo neoliberal vive la crisis final propia de su naturaleza, su hegemonía es cada día más fuerte donde el mercado constituye su herramienta fundamental para afirmar la construcción de un ser social individualista empeñado en la competitividad y el éxito por el éxito. En el terreno económico viene imponiendo su abierto favoritismo hacia las empresas transnacionales y sus socios nativos. Por eso la respuesta social es cada vez mayor, porque existe la percepción de un gobierno débil, con un escenario electoral que obliga a expresar contradicciones en el terreno político entre los partidos del sistema. Si bien se están desencadenando enormes fuerzas en el terreno de la lucha social, también es cierto que se requiere trabajar por la unidad popular a partir de una plataforma que exprese los cambios en la correlación y la vertebración del sujeto social que enfrenta al capitalismo neoliberal.


El gobierno de Kuczynski viene aplicando a pie juntillas los dictados del BM/FMI y el imperio norteamericano, sometiendo nuestra economía a la voracidad de las empresas nacionales y extranjeras; igualmente ha convertido nuestra Cancillería en vocera del Departamento de Estado de EEUU, entrometiéndose en los asuntos internos de otros países como Venezuela y España, propiciando el derrocamiento del presidente Maduro, y condenando, a la vez, las decisiones del pueblo catalán.


Frente a esta grave crisis política y económica el Comité Ejecutivo Regional de Arequipa de Unidad Popular considera que, para poder enfrentar la política reaccionaria y antipopular del gobierno, las organizaciones políticas ubicadas en el campo popular estamos obligadas a dar propuestas y alternativas a nuestro pueblo; pues, desde que el modelo neoliberal empezó por imponerse en nuestra patria los trabajadores y el pueblo en general hemos perdido derechos esenciales inherentes al ser humano como el derecho a trabajo digno, educación, salud y vivienda.

 

Desde entonces, nuestro pueblo busca una alternativa que represente un cambio real de las actuales condiciones de vida y que signifique ver nuestro futuro y el de las nuevas generaciones con optimismo, mediante la construcción de una sociedad donde impere la justicia social y se elimine la explotación de los trabajadores y el pueblo.


En este escenario lo político deviene en fundamental.

 

Es un acto irresponsable pensar que la lucha electoral se de a partir del caciquismo, sobre todo del liderado por tránsfugas provenientes del guillenismo y el Apra, quienes han usufructuado impunemente los bienes del Estado y la región. Desde nuestra perspectiva ello significa reproducir aquí el fujimontesinismo como forma de hacer política, para perpetuar el sistema e impedir toda posibilidad de constituir bases sólidas para cambiar esta realidad en nuestra región.


Por ello, Unidad Popular ha decidido trabajar por la forja de un referente social y político que exprese la voluntad de amplios sectores sociales que participen en la lucha popular en forma abierta en calles y plazas, en paros, marchas y movilizaciones. Existe hoy un movimiento social que requiere expresarse políticamente, que exige su lugar en el terreno de los gobiernos regionales y municipios, donde se muestre la eficiencia de la solidaridad a través de proyectos que beneficien directamente a jóvenes, a mujeres, al pequeño propietario, a los trabajadores en general, maestros, agricultores, vendedores ambulantes, comerciantes, microempresarios, etc.

 

Esta aspiración se ha visto, durante un tiempo y de alguna forma, frustrada en nuestra región por el sectarismo del grupo “Tierra y Libertad” partido que, a partir de su última recomposición, usufructuando el nombre del Frente Amplio ha marginado, incluso separado, a las fuerzas que construimos dicho frente, para albergar en sus filas a personajes cómplices de gestiones regionales anteriores desde Vera Ballón (Apra) hasta Guillén Benavides, gestiones antipopulares, corruptas y de derecha.

Por ello consideramos que la tarea por construir un referente popular y de izquierda pasa por las organizaciones políticas y sociales que vienen trabajando MAS, Democracia Directa, el Movimiento Velasquista, y otras fuerzas democráticas y progresistas al cual nos adherimos para luchar por nuestra independencia social, política y económica para conquistar un mañana mejor.

Arequipa, 30 de octubre del 2017.

 


COMITÉ EJECUTIVO REGIONAL

 

 

 

 

 

 

www.jornaldearequipa.com