.

Venezolanos: el problema laboral

©

 

ERNESTO TOLEDO BRÜCKMANN

       

23AGOSTO2018

 
 
  La presencia de venezolanos es masiva; un promedio de tres mil ciudadanos de ese país ha estado atravesando diariamente la frontera de Tumbes y eso tiene implicancias en el campo laboral. Diario UNO conversó con el exviceministro de Trabajo, Pablo Checa, quien nos da un panorama de la realidad laboral de los migrantes.
 

 

—La migración venezolana tiene repercusiones
—Así es. Lo que vemos es que eso está provocando una intolerable ola de xenofobia y tiene que ser condenada porque se basa en argumentos totalmente falsos. Eso de que hay un salario mínimo especial para ellos, que tienen un trato privilegiado frente a los peruanos; todo eso no es sino mentiras que pueden generar intolerancia.


—¿Pero una migración como la que se viene dando en el Perú, tiene consecuencias sobre el empleo?
—Efectivamente; en una población como la nuestra, en donde la economía tiene un crecimiento que no pasa de 2.8% ni siquiera alcanza para poder absorber el crecimiento vegetativo de la población y ahora vamos a recibir una cantidad igual que las que se produce vegetativamente.


—¿En cifras cómo se traduciría?
—Imagínese una población de 400 mil venezolanos en un país con un crecimiento de 3% es imposible de ser absorbida.


QUE NO LOS EXPLOTEN


—¿El Estado qué podría hacer?

—El Estado tiene que asumir las consecuencias de una política de ingreso descontrolado de venezolanos. Si están entrando, hay que hacer todo lo posible para que tengan una vida digna y no sigan explotados de la manera en que están. Eso puede provocar rechazo en muchos sectores de la población.


—¿Es posible un beneficio mutuo de la migración venezolana?
—No es que las migraciones de por sí produzcan efectos benévolos. En el largo plazo sí, pero hay que aprovechar eso. A corto plazo hay que tener planes concretos para poder asimilar a esa población; que tengan deberes tributarios, pero no como ahora, que les pagan por debajo del salario mínimo. Hay que promover un plan especial de promoción de empleo de emergencia para que tanto peruanos como venezolanos se beneficien.


—¿La presencia masiva de venezolanos alienta la informalidad?
—Si es que el empleo formal no crece, ¿a dónde va a ir esa gente?; ellos tienen que sobrevivir; ahí se produce un aumento de la informalidad. Tiene que haber planes concretos de fomento de empleo para que ese sector no vaya a la informalidad. El pueblo peruano los recibe con los brazos abiertos y con una actitud muy noble, ya que tenemos una tradición muy importante de solidaridad. Lo triste sería que esto cambie y provoque que la gente comience a rechazarlos.


—Pero a corto plazo ¿qué estamos viendo?
—A corto plazo ya estamos viendo un sector de empresarios que se favorecen pagándoles por debajo del salario mínimo. No se está creando los suficientes empleos ni hay planes concretos para que esa mano de obra pueda ser absorbida.
 


https://diariocorreo.pe/politica/migracion-venezolana-ya-impacta-en-salud-educacion-y-empleo-837905/

 

Jornal de Arequipa no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

 
 

www.jornaldearequipa.com