Movimiento

de

Unidad Popular

 

 

TESIS POLÍTICAS

 

 

 

 

 

SOBRE LA SITUACIÓN NACIONAL

CARACTERIZACIÓN DE NUESTRA SOCIEDAD

El Perú es un país capitalista dependiente cultural, política y económicamente de los Estados Unidos de América y del bloque de la Unión Europea; de crecimiento económico deforme con base primario exportadora; con enormes desigualdades económico - sociales y, en lo formal, con un sistema precario de partidos políticos. Las clases sociales dominantes han entretejido sus capitales conformando la oligarquía más retrógrada de América Latina. En la composición de la clase obrera, el proletariado industrial va decreciendo en tanto el lumpen proletariado se va enquistado de a pocos en algunos poderosos sindicatos, otrora emblemáticos en la lucha de los trabajadores.


1. EL CAPITALISMO

El desarrollo de la economía autárquica en América del Sur es cortado bruscamente por la conquista española, que incorpora nuestro país al sistema de producción capitalista, interrumpiendo el desarrollo (en el Perú) del esclavismo colectivo –o despotismo asiático a decir de Choy- en su tránsito explosivo al esclavismo individual. España en el momento de la conquista era la primera potencia del planeta, ello explica que se posesionara de los territorios americanos que consideró más ricos. Sin embargo, el impulso capitalista de España no fue lo suficientemente sostenido y cedió espacio a fuerzas retrógradas de contenido feudal representadas por el clero y la corona; en el Perú algunos capit
alistas de la conquista se sublevaron contra el retroceso, y ello estuvo signado por rebeliones de tendencia independentista temprana como la de Hernández Girón, la que fue derrotada marcando la consolidación del virreinato aristócrata. Por ello, aunque el Perú fue incorporado al mundo como productor de materias primas y algunas mercancías dentro del capitalismo incipiente, las relaciones sociales de producción en el campo eran casi feudales. También se impuso la servidumbre indígena en las ciudades.

Durante el dominio español se desarrolló en el Perú una clase social burguesa extractivo-industrial principalmente en dos aspectos: la minería de metales preciosos, y de la industria textil burda (obrajes) para abastecimiento de la población indígena. La aplastante variedad de mercancías que se consumían en la colonia provenían de Europa, actuando España de intermediaria. Las relaciones sociales de producción en esos aspectos –minería/obrajes- si bien respondían a la propiedad privada capitalista y tenían como destino el mercado, sin embargo estaban lejos de ser monetario-mercantiles plenas por el empleo de mano de obra sin pago de salario, de servidumbre y/o esclava. De esa época data la dualidad de la agricultura entre costa y sierra: en la costa se exterminó la mano de obra del siervo indígena y se impuso el esclavismo directo mientras en la agricultura de la sierra las relaciones sociales eran de servidumbre buscando la renta feudal de la tierra. La actividad que más claramente mostraba rasgos capitalistas era el comercio, caracterizado por el monopolio comercial de la metrópoli. Este comercio era manejado desde Lima por una aristocracia criolla con inmensas fortunas, las que dedicaba al lujo, el boato y la compra de títulos nobiliarios, y complementada con el arrierismo hacia el interior del virreinato, llegando al Alto Perú y Tucumán en Argentina.

La Gran Rebelión Independentista de José Gabriel Túpac Amaru, en el quinto final del siglo XVIII arrastró masas indígenas, campesinado pobre, algunos sectores esclavos negros, y hasta criollos. El grito primario fue la independencia, pero se profundizó hacia reivindicaciones de tierra, igualdad social, a medida que se desarrolló el movimiento. El sector aristocrático racista, terrateniente feudal, entró en pánico pues la rebelión conmovió los cimientos del propio sistema colonial, no solamente por su extensión –de Colombia hasta Argentina- sino porque se tocó la médula del feudalismo peninsular español: la gran propiedad latifundista de la tierra y su renta, llevando la delantera a la posterior revolución francesa. Es claro que la iglesia actuó del lado de la corona y colaboró en la represión pues era quizás el terrateniente más grande del Perú de entonces.

Derrotada la gran rebelión de Túpac Amaru, la sentencia del máximo líder buscó que escarmentar muy duramente a las masas indígenas, prohibiendo la lengua natal, la vestimenta tradicional, los cultos religiosos, costumbres, usos, tradiciones hasta entonces subsistentes, y se acentuó el despojo de la tierra indígena. No solamente se exterminó a toda la familia de Túpac Amaru y restos de la nobleza nativa representada por los caciques, se eliminó a todo indígena sospechoso de haber colaborado con la rebelión o no haber demostrado suficiente lealtad a las tropas represoras, sino que se cambió el sistema intermediario entre el blanco y el indígena por caciques indígenas sin relación nobiliaria inca, pero “de confianza” como el caso del “cacique” Pumacahua.

Durante las guerras de la independencia las clases sociales dominantes actuaron al servicio "de la corona" mejor dicho del sistema colonial, y después de Ayacucho se pasaron al bando contrario convirtiéndose en herederos forzados de la república. El más preclaro ejemplo de ello fue el caso de Pío Tristán, uno de los ejecutores de Melgar en 1815 que se convirtió en "virrey" después de Ayacucho (1824). Convencido de que "su" causa estaba completamente perdida se pasó al bando republicano, siendo nombrado luego prefecto de Arequipa y ministro de Estado durante la Confederación Peruano-Boliviana. Como Tristán, la burguesía colonial se acomodó 'de inmediato' a la nueva situación estableciendo relaciones de subordinación a las inversiones extranjeras, principalmente inglesas, sin cambiar su esencia comercial, agrícola y semi feudal. Cabe destacar que el temprano cultivo del algodón, y extracción de la lana serrana, como materias primas, se acrecentaron durante la República aunque no fueran destinadas al mercado interno. Tal papel continuó a lo largo del siglo XIX, monopolizando la explotación parasitaria de las consignaciones del guano y salitre, participando de negocios a la sombra del Estado como la liberación de esclavos, el flete de hombres y animales para las causas "republicanas", y la consolidación de la deuda interna.

La sustitución de capitales ingleses por capitales norteamericanos y el consiguiente cambio en la naturaleza de las inversiones, orientadas esta vez hacia las materias primas mineras, originó el acomodo de las clases dominantes a la nueva situación; la que varió en algunos periodos hacia la industrialización al compás de las crisis cíclicas del capitalismo y las guerras mundiales debido a la incapacidad de las metrópolis de abastecernos de productos elaborados.

En esas coyunturas se produjo la sustitución de importaciones que permitieron el desarrollo de la producción industrial en distintos campos: química industrial, llantas, vidrios, textiles, muebles, curtiembre y calzado, etc. A partir de esos mismos periodos el capital norteamericano se enseñorea en la industria.

Sin embargo, y pese a que en la agricultura de la costa se produjo el cambio de las relaciones de producción de servidumbre y esclavas hacia las capitalistas (involucró la producción masiva de algodón como materia prima, y la caña de azúcar y su industrialización), en la sierra continuaba –pasada la mitad del siglo XX- el despojo de tierras de campesinos y la explotación del campo mediante la gran propiedad y relaciones sociales de servidumbre en forma de pongos, mitayos, arrendires, aparceros, colonos y otros. En muchos casos los trabajadores no conocían el dinero, aunque el destino de la producción era el mercado. A esto se le llamó semi feudalismo. Es necesario tener en cuenta que la propiedad de la tierra tenía abismos entre la gran concentración, debido al despojo de tierras a las comunidades indígenas, y el microfundio; así mientras el 0,3% de los propietarios tenían el 70% de la tierra, el 98% de propietarios solamente disponían del 2% de la tierra (la hacienda Casagrande abarcaba costa, sierra y selva). El problema agrario se perfilaba como la principal contradicción de clases, y en ese sentido las clases sociales se enfrentaron a lo largo de decenios de años, revistiendo muchas veces la forma de movimientos indígenas (Mariátegui definió el problema del indio como el problema de la tierra): por un lado quienes buscaban recuperar sus tierras y exigían la Reforma Agraria y de otro los gamonales o terraten
ientes de la oligarquía. En el siglo XX hasta 1968 todos los años están teñidos de sangre indígena campesina.

1.1. EL PROCESO REVOLUCIONARIO TRUNCO DE 1968 – 1975

En los últimos cincuenta años en el Perú han cambiado las relaciones semi feudales de producción en el campo, repercutiendo de forma directa en la estructura social del resto del país. Se ha eliminado la servidumbre en la agricultura andina debido a que fue destruida en su base la vieja clase terrateniente con raíces coloniales. Fueron eliminados como propietarios terratenientes por la Ley de Reforma Agraria (17716) promulgada en Junio de 1969 durante el gobierno del general Velasco, ley que liquidó el latifundismo en el Perú. De un total aproximado de 10 millones de hectáreas de tierras de cultivo se expropiaron y repartieron más de 8 millones de hectáreas.

Este cambio no "democratizó la propiedad de la tierra" como dicen algunos, sino que la revolucionó, porque cambió la propiedad de la tierra –la propiedad es la principal relación social de producción- y con ello modificó radicalmente el orden y la estructura semifeudal del país, culminando el reemplazo de un modo de producción por otro, imponiéndose a nivel nacional un nuevo tipo de relaciones, las monetario-mercantiles, que reemplazarían a las establecidas por el trabajo servil o sea a las relaciones de servidumbre propias del feudalismo (siervo-señor).

La Reforma Agraria significó el fin del semifeudalismo en el Perú, el reparto de la tierra hacia quien la trabaja, el pleno desarrollo de las relaciones monetario mercantiles en el campo, la incorporación de la población indígena a la igualdad política, la ampliación del mercado interno que prometía amplios horizontes a la inversión capitalista peruana como se preveía en el Plan Inca.

El Gobierno Revolucionario de la Fuerza Armada que comandado por el General Juan Velasco Alvarado, irrumpió en el escenario nacional el 3 de octubre de 1968, fue de composición heterogénea: al lado de militares revolucionarios como el propio Juan Velasco–Coroneles Fernández Maldonado, Hoyos Rubio, Leonidas Rodríguez Figueroa- ganados por concepción antimperialista definida; actuaban en esferas del gobierno sectores militares tradicionales de inclinación oligárquica, anticomunista, proimperialista, es el caso de Richter Prada, Montagne, Morales Bermúdez. Esta dualidad impidió un desarrollo más profundo del proceso revolucionario, pues a manera de Penélope, mientras el sector revolucionario trabajaba por profundizar la revolución, el sector reaccionario conspiraba y saboteaba el proceso en complicidad con la vieja oligarquía. Otro aspecto que debe resaltarse es que el aparato estatal que llevaba el proceso revolucionario que dirigía Velasco no fue otro que el mismo aparato burocrático que sirvió a la vieja oligarquía desde inicios de la República. Podría ser considerado como surrealista, pero conspirando contra el proceso revolucionario de Velasco estaba el Apra, la vieja oligarquía y los militarotes de viejo cuño, junto a las dirigencias ultraizquierdistas de Patria Roja de entonces y Vanguardia Revolucionaria.

Sin embargo los cambios en el mercado, la eliminación del semifeudalismo, las leyes de industria, pesquería, minería, comunidad industrial, participación, etc, significaron la creación de una base para el desarrollo independiente de la economía nacional.

Esta base que debió servir para el desarrollo económico sostenido y de largo aliento con el objetivo de eliminar la dependencia, fue resistida y combatida por la propia burguesía nacional -una de las más ociosas e indolentes de mundo- principal beneficiaria de la Ley de Industrias que incidió en el desarrollo del sector metalmecánico y en la sustitución de las importaciones.

Los cambios ocurridos en ese periodo tenían su origen en el Proyecto de Desarrollo Nacional –basado en el Plan Inca, el único Plan Nacional de Desarrollo de nuestra historia- proyecto que a su vez se basó en la llamada Escuela de la CEPAL o Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe.

El punto de partida de la concepción de la CEPAL (de entonces) lo constituía el análisis de la balanza comercial que era diagnosticada como negativa para América Latina, debido fundamentalmente a la estructura de la misma: América Latina exportaba materias primas de poco valor agregado mientras que importaba productos elaborados con alto valor agregado y precio. Esta situación conducía al empobrecimiento de los países latinos y al enriquecimiento de las metrópolis, dándose el caso que por remisión de utilidades y pagos de la balanza comercial eran los países pobres los que capitalizaban a los países industrializados, debiendo ser al revés. A partir de este punto, sostenía que América Latina debería sustituir progresivamente las importaciones de productos acabados por productos semi terminados, completándose el proceso en cada país con productos nacionales. Para llegar al desarrollo planteaba la conformación de un gran mercado que abarque varios países, con especialización en las fortalezas de cada uno.

Sin embargo se produjo en esa década -la del 70- un breve lapso que permitió el cambio estructural de las exportaciones hacia los productos metalmecánicos elaborados, sobre la base de dos hechos significativos del momento: a) El fortalecimiento de las grandes empresas de capital principalmente peruano, como MORAVECO, INRESA, FACAMET, FAEDA, CAMENA, etc. b) La instalación de plantas de ensamblaje de vehículos (VW, Ford, Chrysler, Volvo, Toyota, Datsun) que obligó a la importación de solamente paquetes CKD –chasis, motor y caja fundamentalmente- complementándose con la producción nacional de llantas, carrocería, interiores, accesorios, y otros elementos que permitieron el despliegue agresivo de las empresas metal mecánicas antes mencionadas y otras como fábricas de pinturas, vidrios, cables, baterías. Exportándose toda la línea blanca (lavadoras, refrigeradoras, cocinas,etc.), carrocerías, vehículos y cascos de barcos (producidos en el SIMA) a otros países generalmente del Pacto Andino.

Estos cambios en la estructura productiva de corte industrial generaron el surgimiento de un proletariado de corte también industrial que si bien insuficientemente desarrollado, generó una pujante y naciente organización sindical que marcó época y que estuvo signada por el crecimiento y desarrollo de la CGTP.

La central sindical creció a partir de la formación de sindicatos y federaciones de base en el sector industrial, y generó un ascenso en las luchas obreras así como una afirmación de significativas conquistas sociales y políticas para los trabajadores, como la Comunidad Industrial-Minera, la participación de utilidades y otras. También debe mencionarse que, en esa década, se dio inicio a la exportación de productos mineros refinados, diferente a la exportación primaria de mineral bruto realizada hasta ese entonces.

Estos cambios se implementaron en el espíritu de la Escuela de la CEPAL, espíritu basado en un pensamiento dinámico, siguiendo los grandes cambios de la realidad económica, social y política, regional y mundial, con un método analítico propio, sui generis.

Este método, que sustentó la CEPAL fue llamado "histórico-estructural", analizaba la forma cómo las instituciones y la estructura productiva heredadas condicionan la dinámica económica de los países en desarrollo, y generan comportamientos que son diferentes a los de las naciones más desarrolladas. Según este método no hay "estadios de desarrollo" uniformes. El "desarrollo tardío" de nuestros países tiene una dinámica diferente al de aquellas naciones que experimentaron un desarrollo más temprano. Las características de nuestras economías son mejor captadas por el término "heterogeneidad estructural", acuñado en los años setenta por el profesor tucumano Raúl Prebisch quien fuera en los 60 Secretario Ejecutivo de la CEPAL y posteriormente Secretario General de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).


1.2. EL RETROCESO

A la burguesía, que añoraba su pasado auto aristocrático, le entró pánico trabajar y arriesgar para montar otras industrias que no fueran las tradicionales: textiles y construcción, y prefirió vivir de los medios, de los alquileres, de los intereses, de los préstamos, del agio y la usura, dejando la iniciativa y el espacio a las corporaciones extranjeras.

Con el derrocamiento del General Velasco se inició una larga noche de oscuridad y retroceso que no acaba todavía y que la administración del presidente Humala se empeña en “profundizar” con más brío que sus predecesores. Este retorno al pasado alcanza su máximo esplendor en la década del noventa cuando Fujimori -preso hoy por asesino y ladrón- impuso los dictados de la llamada Escuela Neoliberal, desmantelando toda la estructura económica que dejó Velasco. Es menester precisar que el llamado neoliberalismo no es otra cosa que un programa a nivel global para propiciar la dominación sin trabas de las grandes corporaciones eliminando todo atisbo de soberanía nacional, aunque Fujimori y su banda se atribuyen la autoría, la cual fue obra del FMI y el BM.

El ingreso al neoliberalismo quedó consagrado en la Constitución de 1993, en donde se imponen los fundamentos de la sociedad actual: todo es mercancía, se borran las fronteras aduaneras, se permite el ingreso ilimitado de las transnacionales, el estado se convierte en apéndice de la empresa privada y no interviene en la economía salvo para respaldar a la gran empresa, la educación ya no es obligación y responsabilidad del estado y también se convierte en mercancía, se elimina toda la legislación tutelar del trabajador y se la reemplaza por la que tutela a la empresa, se privatiza el sistema de pensiones, se permite la tercerización del trabajo, se introducen las services, se impone el modelo primario exportador, se dan garantías a las empresas que destruyen el medio ambiente…

Fujimori privatizó toda la propiedad estatal en medio de un festín de trama más que dudosa. Se calcula que la propiedad total subastada llegaba a los doce mil millones de dólares, de los cuales un 80% no ingresó a las arcas del Estado; se remató todo, “hasta la reja del Palacio de Gobierno”. Para ello hizo cambiar la Constitución política del 79, dándose un plazo de 15 o más años a fin de completar él su "obra". Como ejemplo, la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL PERÚ) salió a remate con precio base de locura: 120 millones de dólares. Sin embargo el cálculo falló pues la empresa preferida ofertó el precio acordado, pero Telefónica de España (empresa no esperada) ofertó 1 200 millones de dólares. Toda la empresa minera Cerro Verde fue fijada en el irrisorio precio base de 20 millones de dólares, etc. Decía Marx que el capital viene al mundo chorreando lodo y sangre…y de ese modo se dio pase al neoliberalismo, que abortó el actual “crecimiento” de la economía nacional.

El modelo neo liberal arrasó con la estructura productiva, y con la organización sindical, y la CGTP de hoy, no es ni la sombra de la vigorosa e independiente organización de clase que tuvieron los trabajadores en los años setenta.


2. LA DEPENDENCIA

El fenómeno de la dependencia abarca en sentido restringido los aspectos del sometimiento económico, político y cultural de una sociedad a un centro de poder extranjero. Se concibe el término dependencia o sujeción como la situación de un país cuando está fuertemente influenciado y/o subordinado; anulada y limitada su voluntad de actuar y decidir siguiendo sus intereses propios debido a la imposición de decisiones, intereses y/o necesidades de otro de mayor desarrollo en razón de su situación de dominio, por tanto al lado de la sujeción se encuentran las relaciones asimétricas.

2.1. LA DEPENDENCIA ECONÓMICA

En la versión restringida también, la dependencia económica o sujeción económica es la situación de un país que implica fuerte influencia y subordinación por decisiones, intereses y/o necesidades de otro de mayor desarrollo; carece, en consecuencia, de libertad y voluntad para resolver de acuerdo a sus propios intereses el problema económico: ¿Qué, cómo, cuánto y para quién producir?

2.1.1. LAS INVERSIONES EXTRANJERAS

La primera gran vía de la dependencia económica es, como hace medio siglo, la inversión extranjera fundamentalmente norteamericana en los sectores extractivos de la minería y petróleo, financiero, comercio y servicios. En el sector agro-industrial, comercial, financiero y de servicios se nota creciente presencia de capital chileno aunque de fuerte participación norteamericana. El flujo de inversiones extranjeras de crecimiento constante entre 2003 y 2012, año de volumen más alto, para retroceder en 3 000 millones en 2013, y retraerse en 1 500 millones en el 2014, 1 000 millones en 2015 y proyectarse en caída de 2 000 millones c/ú en 2016, 2017 y 18.


 

FLUJO DE I.E.D. SEGÚN EL BANCO CENTRAL DE RESERVA DEL PERÚ (Millones de U.S. $)

Fuente: Proinversión.

 

Es necesario anotar que la pérdida de impulso en el crecimiento de las inversiones extranjeras se debió a la baja en la demanda de cobre por parte del mercado asiático, no por defecto de factores internos de nuestra economía; sin embargo, no deja de ser importante la acumulación de las inversiones extranjeras directas en nuestra patria, inversiones que constituyen el motor que mueve nuestra economía:

 

SALDO DE INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA EN EL PERÚ COMO APORTE AL CAPITAL POR SECTOR DE DESTINO Y TOTAL EN MILLONES DE     U. S. $

SECTOR

2006

2007

2008

2009

2010

2011

2012

2013

2014

2015

MINERÍA

2,650.8

2,747.7

3,204.0

4,126.3

5,028.4

5,391.0

5,611.7

5,592.0

5,637.7

5,637.7

COMUNICACIONES

3,679.6

3,751.1

3,651.9

3,699.6

3,788.6

3,808.0

3,932.4

4,569.2

4,569.2

4,569.2

FINANZAS

2,498.6

2,564.9

3,614.6

3,736.4

3,895.5

4,081.8

4,213.5

4,257.3

4,297.9

4,297.9

INDUSTRIA

1,664.2

1,673.0

1,831.8

2,189.6

2,458.9

2,521.4

2,624.6

3,072.9

3,194.4

3,262.3

ENERGÍA

2,792.1

2,811.2

2,925.2

3,061.3

3,094.9

3,107.6

3,126.3

3,168.9

3,217.5

3,217.7

COMERCIO

701.3

710.5

725.8

756.0

786.9

794.5

795.8

796.8

800.8

803.0

PETRÓLEO

207.9

233.2

394.4

416.0

637.8

657.8

679.7

679.7

679.7

679.7

SERVICIOS

395.7

420.7

444.9

554.9

647.2

654.2

658.0

674.2

674.2

674.2

CONSTRUCCIÓN

124.2

163.9

204.7

224.9

329.1

329.1

360.4

372.6

376.2

376.3

TRANSPORTE

265.2

265.2

302.9

322.9

331.3

360.2

361.9

366.4

364.5

364.5

PESCA

133.0

163.0

163.0

163.0

163.0

163.0

163.0

163.0

163.0

163.0

TURISMO

63.4

63.5

63.8

72.3

76.6

76.6

81.6

83.1

83.1

83.1

AGRICULTURA

44.4

44.8

45.7

45.7

45.7

45.7

45.7

45.7

71.0

71.0

VIVIENDA

25.7

26.8

28.3

29.8

32.7

32.7

32.7

32.7

32.7

32.7

SILVICULTURA

1.2

1.2

1.2

1.2

1.2

1.2

1.2

1.2

1.2

1.2

TOTAL

15,247.3

15,640.7

17,602.2

19,399.9

21,317.8

22,024.8

22,688.5

23,875.7

24,163.1

24,233.5

Fuente: BCR del Perú.




 
Fuente: Elaboración propia de Unidad Popular en base a BCR.


Estas inversiones extranjeras directas han tenido una acumulación de tendencia constante y prolongada, y cuya estructura por país de origen calculada porcentualmente ubica nuestra situación de dependencia de acuerdo a los saldos reales actuales concentrada fundamentalmente en tres países, EE.UU, Reino Unido y España, como se aprecia:
 

SALDO DE INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA POR PAÍS DE ORIGEN

PAÍSES

%

Estados Unidos

14

Reino Unido

19

España

20

Países Bajos

7

Chile

6

Brasil

5

Colombia

5

Panamá

4

Canadá

4

México

2

Otros

14

TOTAL

100

Fuente: Proinversión

 



Pero la inversión no ha sido pareja en los distintos sectores económicos, sino que se ha concentrado en el sector primario y en el terciario, en desmedro de la transformación (sector secundario). Los datos del cuadro que se presentan a continuación así lo confirman:

 

SALDO DE IED POR SECTOR ECONÓMICO

SECTOR

PORCENTAJE

Minería

24

Finanzas

19

Comunicaciones

17

Industria

14

Energía

12

Comercio

3

Petróleo

3

Servicios

3

Otros

5

TOTAL

100

Fuente: Proinversión

 


Siempre tomando como base los datos de Proinversión, las principales compañías extranjeras inversionistas por adquisición de acciones son:
 

PRINCIPALES INVERSIONISTAS POR ADQUISICIÓN DE ACCIONES

INVERSIONISTA

PAÍS

SECTOR

TELEFÓNICA LATINOAMERICANA HOLDING, SL

España

Comunicaciones

COTORAMTIN METAIS LTDA.

Brasil

Minería

CYPRUS CLIMAX METALS COMPANY

EE. UU.

Minería

PERU COOPER SYNDICATE LTD

Reino Unido

Minería

SN POWER HOLDING PERU PTE LTD

Singapur

Energía

ANGLO QUELLAVECO SARL

Luxemburgo

Minería

COMPAÑÍA MINERA LATINOAMERICANA LTDA (CMLA)

Chile

Minería

SMM CERRO VERDE NETHERLANDS B.V.

Países Bajos

Minería

MVM RESOURCES INTERNATIONAL B.V.

Países Bajos

Minería

IC POWER HOLDING (KALLPA) LIMITED

Isla Bermuda

Energía

DIA BRAS EXPLORATION INC.

Canadá

 Finanzas

GERDAU S.A.

Brasil

Industria

Fuente: Proinversión


Mucho se habló de los 12 apóstoles de la economía peruana, pero esos “apóstoles” se dedicaban al negocio de la construcción, y siguen allí, o la producción de cerveza, las comunicaciones, minería, finanzas. Algunos de ellos “…se fortalecen y comienzan a proyectarse al exterior, que son Romero, Benavides, Ferreyros, Brescia, ciertamente, también apóstol importante. Curiosamente estos grupos son los que controlan el sistema financiero. Tienen un mayor control del sistema financiero, pero en asociación con el capital extranjero. Tienen una mayor presencia en el mercado internacional, aunque principalmente en países vecinos…” (Francisco Durand. Los Nuevos Dueños del Perú). Esto significa que el muy pregonado crecimiento peruano no lo es tanto. Siguiendo al mismo Durand se tiene “… que Credicorp que es el conglomerado financiero que maneja el grupo Romero, ya está en manos del capital extranjero.” (Subrayado de U.P.)

“…Sí. 70.54 por ciento en manos de inversionistas institucionales del exterior o AFP que operan en el Perú pero que son a su vez controladas por el capital extranjero. Está también el caso de Graña y Montero (grupo de los Miró Quesada de “El Comercio”) que tiene 57.37 por ciento en manos de estos dos tipos de inversionistas extranjeros. Esos son los casos donde se puede decir que prácticamente ya no son grupos peruanos.

Pero si tú ves el brazo alimentario de los Romero que es Alicorp, el total es bastante alto 38.46 por ciento. Si estos siguen comprando acciones, es posible de que llegue un momento en que sean los principales inversionistas. Igual sucede con Ferreyros, que tiene 33.66 por ciento de manos que ya no están en la familia Ferreyros. Y en Rodríguez Pastor, que es un grupo muy moderno, muy internacionalizado, tiene casi 40 por ciento de capital que no es peruano. Hay una internacionalización muy acentuada. Menos en los Benavides de la Quintana que solo tiene 11 por ciento…”(Entrevista a Francisco Durand por Carlos Bedoya).
El capital extranjero ha penetrado profundamente a la llamada burguesía nacional. Toma decisiones e interviene activamente en la política nacional.

2.1.2. EL COMERCIO EXTERIOR

Asimismo debe señalarse que el comercio exterior es también una vía de la dependencia, marcado por el destino de las exportaciones. Se tratará solamente de cuatro años: 2011, 2012, 2013 y 2014, por contar con estadística proveniente del Instituto Nacional de Estadística e Informática. Se tomó como base la extensa serie de índices por zonas y países y se la redujo a los principales países. Los cuadros del INEI fueron modificados en su forma, respetando los datos, con fines didácticos. No obstante, se debe subrayar que el bloque de la APEC fue el destino principal de las exportaciones peruanas con el 54% del total. Veamos los cuadros:

 

EXPORTACIONES FOB SEGÚN ZONA - PAÍS

ZONA - PAÍS

2011

2012

2013

2014

Total

46 386 027

41 291 721

42 568 947

38 459 261

Total América

18 526 022

18 813 986

19 020 296

17 289 043

Estados Unidos

6 029 917

6 331 305

7 773 552

6 153 043

Total África

467 917

349 757

213 267

268 292

Total Asia

12 283 208

13 475 144

12 855 636

11 445 785

China

6 972 639

7 843 946

7 354 028

7 024 630

India

248 183

386 544

592 835

320 900

Unión Europea

8 707 112

8 120 665

7 024 076

6 380 918

Fuente: INEI

 


Del cuadro se puede inferir que los principales destinos de nuestras exportaciones son China, Estados Unidos y el conjunto de la Unión Europea. Se confirma de esta forma que aparte del surgimiento del gigantesco mercado chino, son los Estados Unidos y la Unión Europea quienes acaparan mayormente nuestras exportaciones constituidas principalmente por productos tradicionales en forma de materias primas. Lo que condiciona la dependencia de la economía peruana y remarca su carácter de monoproductor de materias primas.

 

IMPORTACIONES FOB SEGÚN ZONA - PAÍS

ZONA - PAÍS

2011

2012

2013

2014

Total

 35 819 472

 39 814 128

 40 982 937

 39 939 332

Total América

 18 870 760

 19 971 977

 20 290 986

 20 037 519

Estados Unidos

 6 978 320

 7 524 942

 8 342 341

 8 327 543

Total África

 1 121 104

 1 415 628

 1 408 684

  602 451

Total Asia

 11 593 000

 13 268 085

 13 969 316

 14 137 479

China

 5 969 236

 7 300 986

 7 954 722

 8 424 517

India

  554 203

  696 608

  679 666

  787 414

Unión Europea

 3 889 754

 4 735 006

 4 918 839

 4 683 432

Fuente: INEI


Se observa que en cuanto a las importaciones, China está desplazando un tanto a Estados Unidos y en mucho a la Unión Europea en monto total de Importaciones. No obstante, entre Unión Europea y EEUU superan en mucho a China como origen de nuestras importaciones.
Sobre el tema de la estructura de las importaciones, debe señalarse que están constituidas por bienes de consumo fundamentalmente. Los bienes de capital ocupan un segundo lugar. Significa que bienes de consumo que pueden ser producidos en el país, son importados cada vez en ritmos mayores marcando lo que se ha dado en llamar proceso de desindustrialización.

En el período enero - diciembre de 2012 China ocupó el primer lugar (17%), seguido de Estados Unidos (13%), Suiza (11%), Canadá (8%) y Japón (6%). Según bloques comerciales, el APEC fue el principal destino de las exportaciones peruanas, con el 54% del total durante el período enero-diciembre de 2012, seguido del resto de países no agrupados con el 20% del total, la Unión Europea con el 17% del total y la CAN y MERCOSUR que en conjunto representaron el 9% del total. Situación que ha variado ligeramente en 2015 por baja en la demanda china.

De igual forma el componente Importaciones del Comercio Internacional del Perú, en el acumulado enero-diciembre 2012 creció 11,7%. En este período, los bienes de consumo (24,0%) lideraron el ritmo de crecimiento de las importaciones, seguido de los bienes de capital y materiales de construcción (14,3%) y materias primas y productos intermedios (5,5%).

Respecto al origen de nuestras importaciones, cabe mencionar que en el período enero-diciembre de 2012, Estados Unidos se mantuvo como el principal proveedor de bienes al registrar una participación del 19% sobre el total importado en este período; le siguen China (18% del total), Brasil (6%), Ecuador (5%) y Argentina (5%), entre los más importantes proveedores.

A nivel de bloques comerciales, las economías que conforman APEC constituyeron los principales mercados de origen de las importaciones peruanas con una participación del 58% del total en 2012. Le siguen la Unión Europea (12%), MERCOSUR (12%), CAN (10%) y las importaciones provenientes del resto de países no agrupados (8%).

Se debe considerar también la estructura de la Balanza Comercial, entendida como el resultado de la Comparación monetarizada entre las Importaciones y las Exportaciones, valorizado en U.S. $ y su evolución a través de algunos años:
 

AÑOS

1980

2000

2004

2010

2012

2013

2014

1. EXPORTACIONES

3,951

6,955

12,809

35,803

46,367

42,177

38,252

    Productos tradicionales

3,051

4,804

9,199

27,850

34,825

30,954

26,464

    Productos no tradicionales

845

2,044

3,479

7,699

11,197

10,985

11,618

    Otros

55

107

131

254

345

238

170

2. IMPORTACIONES

3,090

7,358

9,805

28,815

41,135

42,217

40,807

    Bienes de consumo

387

1,494

1,995

5,489

8,252

8,837

8,891

    Insumos

1,172

3,611

5,364

14,023

19,273

19,512

18,819

    Bienes de capital

1,087

2,114

2,361

9,074

13,347

13,654

12,911

    Otros bienes

444

139

85

229

262

213

185

3. BALANZA  COMERCIAL

861

-403

3,004

6,988

5,232

-40

-2,554

Fuente: BCR. Adaptación: U.P.


Se comprueba que habiendo tenido una Balanza Comercial positiva en el año 2012, en el 2013 esta pasa a ser deficitaria (-40 Millones U.S. $) registrándose crecimiento de las importaciones en más de 1 000 millones con respecto al año anterior y un decrecimiento de las exportaciones en más de 4 000 millones con respecto al mismo año; en el mismo sentido se produce una balanza comercial negativa en -2,554 millones para 2014. Nótese también que los productos de exportación tradicional (cobre) son los que marcan la pauta de la baja en las exportaciones. La consecuente recesión de la economía que vive el Perú en la actualidad, es consecuencia de la crisis del modelo primario-exportador que nos ha impuesto el Neoliberalismo.

Lo que don Raúl Prebisch denominó intercambio no equivalente y deterioro de los términos de intercambio, se dan plenamente y en mayor medida que antes de la década del 70. Cada vez se necesita mayor cantidad de materias primas para obtener productos elaborados que conservan relativamente su precio; situación un tanto disimulada por la inesperada demanda asiática (India y China) de materias primas peruanas.

2.1.3. LOS EMPRÉSTITOS

Otra vía de la dependencia son los empréstitos (refinanciación de deuda externa fundamentalmente) con distintos organismos como el Banco Mundial y el FMI, organismo este último que envía misiones periódicas a supervisar directamente el comportamiento del MEF y la ejecución de sus acciones estrictamente apegadas a los cánones de la llamada Escuela Neoliberal.

 

 

Deuda Pública: Saldo Adeudado por Fuente de

 

 Financiamiento en millones de U.S. $

 

FUENTE FINANCIERA

Monto

DEUDA EXTERNA

20 052

BONOS

9 483

MULTILATERALES

7 904

CLUB DE PARÍS

2 630

OTROS

36

DEUDA INTERNA

14 792

BONOS

14 200

ONP

2 510

SOBERANOS

10 841

OTROS

849

CRÉDITOS

592

DEUDA TOTAL

34 844

Fuente: DGETP-MEF

 

La Deuda Externa se convierte en fuente del condicionamiento de la política económica del Perú debido a que al momento del cumplimiento de las obligaciones, debe renegociarse los plazos y los intereses. Estas operaciones se realizan siempre y cuando (FMI – BM – CdP) se cumplan determinadas premisas que suelen ser: reducción del gasto, reducción y/o eliminación de la inversión pública en la economía, privatización de servicios públicos, y otros.

Normalmente la deuda externa es considerada como pública y privada, diferenciándose en cuanto la pública es contraída por el Estado con organismos multilaterales, de país a país, o banca privada; y los segundos los contraen las empresas privadas mediando el Estado. Del cuadro anterior se aprecia que se está considerando la deuda externa al monto de veinte mil millones de dólares norteamericanos. Pero existen otros indicadores:

 

SALDOS ADEUDADOS (En miles de U.S. $)

TIPO

AÑOS

2004

2008

2010

2011

2012

2013

2014

Externa

24 465 789

19 327 204

19 905 052

20 203 873

20 401 747

18 777 787

19 810 238

Interna

4 601 507

9 777 396

13 860 978

14 791 944

16 685 796

16 544 326

17 177 143

TOTAL

29 067 296

20 014 600

33 766 030

34 995 817

37 087 543

35 322 113

36 987 381



Pese a los inmensos saldos positivos de la ejecución de las exportaciones durante varios años consecutivos, la deuda externa no ha variado en su dimensión mayormente pese a algún abono anticipado (operación normalmente no permitida) de las obligaciones del Perú. Se nota que los 19 mil millones de U.S. $ se convierten en una cifra casi constante a través de los años de bonanza económica, lo que permitía afirmar a algunos fundamentalistas del neoliberalismo que estábamos en la vía de la conversión en país desarrollado a corto plazo.

Hay tres clases de préstamos: comerciales (entre los bancos extranjeros y el Perú), bilaterales (entre un país extranjero y el Perú), y multilaterales (entre las instituciones financieras internacionales como el FMI, el BM y el BID).

Muchos de los préstamos son "bilaterales" entre gobiernos de los países desarrollados y el Perú. Pero la mayoría son préstamos entre los bancos particulares del mundo rico y los gobiernos de turno peruanos.


El ingreso de las organizaciones financieras internacionales multilaterales: el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), cambió la tradicional forma de los préstamos porque ellos ofrecieron rescatar a los países subdesarrollados con nuevos préstamos también con intereses y terminaron como instituciones condicionantes de los países en desarrollo.

De hecho, en el Perú actualmente el 32.5% de la deuda externa del Estado es con esas organizaciones multilaterales; el 36.2% es con países y el resto (31.3%) es con los bancos comerciales.

Son estos organismos financieros multilaterales que forzaron a los gobiernos a empezar programas que se llaman de ajuste estructural: tenían que demostrar su capacidad de austeridad fiscal para merecer recibir nuevos préstamos. Lo que se cortaba del presupuesto eran los gastos sociales (salud, educación, etc.). La ejecución de esas medidas produjo un equilibrio de precios a nivel "macro": es decir, se controló la inflación. Pero las mismas medidas también causaron más pobreza. Recordemos cómo fue el "shock" del mes de agosto de 1990, que luego de varios años logró cortar la hiperinflación de los años anteriores, pero el costo ha sido que la mitad de la población peruana vive en la pobreza, y una familia peruana de cada seis vive en la miseria – ni siquiera tienen los recursos suficientes para comprar la comida necesaria.

De acuerdo a la clasificación por tipo de fuente financiera, las obligaciones con los tenedores de bonos explican el 49,1% del total de nuestra deuda, seguidas por los adeudos con los Organismos Multilaterales y el Club de París con el 37,4% y el 11,9%, respectivamente.

2.1.4. TRATADOS DE LIBRE COMERCIO

A diferencia de los años sesenta del siglo pasado, una nueva vía de la dependencia se ha agregado a las anteriores y son los TLC, impuestos a medida de los intereses de los países imperialistas y de las aspiraciones de la nueva oligarquía parasitaria peruana.

Los Tratados de Libre Comercio son entendidos como acuerdos comerciales vinculantes suscritos a nivel de países que significan esencialmente la anulación de las fronteras aduaneras (Arancel de Aduana Cero) y la reducción de elementos impositivos no arancelarios al comercio de bienes y servicios. Incluyen además temas de propiedad intelectual, inversiones, políticas de competencia, servicios financieros, comunicaciones, aspectos laborales, medioambientales, solución de controversias. Los TLC son de plazo indefinido o perpetuidad.

Se proclama que las ventajas de la firma de TLC entre países de economía de grandes transnacionales y países subdesarrollados y dependientes son: que contribuyen a mejorar la competitividad de las empresas; facilitan el incremento del flujo de inversión extranjera lo que fomenta el desarrollo, otorgan plenas garantías a los inversionistas; y, finalmente, fomentan la creación de empleos derivados de una mayor actividad exportadora. Asimismo, se dice que la apertura comercial genera una mayor integración del país a la economía mundial, lo que hace posible reducir la volatilidad de su crecimiento, el nivel de riesgo-país y el costo de financiamiento de la actividad privada en general.

Si suponen la formación de un mercado común, esto significa la apertura de las fronteras a cuanta mercancía sea incluida en el Tratado. En condiciones del capitalismo de libre competencia –innumerables ofertantes y demandantes- y tratándose de países de similar nivel de desarrollo económico y tecnológico la propuesta podría haber sido atractiva.

Pero se trata de condiciones diferentes, vivimos la época de las grandes corporaciones internacionales en las cuales se pretende hacer competir, en situación de dominación, a dos grupos de economías: por un lado países de alto nivel de desarrollo tecnológico y ventajas en volumen, precio, variedad, y tipo de mercancías; por otro países de rudimentario desarrollo tecnológico, volumen de producción limitado, mayor precio, menor variedad y tipo de mercancías. Por un lado países productores de mercancías de alto valor agregado y por el otro lado países productores de materias primas. El resultado no puede ser otro que la quiebra de las empresas de los países débiles y la entrega del mercado al monopolio. En la expansión de los imperios coloniales esto se conseguía mediante la imposición militar, hoy se consigue mediante el TLC impuesto por potencia dominante con la colaboración de oligarquías parasitarias.

La justificación de la quiebra de la industria nacional con el absurdo pretexto de ser competitivos choca contra la lógica de la época de las transnacionales: no puede existir libre competencia cuando la técnica, tecnología, y capitales están -cercanamente al absoluto- monopolizados por los países industrializados lo que les permite reducir costos, masificar la producción, reducir precios y obtener ventajas que significan la quiebra de todo atisbo de competencia.

Los beneficiados son unilateralmente las grandes corporaciones porque tienen facilitado el flujo de sus inversiones localizadas casi siempre en la producción de materias primas, no fomenta el desarrollo sino el crecimiento monoproductor, con lo que se profundiza tanto la fragilidad de la economía de los países subdesarrollados como el intercambio no equivalente. Al generar quiebra de la industria nacional, tampoco fomenta el empleo sino que lo reduce. Por último las inversiones mineras generan escasísima demanda de mano de obra.

Un par de cosas son ciertas: dan plena garantía a las grandes corporaciones en desmedro de los países pobres e integran a los países dependientes más aún al sistema capitalista que es causa de su situación de dependencia y subdesarrollo.

México, país con TLC más antiguo de América Latina con EE. UU., hasta la fecha sufre las consecuencias de ese tratado: profundización de la pobreza, desocupación masiva, quiebra de la agricultura e industria nacional, intercambio no equivalente, y otros.

Mirado de otro ángulo, los tratados de libre comercio –especialmente con EE.UU.- suponen el libre tránsito de mercancías, más no el de personas. No suponen la indexación de salarios al nivel más alto (U.S. $ 12.00 por hora). Agréguese que EE.UU. siempre protege (aplica la teoría de la Escuela Mercantil) a su agricultura mientras exige total inacción de los Estados latinoamericanos

2.1.5. DEPENDENCIA CULTURAL

Considerando como cultura a toda creación humana, se ha privilegiado los aspectos técnicos y tecnológicos.

Se ha incluido la dependencia tecnológica vista desde tres perspectivas: como proceso, como producto y como teoría. El proceso y el producto nos son impuestos vía royaltíes y el comercio respectivamente, y como resultado de la concepción teórica, que viene a estar al comienzo, y desde este punto de vista es producto del desarrollo de la investigación. No es un secreto que las grandes corporaciones invierten ingentes cantidades de dinero en costear procesos de investigación tendientes a obtener ventajas que les permitan optimizar las diferencias competitivas inter monopólicas, por un lado, y por otro incrementar sus ingresos. Los resultados de las investigaciones, patentes, y proyectos son archivados y sacados a luz en forma dosificada según necesidades de las corporaciones.

Si la búsqueda de las ventajas competitivas en base a la incorporación de nuevas tecnologías se inició ya en la etapa del capitalismo de libre concurrencia y competencia, hoy los ritmos se han acentuado y acelerado al máximo, de tal forma que siendo las proporciones de las corporaciones inmensas en comparación con las posibilidades de las empresas de los países subdesarrollados, su monopolio se ha convertido a su vez en base del intercambio desigual y no equivalente, se ha convertido en base de la división del trabajo entre países productores de materias primas y países productores de productos elaborados. Esta situación permite que existan países dependientes de la tecnología extranjera, como el Perú.

Si bien existen diferencias sustantivas en cuanto a tecnología con respecto al medio siglo pasado, esta se ha introducido al Perú en razón de reducir costos de mano de obra principalmente en la minería. No es significativa la introducción de tecnología de punta en los sectores de transformación y/o de la industria llamada pesada. La Tecnología también es una fuente de la dependencia.

Si el Perú –en abstracto- como país pobre, no invierte en investigación tecnológica es justamente porque carece de clases dirigentes interesadas en eliminar el abismo tecnológico, que por el contrario viven y se han adecuado al mismo. Eso explica la eliminación del Instituto Nacional de Planificación, los míseros presupuestos de las Universidades Estatales, el auspicio de organismos como el AID, e instituciones que predican el American Way of Life como el ICPN "Instituto" que "curiosamente" retiene a sus alumnos hasta 5 años para que “aprendan” el inglés cuando en cualquier Instituto de Idiomas europeo el tiempo de aprendizaje medio es de 06 meses.

No está demás señalar que vía el control de los medios masivos de comunicación nos son inducidos patrones de comportamiento consumistas, formas de pensar y juzgar estereotipadas, clisés de juicios preestablecidos, hábitos y costumbres masificados, todos ellos adecuados a los intereses del gran imperio. Nuestros productos culturales son vistos y juzgados inferiores, nuestra herencia cultural es deformada. Hasta nuestras más autóctonas fiestas son reemplazadas por prácticas extrañas como “halloween”, “día de acción de gracias”, etc. Los modelos de belleza y arte han sido estandarizados…

De otro lado es sabido que existen instituciones caza-talentos que se dedican a captar los más brillantes cerebros de los países subdesarrollados para integrarlos a las plantas de investigación de las transnacionales (fuga de talentos).

LA MONOPOLIZACIÓN DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN COMO MEDIO DE DOMINACIÓN IDEOLÓGICA EN EL PERÚ.

Desde inicios de la historia de la humanidad, la comunicación ha sido un medio de dominación social. Remontándonos a la civilización mesopotámica donde surgió la primera escritura cuneiforme que sólo era usada por la teocracia gobernante que vivía en los zigurats. Al igual que miles de años atrás, los medios de comunicación siguen siendo una fuente de control. En el Perú, con la monopolización de los medios comunicación por parte del grupo “El Comercio” con la compra del 54% de EPENSA se ha generado que este grupo controle el 80% del mercado de la prensa escrita, es decir tiene la mayor captación de lectores e inversiones publicitarias a través de ocho diarios: El Comercio, Perú21, Trome, Gestión, Depor, Ojo, Correo y El Bocón, sin contar las diversas revistas; es necesario agregar a la televisión: América Televisión, Canal N, RPP, Cable Mágico, Canal 14.

Se estima que el grupo en el sector de prensa escrita superaría el millón y medio de ejemplares y su influencia se extendería a cuatro millones y medio de personas como mínimo, teniendo en cuenta que entre tres y cinco personas tienen acceso a un ejemplar. Ahora, entrando en el plano de la televisión, “El Comercio” a través de América Televisión tiene la atención de un tercio de la audiencia nacional y un nivel similar en la captación de inversión publicitaria. Entonces, el mercado de la prensa se ha tornado en oligopolio con predominio de “El Comercio”.

La capacidad de los medios de comunicación para construir las agendas públicas y políticas, es decir su capacidad de visibilizar ciertos problemas y soluciones, mientras que se deja de lado otros implica un gran problema para la población. Esto genera que se coloque una barrera al pluralismo político y cultural, y se socava la calidad de la democracia. La concentración de la propiedad y el predominio en el mercado mediático incrementa la influencia política de determinados grupos de poder y se limita la diversidad de las voces y contenidos, especialmente de los grupos regionales y locales.

El poder de los grupos mediáticos hace que crezcan cada vez más las posibilidades de que diversos grupos de interés puedan influir en las agendas y en las decisiones políticas de un país. El carácter presidencialista del sistema político peruano, la ausencia de partidos y el clientelismo entre políticos y empresarios de medios permiten que estos grupos mediáticos sigan creciendo. Incluso no se reformó el sistema de medios cuando en los años 2000-2001 se hicieron públicas las relaciones de corrupción entre el gobierno de Fujimori y Montesinos y diversos propietarios de canales de televisión, emisoras de radio y prensa escrita.

El problema se sitúa en el marco del empleo masivo, sistemático, de los medios de comunicación a nivel mundial como principal medio de sujeción, control de masas, lavado cerebral. Esto ya se inició en la época del gobierno nazi cuando se alienó a la población alemana con el empleó de la comunicación masiva por parte del gobierno fascista, empleando sistemáticamente a psicólogos sociales para estructurar los mensajes que difundían los medios. Durante la guerra fría, se lavaron cerebros de poblaciones completas, hoy no es diferente.

En el Perú se agudiza la situación cuando el grupo El Comercio toma el control de los medios y consuma una corporación que abarca a sectores de la actividad económica distintas como las finanzas, la construcción (Graña y Montero), y otros.

En otros países se han creado marcos jurídicos que limitan la concentración mediática, incluida la propiedad cruzada. En Francia, las empresas con una participación de 20% en el mercado de la prensa no pueden ser titulares de radio y/o televisión. Además, el Estado subsidia con diferentes mecanismos a medios de prensa para promover el pluralismo. Otro claro ejemplo es Reino Unido donde las empresas que superan el 20% de participación no pueden ser titulares de licencias de radio y televisión. Asimismo, el número de licencias de radio y/o televisión no pueden superar el 15% de audiencia promedio anual.

Un ejemplo más cercano es el de Uruguay donde se viene desarrollando un amplio debate político y público sobre una ley de servicios de comunicación audiovisual que busca garantizar el derecho a la comunicación, el pluralismo político y cultural. Entonces sí se puede hallar una solución para el caso peruano.

2.2. LA DEPENDENCIA POLÍTICA

La dependencia política se manifiesta sobre la base de la coincidencia de intereses económicos de la oligarquía con los intereses imperialistas. Esta dependencia se consigna a partir del cuerpo jurídico consagrado en la Constitución de 1993 y su sistema jerarquizado de normas, que conciben un Estado al servicio del sistema de relaciones sociales de producción, en el cual la oligarquía y los intereses extranjeros obtienen todas las garantías. El rol subordinado de la oligarquía a los intereses foráneos se manifiesta abiertamente cuando los partidos políticos y/o regímenes consultan a la embajada norteamericana su asentimiento a determinadas opciones de gobierno a pesar de que en determinadas situaciones o en organismos internacionales se mantiene cierta independencia como el caso Palestino. Sin embargo existe el apoyo oficial a ciertas acciones internacionales de agresión norteamericanas, la presencia militar -negada- de bases norteamericanas en el Perú o la preferencia a inversiones yanquis.

El cuerpo o sistema normativo, en consecuencia, consolida el dominio oligárquico, abre, protege y entrega el mercado nacional a las inversiones extranjeras; el sistema laboral satisface los intereses extranjeros, posterga la soberanía nacional; la uniformidad de pensamiento militar se sustenta en las teorías de la Escuela de Las Américas en Panamá y sus reemplazos formales en la ubicación y el nombre, las que conforman la doctrina militar de las FFAA. Al respecto son elocuentes las Visita-consultas de Lourdes Flores Nano al embajador norteamericano quién le conminó a aceptar a Alan García en la presidencia, y las también "visitas" de Jorge del Castillo y Fernando Rospigliosi en abril del 2006 para resolver el mismo problema: la segunda vuelta electoral. Es de comentar también la “visita” de Pedro Pablo Kuczinsky a EE. UU., en días previos a las elecciones de la segunda vuelta en 2016, en la coyuntura de la graduación de su hija, pero que coincidió con el viraje en su favor de los medios de comunicación del grupo “El Comercio”.

La estratégica ubicación geográfica del país determina la presencia (negada oficialmente) de bases norteamericanas en zonas estratégicas por la abundancia de agua. Esta aparente operación estrictamente militar va pareja con las inversiones yanquis en el marco del roosveliano "Big Stick". Todo permite prever que el Perú se encamina a reemplazar a Colombia en el papel de sub gendarme del imperialismo en la región, rol que antes detentó el Chile fascista de Augusto Pinochet.

A esto se agrega la legislación que penaliza la protesta, la licencia -otorgada a la policía- "para matar” por Ley 30151, el rearme de organismos militarizados especializados en la represión social so pretexto del terrorismo, la ley llamada “de la flagrancia” que en la práctica da carácter de prueba plena la simple palabra de la policía; la extrema derechización de las instituciones castrenses, la asociación con la ASPEC y otras acciones más perpetradas por un gobierno sin aparente conexión directa con la oligarquía, colocan objetivamente al Perú en el papel que juega Israel en Oriente Medio.

3. EL CRECIMIENTO ECONÓMICO Y LA DOCTRINA NEOLIBERAL

Crecimiento sesgado extractivo, sí, desarrollo no. El crecimiento de la economía se debe fundamentalmente a la demanda del mercado externo con respecto a materias primas tradicionales, mientras el mercado interno se reduce para las mismas. Este crecimiento es original -llega a alcanzar niveles record- por necesidades de mercados no tradicionales de la India y China, y sus fenómenos de alto desarrollo en la situación de la III Gran Crisis Cíclica del Capitalismo que se vive en los países de las grandes corporaciones tradicionales.

En el periodo 1950 - 2013, las actividades económicas han tenido comportamientos diferenciados, siendo la construcción, extracción de petróleo, manufactura y comercio, las actividades que han dinamizado el crecimiento de la economía. Esas mismas actividades han ingresado en decrecimiento a partir de 2014, y se afirma que se ha profundizado en 2015, debido a la menor demanda de productos mineros por los mercados asiáticos.

El Producto Bruto Interno en el año 2013, presentó un crecimiento de 5,6%, impulsado principalmente por la actividad de construcción (8,4%), seguido por los otros servicios (6,0%) y comercio (5,9%), destacan también y favorecen el resultado del PBI, servicios gubernamentales (5,2%), y la actividad de minería y petróleo (4,3%).

Según el INEI el sector de la construcción participa del 7% del PBI en el 2013, y según la Sociedad Nacional de Industrias, el sector Textil solamente aporta el 1,5 % del PBI en el 2013. Mientras que en el 2012 la economía peruana creció 6,29% del PBI (Producto Bruto Interno), el sector industrial, considerado uno de los ejes del desarrollo económico, alcanzó un crecimiento de aproximadamente 2%. Es decir que creció 4,29 puntos porcentuales por debajo del crecimiento de la economía total del Perú (Fuente S.N.I.).

Mientras otros países acompañan en la crisis cíclica del capitalismo a los EEUU, a la UE, y a los Tigres del Asia, nuestro erario registraba ingresos que dieron en llamar “el milagro peruano” atribuido simplonamente como obra del neoliberalismo. La fuerte demanda de materias primas tradicionales y sus precios record si bien explican nuestro crecimiento, al mismo tiempo significan la ausencia de verdadero desarrollo.

Nuestra economía sigue siendo primario exportadora con alta incidencia de las materias primas:

 

 

COMPARACIÓN DEL PBI POR SECTORES: 1950 - 2013 

(En millones de nuevos soles referidos a 2007)

 

Año

PBI TOTAL

Sector Extractivo

Sector Servicios

Sector Transformación

2013

456 103

81 670

274 039

100 394

1950

40 920

8 751

25 012

7 157

Fuente: INEI



La transformación, en el cuadro que precede, incluye al proceso de refinamiento de las materias primas (cobre fundamentalmente) lo que debe tomarse en cuenta para afirmar que si se suman los sectores Extractivo y de Servicios casi cuadruplican la participación del sector Transformación. Ya se trató de la estructura de las inversiones, lo cual permite afirmar que fundamentalmente es capital extranjero introducido en el sector extractivo, y de servicios, la fuente del crecimiento de la economía, con el consiguiente efecto en la remisión de utilidades. Con respecto al PNB (Producto Nacional Bruto), el INEI no consigna estadísticas al respecto, cosa contraproducente pues este indicador señalaría con más exactitud el verdadero potencial nacional de las inversiones, y en consecuencia –por comparación con el PBI- la verdadera inversión nacional que tanto se protege o dice proteger.

Pero es necesario analizar indicadores del PBI de años recientes, por cuanto permiten la comparación de los años de crecimiento punta con lo que va del año 2014 en que se ha manifestado la recesión de nuestra economía. Los indicadores consignados permiten establecer con más precisión como es que nuestra economía es terriblemente frágil en lugar de la publicitada fortaleza que supuestamente es atributo del sistema neoliberal.

PRODUCTO BRUTO INTERNO POR SECTORES.
 

SECTORES

2011

2012

2013

2014

2015

Agropecuario

4.1

5.9

1.5

1.9

2.8

Agrícola

4

8.7 

1

---

---

Pecuario

5.8

5.6

2.5

---

---

Pesca

52.9

 -32.2 

18.1

-27.9

15.9

Minería e hidrocarburos

0.6

2.8

4.5 

-0.9

9.3

Minería Metálica

-2.1

2.5

4.2

---

---

Hidrocarburos

5.1

1

7.2

---

---

Manufactura

8.6

1.5

5.5

---

---

De procesamiento de recursos primarios

17.4

 -9

8.7

---

---

No primarios

6.2

4.5

4.4

---

---

Electricidad y agua

7.6

5.8

5.5

4.9

6.2

Construcción

3.6

15.8

 8.9

1.9

-5.9

Comercio

8.9

7.2

5.9

4.4

3.9

Otros servicios

7

7.3

6

5.0

4.2

PBI

6.5

6

5.8

---

---

Producción de sectores primarios

5

0.6

4.8

---

---

Producción de sectores no primarios

6.9

7.5

6

---

---

 

 

 

 


Hoy no podemos ignorar que el sector industrial ha decrecido cualitativa y cuantitativamente: los parques industriales han ingresado en una etapa fantasmal como lo prueban sus instalaciones convertidas en zonas de almacenes y locales comerciales. La otrora floreciente industria textil (Textiles La Unión, Santa Catalina, Maranganí, Lanificio, CLISA, etc.) es solamente un recuerdo, no quedó huella tampoco de las plantas de ensamblaje de vehículos motorizados.

El denominado boom de la burguesía de la construcción es tan sensible a la vaivenes de las exportaciones de metales que tan pronto se produce una ligera variación de los precios y volumen de los mismos, se detiene el crecimiento del negocio inmobiliario, y de la economía toda. Como ejemplo, a junio del año 2015 existen solamente en Lima, alrededor de 25 mil viviendas que no se venden por falta de compradores.

El intercambio comercial del Perú con el resto del mundo disminuyó en 10,3% en diciembre de 2012, explicado tanto por una caída de las exportaciones (-16,1%) e importaciones (-2,6%). Asimismo en el acumulado enero-diciembre de 2012 el intercambio comercial creció 4,3%, período en el que las importaciones crecieron 11,7% y las exportaciones retrocedieron 1,7%.

Las exportaciones tradicionales ascendieron en diciembre 2012 a US$ 2 719 millones, nivel inferior en 19,6% respecto de similar mes del año anterior. Con el resultado de diciembre, en el acumulado enero-diciembre de 2012 las exportaciones tradicionales sumaron US$ 33 836 millones, lo que representó una caída de 4,7% si se le compara con similar período del año anterior.

Cabe señalar la enorme dependencia de los minerales en la estructura de las exportaciones peruanas, ya que el sector minero explicó el 75% de las exportaciones tradicionales registradas en 2012.

El sector agropecuario sigue siendo el más importante sector de exportaciones no tradicionales con una participación del 27% del total; le siguen textil (19% del total), químico (15% del total) y siderúrgico-metalúrgico –fierro de construcción- (11% del total), entre otros.

Este fenómeno al parecer se ha agudizado y extendido a partir del segundo trimestre de 2014 especialmente al rubro de la construcción, ocasionando la baja de los precios de predios y estancando la compra venta de inmuebles, y repercute sensiblemente en la economía peruana toda, obligando al gobierno de turno a tomar medidas Keynesianas: amnistía y olvido tributario (de los empresarios que actúan de retenedores de impuestos en el IGV, o que se retrasaban en el pago del I. R. o I. U.) de deudas por más de 15 mil millones, aumento minúsculo en las gratificaciones, mayor “flexibilidad laboral”, legalización del despido colectivo, disminución de “costos laborales”, privatización progresiva de sectores estatales como Educación, salud, servicios como “participación privada” en SEDAPAL, y otras que a decir del presidente Humala buscan atraer inversiones.

4. LAS CLASES SOCIALES

Como consecuencia de la progresiva desindustrialización del Perú, las clases sociales han sufrido un cambio en su estructura y proporciones.

4.1. LA BURGUESÍA

Si hace medio siglo se tenía una burguesía nacional que detentaba la producción del sector secundario de la economía (transformación), hoy no existe -en la práctica- por propia eutanasia y por el entrelazamiento de la menguante burguesía industrial (de transformación) con actividades de otros sectores de menos esfuerzo, más lucrativos a costa del Estado peruano, y que significan el engrosamiento de la burguesía comercial intermediaria, de la especulación, las finanzas, los servicios, la sociedad minoritaria en las corporaciones internacionales. El sector de la clase social burguesa más fuerte es en consecuencia el de la burguesía comercial, financiera y de los servicios.

Sin burguesía nacional fuerte y consciente de sus intereses de clase (clase para sí) – productora de bienes de capital y de consumo directo con alto valor agregado mediante la transformación de materias primas, e industria pesada- se ha producido un crecimiento de los sectores de la construcción, comercio, finanzas y servicios, que, sin embargo, se dedican al negocio parasitario a la sombra de las arcas del Estado, renunciando inclusive a la pelea por acaparar el mercado interno, sin proyección al mercado externo, ni tan siquiera por el mercado del comercio al comprador directo (Metro, Saga, etc.), cediendo el terreno a transnacionales del vecino país sureño. Todos estos sectores de la burguesía tienen entrelazamientos mutuos de capitales e intereses entre sí y con los capitales extranjeros. La misma actitud parasitaria se está introduciendo hacia la agricultura; como ejemplo predios agrícolas de Ica productores de la vid están pasando a propiedad chilena, convirtiendo a capitales de Chile en productores del “pisco peruano”.

Ya se señaló que la CONFIEP, constituida por las grandes empresas peruanas, alineadas por grupos, se encuentra penetrado de capital extranjero en porcentajes normalmente de entre el 35% al 65%, y en el mejor de los casos del 11%. Esto significa que el empresariado peruano dejó de ser peruano. La burguesía peruana dejó de poseer una visión y misión propias, dado el condicionamiento que la participación del capital extranjero le impone.

Los llamados nuevos apóstoles se han instalado en gaseosas (Añaños), textiles (Topi Top), o el grupo “Rodríguez Banda” que en un caso curioso pasan de repartidores de leche evaporada en un solo camión a dueños que reemplazan a Berckemeyer (Gloria o G. Berckemeyer y Cía.) e incursionan en el cemento y otras actividades. No deja de ser muy llamativo el vertiginoso ascenso de Acuña en el negocio de la Educación, quién desplaza al grupo Boloña que poseía el mercado de la educación superior, dejando en el mundo de los negocios el aire de misterio, a modo de película antigua: “extraño, muy extraño”. Existen algunas sospechas en el Vox Populi sobre los reales capitalistas de los nuevos grupos.

Se ha constituido una nueva oligarquía, más retardataria que la vieja oligarquía, sin perspectivas de desarrollo propio, y en consecuencia sin propuestas de Estado al futuro.

Se trata de los herederos directos de la casta criolla parasitaria que detentaba la fase nacional del monopolio comercial durante la colonia y que se convirtió en heredera forzada de la independencia nacional, con el inicio de la República. Oligarquía que durante el siglo XIX detentó un Estado de corte aristocrático, racista, de casta, basado en el comercio, la explotación semifeudal de las haciendas, el esclavismo y que al mismo tiempo usó el Estado en su propio beneficio. Esta vieja oligarquía modernizó sus métodos al son del avance del capitalismo y se acomodó al dominio imperialista norteamericano, siendo socia minoritaria que consintió, auspició, el ingreso de capitales norteamericanos con grave detrimento de los intereses nacionales como en el Petróleo (IPC)

Esta oligarquía se ha transformado al vincularse con capitales provenientes de las finanzas, gran comercio, construcción, servicios, educación, y medios de comunicación, teniendo a su disposición casi todos los medios de comunicación social los que han llegado a un alto grado de concentración y centralización, siendo ajenos a los grandes intereses de las masas populares. Se ha premunido de la unanimidad informativa que las llamadas redes sociales son impotentes para contrarrestar. Esta oligarquía además controla las empresas “service” que explotan el trabajo con jornadas extenuantes y salario mínimo, se ha beneficiado con la tercerización del trabajo tanto que ya exige la privatización de la administración de las tareas policiales y ha puesto a la orden del día su control directo del Estado con métodos dictatoriales fascistoides, racistas, sin intermediarios y, en sus planes, todo indica que no necesitará de partidos políticos…

4.2. EL PROLETARIADO.

Por otro lado, la reducción del sector industrial ha ocasionado el decrecimiento del proletariado ligado a la transformación en todos los sectores de la economía: metalmecánica, textil, de alimentos, curtiembres, etc. El incremento de la migración del campo a la ciudad, el desempleo creciente de gruesos sectores de obreros, la reducción del mercado de trabajo ha originado el crecimiento del sector “cuenta propia” dedicado al comercio minorista y de productos complementarios de las importaciones extranjeras: complementación secundaria de acabados industriales, pegado de planta de calzados, expendio y o confección secundaria de prendas (Gamarra) que han significado el empleo de mano de obra familiar masificada, sin límite de jornada laboral, beneficios, etc.

La clase obrera ha sido duramente golpeada a la sombra de la persecución a la banda asesina de Sendero y en la medida de la implementación del neoliberalismo o dominio de las grandes corporaciones. Hoy está vigente la precarización del empleo, la extensión de la jornada laboral en forma disimulada y descarada, los bajos salarios, la explotación sin límite con la participación directa y parcializada del MT. Nueva legislación adecuada a los intereses corporativos ha entrado en vigencia a partir de la Constitución de 1993 impuesta por la dictadura de Fujimori donde se elimina el amparo legal y el papel tuitivo del Estado hacia el trabajador, se ha impuesto la tercerización del trabajo; las empresas service acaparan cada vez más el mercado laboral. Todo se encamina a garantizar el lucro y la plusvalía desmesurada y mal habida de la Oligarquía y los grandes Monopolios.

Lo que colma las expectativas de la oligarquía y el imperialismo en el aspecto de la legislación laboral son las últimas disposiciones legales:

a. La primera es la profundización pro patronal del cese colectivo, que permite a voluntad del empleador despedir sin límite ni medida justificatoria a los trabajadores y a esto se acompaña la reducción de las CTS.

b. La segunda es la Ley del Empleo Juvenil 30288 conocida como “ley pulpín” (léase ley de los cojudos), porque los argumentos esgrimidos por los interesados (CONFIEP, FMI, y grandes empresas extranjeras) y sus voceros auspiciadores (Apra, PPC, PN, Fujimorismo, PPK, etc.) son simples falacias de la lógica económica, pretextos para convencer mongoloides: combatir la informalidad, generar empleo juvenil (entre 18 años cumplidos y 24 años de edad), no ser discriminatoria, opcional. A favor de las grandes empresas elimina el derecho de Compensación de Tiempo de Servicios (CTS), las dos gratificaciones anuales, bonificación familiar, seguro de vida, participación de utilidades, y la mitad de las vacaciones (15 días) y solamente garantiza la remuneración mínima. Además viola disposiciones expresas de la Constitución neoliberal del Perú (Art. 2, 22, 23, 24, 26, 29, 103) sobre principios constitucionales, derechos fundamentales y laborales. También atenta contra los tratados contraídos por el Perú con organismos internacionales como la OIT, y por los que se obliga a su cumplimiento.

c. La sentencia de la Corte Suprema de Justicia que sienta precedente jurídico, para la reducción del salario a simple disposición unilateral del capitalista. Es de rigor resaltar que lo que se pretendía rumor mal intencionado, al parecer es una realidad: el aparato judicial peruano sigue bajo control remoto de los gemelos del mal, Fujimori y Montesinos, al servicio del capital extranjero, de la oligarquía, y en contra del proletariado.

La clase obrera ha sido reducida en volumen, en condiciones de trabajo, salario y trato digno. La amenaza del despido ha mellado su combatividad. Gremios antes poderosos como la FETIMP, Federación Textil, Federación bancaria FEB, han perdido fuerza o desaparecido. El SUTEP duerme un sueño prolongado, ha perdido su capacidad de movilización y convocatoria, su dirigencia permitió que se pauperice la situación del magisterio en ejercicio y cesante, nunca reclamó el pago del 30% del sueldo por preparación de clases, obteniendo a cambio el manejo exclusivo y partidarizado de la Derrama Magisterial con un raro “control” de la SBS. No es el único caso, también la Oligarquía ha debilitado otros gremios como Construcción Civil donde ha introducido el bandidaje y el crimen organizado a favor de las patronales.

La gran Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), ha sido reducida a representaciones burocráticas de asesores y dirigencias sin arraigo de masas, ni fuerza real. En resumen la clase obrera ha variado en su composición y menguado en su dimensión. Nuevos tipos de empleo (basados siempre en la extracción de plusvalía) requiere la economía extractivo-primaria y orientada a los servicios y comercio, que disfrazan como “clase media” su naturaleza proletaria. La conciencia social ha ido menguando en consonancia con un abundante ejército de reserva del proletariado que está ansiosa de trabajo. Las dirigencias enquistadas en las centrales sindicales han establecido relaciones de dependencia de las ONG ligadas a la socialdemocracia europea como la Fundación Friedrich Ebert o directamente de la AID norteamericana, hipotecando la independencia de clase.

5. POBLACIÓN ECONÓMICAMENTE ACTIVA Y ALGUNOS INDICADORES SOCIALES

La apertura del mercado peruano a los productos elaborados extranjeros -eliminando nuestras fronteras aduaneras- ha significado tanto el cierre implosivo de las industrias que constituían la base de la llamada burguesía nacional, como al mismo tiempo la masiva desocupación de mano de obra calificada, obligada a buscar el “cuenta propia” o economía de subsistencia, convirtiéndose en la PEA de reciente desempleo, subempleo, subempleo disfrazado y PEA desalentada

 

PEA DESOCUPADA

(En miles de personas)

AÑOS

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

2011

2012

2015

TOTAL

731.3

746.4

673

706.1

699.1

690.6

645.8

641.8

600.6

697.4(4.2%)

Fuente: INEI


 
Como se sabe, la PEA desocupada es la parte de la población que estando en edad y condiciones de trabajar, no obtiene trabajo en absoluto, la cantidad de 697 mil personas en esa condición constituye un índice de la verdadera situación de la economía. Hay que tener en cuenta que programas como A Trabajar Urbano, y otros de empleo muy esporádico no eliminan la situación real de desocupado para el trabajador, aunque sí lo es para el INEI.

 

PEA OCUPADA

(En miles de personas)

AÑOS

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

2011

2012

2015

TOTAL

13 059.8

13 120.4

13 683

14 197.2

14 459.2

14 757.7

15 089.9

15 307.3

15 541.5

15 756.2

Fuente: INEI



Al parecer habría crecido en dos millones de personas la PEA ocupada, en 10 años, pero las cifras no discriminan si es la PEA que trabaja 8 horas diarias o 40 al mes y percibe a partir del salario mínimo hacia arriba (adecuadamente empleada) o si incluye a la PEA subempleada (trabaja menos de 8 horas al día o menos de 40 al mes y percibe menos del mínimo legal). Tampoco discrimina el subempleo disfrazado que es la PEA que trabaja el tiempo legal o más pero que desempeña labores por debajo de su calificación -obrero calificado despedido, ingeniero, profesor, etc. que se desempeñan en el cuenta propia para subsistir- y que las cifras oficiales y ciertos economistas como De Soto califican como empresarios del otro sendero.

El ingreso promedio mensual según el INEI habría subido de 668 nuevos soles en el año 2004 a la suma de 1 141.1 en el año 2012. Lógicamente esto es resultado del promedio de los ingresos de quienes obtienen millones de nuevos soles mensuales con los ingresos insignificantes de 850 nuevos soles mensuales de millones de peruanos. En el supuesto negado que fuera un ingreso real, está muy por debajo del costo de la canasta familiar de subsistencia. El Perú “posee un poder adquisitivo anual por persona de 11 403 dólares, según un análisis de Latinvex basado en datos del FMI” en la versión del medio Gestión, claro que es la visión idílica de la oligarquía que contradice al INEI.

Otros indicadores poblacionales sirven para ilustrar la dramática situación en que vive la población peruana: estadísticas del Ministerio de Salud (Encuesta Demográfica y de Salud Familiar ENDES) del año 2014 indica que la tasa de mortalidad infantil fue de 17/mil.
“El 35,6% de niñas y niños menores de cinco años de edad padeció de anemia. Por tipo, el 23,6% tuvo anemia leve, 11,6% anemia moderada y el 0,4% anemia severa.

“La anemia afectó al 60,7% de niñas y niños de seis a ocho meses de edad y al 63,1% de 9 a 11 meses de edad, siendo aún elevada en niñas y niños de 12 a 17 meses de edad (63,0%) y de 18 a 23 meses de edad (47,9%); mientras, que en los infantes de 24 a 59 meses de edad los porcentajes fueron menores: 24 a 35 meses (31,5%), 36 a 47 meses (23,6%) y de 48 a 59 meses de edad, el porcentaje baja a 21,8%.

“El porcentaje de anemia fue mayor en niñas y niños que pertenecen al quintil inferior de riqueza (45,8%), seguido de quienes consumieron agua hervida proveniente de otra fuente distinta a red pública (45,0%) y/o que consumieron agua sin tratamiento (44,6%) y niñas y niños con intervalo de nacimiento de 24 a 47 meses (42,2%). Según área de residencia fue mayor en el área rural (44,4%) y por departamento, Puno presentó la más alta proporción (63,5%), seguido por Loreto (54,7%), Junín (51,6%), Madre de Dios (51,3%) y Huancavelica (49,0%). Los menores porcentajes se presentaron en Lambayeque (25,8%) e Ica (25,9%).”

“A nivel nacional, la desnutrición crónica afectó al 14,6% de niñas y niños menores de cinco años de edad. El 35,0% de las niñas y niños de Huancavelica y el 32,2% de Cajamarca fueron afectados con desnutrición crónica; en tanto, que los departamentos de Tacna, (3,7%,), Moquegua (4,2%) y el departamento de Lima (4,6%) presentaron las menores proporciones”. Encuesta Demográfica y de Salud Familiar - 2014 – ENDES. INEI.

“Consumo de calorías. Un estudio realizado en la Universidad del Pacifico identificó que el requerimiento promedio de energía de niños menores de 2 años en el Perú fue de 741 Kcal/día, así mismo para niños entre 3 y 6 años fue de 1560 Kcal/día y para gestantes fue de 2710 Kcal/día. La encuesta ENAHO 2007 determinó que el porcentaje de déficit calórico en peruanos fue del 27,2%, el mismo estudio al estratificarlo por departamentos del Perú determinó que Huancavelica es el que tiene el mayor déficit calórico (66%), le siguen Pasco (57%) y Huánuco con 47%...” (Ministerio de Salud. Dirección Ejecutiva de Vigilancia Alimentaria y Nutricional. Sala Situación Alimentaria y Nutricional 2012.)

En la Encuesta ENCOFA 2006, se determinó que la proporción de familias con deficiencia calórico en el Perú llegaba al 33%; solamente el 30,9% de las familias peruanas para ese año consumían proteínas en general. También determinó que a nivel nacional el 70% de las familias peruanas tiene una ingesta deficiente de grasas, la mayor deficiencia se encuentra en la sierra rural (78,4%). Según la misma Encuesta ENCOFA (2006) el 23,6% de las familias peruanas tenía ingesta deficiente de carbohidratos.

Sobre la pobreza, cuyos conceptos han sido maquillados al considerarse que no son pobres quienes tienen ingresos mensuales a partir del mínimo legal (750 nuevos soles), son ilustrativos los siguientes gráficos que ubican las regiones más pobres del Perú en donde se ha desarrollado tradicionalmente la minería como Apurímac, Huancavelica, Ayacucho, Cajamarca, Pasco; también curiosamente la región Puno no es considerada como extremamente pobre sino solamente del nivel del 40 al 50% y Arequipa como la región menos pobre del Perú.

Como todos sabemos el ingreso mínimo legal no es garantía de ausencia de pobreza, pues no garantiza la satisfacción mínima de las necesidades primarias. Aún los profesores cuyo sueldo es superior al mínimo legal, deben ser considerados como pobres.

Veamos:





Si nos referimos a los índices de pobreza considerados por el INEI, tendremos la siguiente escala:



El diagrama de columnas, nos señala claramente la forma en que según el INEI ha sido reducida la pobreza en el Perú, sin embargo, hay que redundar en que los criterios tomados para considerar pobre a una población han sido debidamente modificados, diferenciándose de los criterios estandarizados a nivel de organismos de la ONU.

El consumo de proteínas es uno de los más bajos en América Latina. El consumo de carne de vacuno (de más alto contenido proteínico y calidad) no llega a los 6 kg., por persona al año; en idéntica forma el consumo de pescado solamente oscila alrededor de 6 kg., por persona al año. Por supuesto que existe diferencia entre región rural y urbana, siendo en la rural inferior a la tercera parte de la urbana. Es también necesario resaltar que en las regiones “mineras”, que originan el milagro del pregonado crecimiento de la economía, el consumo de carnes de res no llega a los 2kg./persona anual.

En cuanto a las causas de la mortalidad, estas reflejan claramente el grado de bienestar de que goza una población mientras se encuentra viva: si las causas son cardiacas, son señal de desborde en la calidad alimentaria, en cambio si las causas son respiratorias (TBC, asma, etc) son señal de déficit alimentario-sanitario. Veamos:
 

PRINCIPALES CAUSAS DE MORTALIDAD

Orden

 

 

1

Infecciones respiratorias agudas (IRA)

Enfermedades cardiovasculares

2

Enfermedades cerebro vasculares

Cardiopatía izquémica

3

Enfermedades izquémicas del corazón

Infecciones de vías respiratorias inferiores

4

Enfermedades hipertensivas

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica

5

Septicemia

Enfermedades diarréicas

6

Cirrosis

SIDA

7

Lesiones de Intensión no determinada

Cáncer

8

Diabetes melitus

Diabetes

9

Cáncer de estómago

Accidentes de tránsito

10

Insuficiencia renal

Nacimientos prematuros



Por otro lado se ha deteriorado las exigencias del Estado peruano con respecto a la protección de su población frente a las condiciones de vida que deben brindar las transnacionales. Las empresas mineras transnacionales que antes eran obligadas a brindar condiciones mínimas de vivienda familiar minera hoy se han ahorrado ese egreso con la denominada jornada atípica de 14 x 7 (14 días de trabajo -a 12 horas c/ú- por 7 días de descanso) y las barracas de “cama caliente”con sólo segregación de sexo (Shougang, la empresa transnacional china en Marcona, desalojó a las familias mineras de sus viviendas, para luego dejarlas en abandono con vigilancia que impide su acceso…). Es un virtual acuartelamientoque prohíbe las relaciones amorosas y las sexuales; las normas son rígidas y de observación en todos los ambientes y horas del día. La libertad individual se ha relativizado. Todo encaminado a lograr la mayor productividad…

Las empresas textiles de fibra de alpaca imponen jornadas reales obligadas de 10 a 12 horas con marcado de tarjeta de 8 horas formales, sueldo mínimo, temperatura elevada y alta humedad. Se ha eliminado el pago doble por trabajo dominical o feriado, nocturno. Se ha liberalizado el despido arbitrario y reducido los derechos compensatorios como medio de “alentar la inversión”.

Se obliga a los trabajadores a entregar aportes a las AFP, sin ninguna garantía, para terminar –con suerte- recibiendo una pensión mísera. Se trata de empresas de Seguros que violan la estructura piramidal universal del negocio privado de los seguros que funciona en la comprobación estadística de que los pocos siniestros son cubiertos con los aportes de una base de incesante crecimiento. Este fundamento ha sido sustituido por la estructura cilíndrica individual, que garantiza la utilidad anticipada del empresario, corriendo por cuenta del asegurado todos los riesgos sobre las inversiones de sus aportes. Si Chile implementó este sistema en plena dictadura fascista de Pinochet, lo hizo con miras a capitalizar a una clase social burguesa en quiebra, saqueando el bolsillo del trabajador, sistema que hoy está en revisión. En el Perú se hizo con miras del lucro inmediato en beneficio indefinido de la oligarquía parasitaria "nacional".

Existe extrema austeridad (cumplimiento cero) en el pago de la deuda social que alcanza cerca de los 25 mil millones de soles (con sentencia judicial) solamente en el sector Educación, sin contar otros sectores, situación que difiere del muy puntual pago de la inmoral deuda externa.

El devenir del sistema capitalista en predominio absoluto de las grandes corporaciones ha traído a nuestras poblaciones solamente mayores males sociales: desempleo, diferencias abismales entre la pobreza extrema de nuestras poblaciones y la acumulación excesiva por unos pocos, aumento de la delincuencia, la corrupción como sistema descarado de enriquecimiento a costa de las arcas del estado, el crimen organizado, pervivencia de enfermedades y problemas de salud que se creían cosa del pasado, el experimento con nuestras poblaciones de productos transgénicos que como donaciones asistenciales o a precios bajísimos se ponen atrayentes para nuestras masas hambreadas, etc.

Este es el país que según nuestra oligarquía lidera el crecimiento económico en América Latina e ingresará al desarrollo a partir del 2016.

6. LOS PARTIDOS POLÍTICOS

Los Partidos Políticos representativos de las clases sociales han variado tanto en su estructura como en su composición formal. Ya no existen los partidos políticos representativos de los sectores burgueses, con organización y propuesta propias. El entrelazamiento de los vínculos y capitales de los distintos sectores con los intereses imperialistas ha originado la clonación de los partidos políticos que ya no elaboran propuestas propias en consonancia con sus particulares intereses y visión de futuro. Hoy los partidos "burgueses" proponen el programa estándar diseñado por el FMI y el BM, y se distinguen entre sí por la virulencia de sus proposiciones contra toda organización no alineada con sus intereses, de esta forma son matices los que los distinguen, constituyendo clanes de intereses oscuros, y la mayoría encaminada hacia una dictadura de rasgos fascistones. Los partidos políticos de la oligarquía de esencia caudillista no tienen estructura partidaria, usan nombres descartables para cada ocasión, situación extendida hacia algunas organizaciones de izquierda. El marketeo, la publicidad, la dádiva (a los sectores sociales más hambreados), han reemplazado a la prédica de propuestas, al debate de principios y a la argumentación de opciones. En esta situación se impone el que controla la mayor cantidad de medios de comunicación, o el que los predispone a su favor; el silencio mediático borra a las organizaciones contestatarias, levanta figuras de supuestas “izquierdas” domesticadas, neoliberales, presentadas como representativas de toda la izquierda.

Es perentorio recalcar que la derecha con descaro impone el racismo, atacando personajes políticos que representando el mismo programa neoliberal con tanto o más fuerza que la propia CONFIEP, sin embargo no son de la raza o abolengos preferidos, es el caso del “cholo” Toledo o el mestizo Humala.

Se ha consumado la lumpenización de las organizaciones políticas de derecha. César Hildebrandt, por ejemplo, refiriéndose al fujimorismo dice que “... no es una corriente política. Es una propuesta delictiva, un resumen de lo peor”. O al decir del presidente de la república "salido de la cloaca"

Todos los últimos presidentes están o han sido denunciados penalmente por participar en actividades dolosas y el país está secuestrado por un poder judicial sinónimo de corrupción.

Lo peculiar de la época también lo constituye que la tradicional vinculación entre los magnates propietarios con la corrupción se ha tornado descarada, sin guardarse de las formas ni disimular sus pretensiones. La crisis de la sociedad se da en todos los niveles: poder ejecutivo, legislativo, judicial y las instituciones castrenses y policiales. Y este estado natural de las cosas choca con los pocos esfuerzos e instituciones de la sociedad civil que se resisten al estatus.

Si la Consolidación de la Deuda Interna, la Consignación del Guano y Salitre, el escándalo de la International Petroleum Company, el negocio de la liberación de los esclavos negros, y la importación de esclavos chinos marcaron hitos en la historia de la corrupción de las clases gobernantes en el Perú, ahora esos casos han quedado cortos porque desde el APRA, el fujimorismo, toledismo y otros grupos han tornado en vigente la frase de González Prada “donde se pone el dedo salta el pus”. Doctorados “bamba”, narco indultos con precio a mano alzada, lobbys, lotización de la selva, despojo de la pequeña minería informal para su entrega a la gran minería, estafas emblemáticas, negociados con asistencia a víctimas de desastres naturales, contaminación ambiental con licencia desde el gobierno, estudios de impacto ambiental a la medida de las mineras contaminadoras, narcotráfico hasta en el avión presidencial, trata de personas, sicariato; en la guerra estado-sendero masacres de poblaciones enteras, desapariciones forzadas con el mismo patrón de Ayotzinapa, amnistías a medida de los criminales, fosas comunes… tal es el panorama de la corrupción y criminalidad actual, donde están comprometidos en mayor o menor medida las clases dominantes.

Con el inicio del gobierno de Pedro Pablo Kuczynski, tras su victoria en mes de julio contra Keiko Fujimori, el Perú ingresa a una nueva etapa política, que estará marcada por la continuación del modelo económico neoliberal, y por la profundización de este. El nuevo gobernante, a diferencia de su antecesor Ollanta Humala, y tal como lo califica Hildebrant, no es un títere del sistema, sino es parte integrante del sistema, de la oligarquía y al mismo tiempo un ejecutor a carta cabal del imperialismo norteamericano. No olvidar que PPK es activo miembro ejecutivo del Banco Mundial.

En este contexto se coloca al Perú con mayor fuerza en contra de la historia Latinoamérica y al igual que en el pasado, en el periodo del proceso de independencia española, se perfila como un bastión del imperio, en este caso del norteamericano; convierte nuestra patria como nuevo epicentro de sus reformas, en una Latinoamérica que empieza a sufrir un reordenamiento por las golpes que vienen padeciendo los gobiernos de izquierda, como Brasil en la cual la extrema derecha acaba de derrocar mediante un golpe parlamentario Dilma Rousseff; en el escenario de la derrota electoral kirchnerismo, y sin dejar de mencionar la gigantesca ola de intento de golpe contra Nicolás Maduro, en el cual la derecha avalada por estados unidos intenta destruir los procesos construidos por los ciudadanos de la patria de bolívar.

Se resalta que Pedro Pablo Kuczynski continuará con el modelo neoliberal y la profundización de algunos ejes dejados a un lado por Humala, con más flexibilidad en la inversión privada. Ello fue anunciado en su mensaje a la nación donde directamente enfatizó el reforzamiento de la policía nacional como brazo armado para la imposición de las empresas extractivas de minerales de los principales proyectos cupríferos como Tía María, sin importales los daños ambientales que puedan ocasionar, es indudable que se impondrá mediante la fuerza.

Si dejar de mencionar el acorralamiento que padecen los sindicatos del país, por las transnacionales que avaladas por el nuevo gobierno empiezan a optar por la tercerización del personal, para evitar brindar los derechos que a sus trabajadores, hoy denominados colaboradores, como es el claro de ejemplo de la empresa aceros Arequipa.

Continuando a su vez con un proceso que apuntala a la privatización del sistema educativo, con la ratificación de Jaime Saavedra en el ministerio de educación, quien inicio con la implementación de programas, que no miden las verdaderas cualidades de los docentes en las aulas, sino mediante pruebas que padecen de criterio pedagógico.

Con lo que queda claro es que las políticas del consenso de Washington continuarán instaladas en Perú sin ningún inconveniente por cinco años más.

Y en la otra orilla, las principales organizaciones (oficiales) de izquierda, han quedado en membrete y muy mermadas. Salvo muy honrosas excepciones han perdido su filo revolucionario. Los partidos considerados alguna vez "marxistas", han abandonado la ideología, el método y el análisis marxista, han renegado de la organización leninista reemplazándola por un conglomerado amorfo y oportunista; finalmente, han olvidado su representación de clase y su vinculación con los trabajadores, procurando identificarse como colectivos anodinos, de género y electoreros.

Es ilustrativo resaltar los casos de altos y publicitados dirigentes nacionales de esta izquierda oficial que, habiendo entrado en escena como muy radicales, hoy reclaman la necesidad del capital (financiero), reniegan de la clase obrera, vituperan de la lucha de clases y la dictadura del proletariado, alaban el mercado monopolista, asumen el uso de distintos membretes descartables como cualquier partido burgués, condenan la huelga como método de lucha sindical, censuran la supuesta falta de democracia en Venezuela. La propuesta política es sinónimo de Spa del sistema capitalista…


NOTA: Este documento es solo borrador para fines de motivación.

(*) No existen datos del INEI sobre el Producto Nacional Bruto.

 

 

www.jornaldearequipa.com