Llaman a un paro indefinido en el sur

Pobladores se desplazaron desde Islay hasta Arequipa para marchar contra proyecto Tía María

©

 

EL BUBHO

 

 

Una jornada de protesta cumplieron este miércoles los pobladores del Valle de Tambo en Arequipa. El propósito fue demostrar, una vez más, su oposición al proyecto minero Tía María, que volvió a la agenda política. Al término de su movilización, invocaron a los dirigentes a llamar a un paro indefinido,  a nivel de la macro región Sur.  La propuesta será analizada, anunciaron.

Igualmente, pidieron que el presidente Martín Vizcarra, el premier César Villanueva y el ministro de Energía y Minas, Francisco Ísmodes, acudan al valle para escuchar a los dirigentes. Aunque, claramente han mostrado su desconfianza hacia el mandatario, por lo que canceló su visita a Arequipa, a último momento.  No obstante, un grupo de parlamentarios de Frente Amplio, que acompañó la protesta, se comprometió a alcanzar la invitación por escrito al mandatario.

Según información policial,  más de mil 500 personas participaron de la movilización. Desde muy temprano, los manifestantes se desplazaron en buses, camionetas y autos, desde la provincia de Islay hasta la Ciudad Blanca.

Una vez en Arequipa, la marcha comenzó aproximadamente a las 10:30 horas y partió desde la Plaza España. Estuvo encabezada por los dirigentes del Frente de Defensa del Valle de Tambo, Miguel Meza, Luzmila Marroquín, Jesús Cornejo y Jaime de la Cruz.

Por varios minutos, el tránsito de vehículos en el Centro Histórico se vio interrumpido, ante la marcha de los pobladores que ondeaban sus banderillas y pancartas con el lema “agro sí, mina no”.  Un cordón policial los acompañó en todo su recorrido con el fin de evitar desmanes.

Miguel Meza Igme, dirigente del valle, manifestó que la movilización se realizó de forma pacífica. A pesar del excesivo resguardo policial que estuvo acompañándolos desde un inicio, agregó.

 

Imágenes de la marcha

 

Los ausentes y presentes en la marcha

 

Los congresistas Marco Arana, Justiniano Apaza y Zacarías Lapa se sumaron a la movilización. Esto fue muy criticado por la gobernadora Yamila Osorio, desde su cuenta social de Twitter. Osorio cuestionó la presencia de un líder de un partido político que participará en las próximas elecciones regionales y municipales.

Sin embargo, Marco Arana respondió a la crítica de la gobernadora. “Siendo ella la principal autoridad de la Región debía haber estado a  lado de los agricultores. Nosotros nos debemos a los ciudadanos. El Tambo respaldó masivamente al Frente Amplio y estamos aquí de manera consecuente”, expresó.

De igual manera, el legislador emplazó a Germán Larrea Mota Velasco, director de Southern, a reunirse con los dirigentes de Tambo para solucionar el conflicto que ha creado su empresa.

“Que venga a arreglar lo que su empresa ha generado, de la grave persecución que se realiza a los pobladores”, expresó.

Por su parte,  los dirigentes acordaron no dar tribuna a los congresistas para evitar la politización de la movilización. Así que a los congresistas les tocó acompañarlos por detrás en su llegada a la Plaza de Armas.

 

La jornada se cerró aproximadamente a las 15 horas, recordando a los siete muertos que dejó el conflicto desde el 2009.

VIZCARRA POSTERGÓ VISITA

 

Como se sabe, el presidente de la República, cuando era presidente regional de Moquegua, llegó a varios acuerdos con Southern. La empresa que impulsa el proyecto Tía María no goza de buena reputación por sus actividades en la vecina región, desde hace años.

El presidente tenía previsto llegar hoy a la ciudad de Arequipa. No obstante, ante el anuncio de la marcha, decidió postergar su visita a nuestra ciudad.

Los pobladores de Tambo que están en contra de la actividad minera, han pedido una reunión con Vizcarra para explicarle su posición.

Por su parte, el presidente ha manifestado que la empresa deberá dialogar con la población del valle de Tambo. Fue luego que el presidente del Consejo de Ministros había anunciado el inicio de este proyecto para el presente año. Esto desató la protesta de los pobladores.

Como se sabe, el conflicto tiene su origen en el año 2009, cuando Southern pretendía usar agua del río Tambo para su proyecto minero. Posteriormente, en el Estudio de Impacto Ambiental, se encontraron múltiples observaciones. “La confianza está rota” por estas razones, concluyó un estudio que encargó el gobierno regional en el año 2015.

Jornal de Arequipa no comparte ni se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección