Por afirmaciones de Villanueva

Tambeños en pie de lucha

©

  LOS MEDIOS

 

 
 

Los pobladores del Valle de Tambo en la provincia sureña de Islay volverán a protestar contra Tía María. Así responden los dirigentes opositores a Tía María anunciando el reinicio de marchas en rechazo a la mina. Analistas consideraron prematuras las expresiones de Villlanueva. Después de las declaraciones del premier, dirigentes convocaron a marcha para el 13 de abril.


El reinicio de las manifestaciones contra Tía María parece inminente. Tras las declaraciones del premier César Villanueva a favor de sacar adelante el proyecto minero, opositores a Southern anunciaron una marcha en Islay para este viernes 13 de abril.

Los dirigentes consideraron las declaraciones de Villanueva como una provocación a la población del valle de Tambo. Según sostuvo el coordinador de la marcha, Juan Miguel Meza Igme, se trata de expresiones irresponsables y amenazantes para el Valle de Tambo.

El vocero advirtió que lo expresado por el primer ministro podría acarrear un nuevo conflicto si no se maneja adecuadamente.

REACCIONES

El anuncio de César Villanueva también fue valorado por parlamentarios de la bancada arequipeña.

La congresista y exministra de la Mujer, Ana María Choquehuanca, consideró que las declaraciones del presidente del Consejo de Ministros, César Villanueva, en relación a la viabilidad del proyecto minero Tía María en el valle de Tambo, constituyen una opinión respetable, pero no la decisión definitiva.

Pidió que antes de cualquier paso, se escuche a la población y a la empresa minera.

Para Choquehuanca, las autoridades tienen que adoptar una posición que sea buena para ambas partes.

Ella y los demás congresistas por Arequipa se reunirán para dialogar con el premier Villanueva sobre sus declaraciones. Propuso que se verifique cuál es la situación del proyecto minero e incluso que se realice una revisión del Estudio de Impacto Ambiental. Sin embargo, cuando se le advirtió que no era posible, dijo que se haga una medición de otro tipo.

Pese a ello, la parlamentaria se mostró incrédula de que el premier haya hecho tal afirmación. Lo tomó como un condicional.

Por su parte, el legislador Justiniano Apaza rechazó la postura de César Villanueva. Coincidió con los dirigentes opositores a Tía María, recalcando que se trata de una provocación al valle. "El ministro Villanueva toma la opción de operador de las empresas y pretende poner el Estado al servicio de estos intereses y abandona la plataforma y los intereses descentralistas de las regiones del Perú profundo", cuestionó. Asimismo, Apaza consideró que el gobierno debería preocuparse por cumplir los compromisos asumidos y apoyar la agricultura en Islay.

Para el analista Gonzalo Banda, las declaraciones del primer ministro podrían escalar a mayores. "En vez de ser positivo, puede generar un cortocircuito en la zona". El especialista se mostró sorprendido por el anuncio, dado el carácter dialogante exhibido por Villanueva en su carrera política.

 

Las declaraciones del premier César Villanueva, respecto a que el proyecto minero Tía María podría iniciar sus operaciones en este año, han generado mucho malestar.

 

La gobernadora regional Yamila Osorio pidió al jefe del gabinete primero tomar conocimiento de la situación en el valle de Tambo, Islay. "Yo creo que él debe informarse primero en qué situación están las cosas en la zona. Primero, creo, el gobierno debería transferir los recursos para las obras que se espera en Islay", aseveró. El pedido de Osorio indicaría que la gobernadora cambió su postura respecto a la viabilidad del proyecto minero de propiedad de Southern. Ello no fue bien recibido por dirigentes de Tambo.

Para el presidente de la Junta de Usuarios del Valle de Tambo, Jesús Cornejo, se trataría de nuevos intentos de provocación del Gobierno. Cabe recordar que Villanueva indicó que se procurará "que Tía María salga". "Sí, yo pienso positivamente que sí. Si ayudamos a superar algunos nudos y conversamos con la gente", declaró. Cornejo consideró que la gobernadora compromete al pueblo, mediante el financiamiento que obtiene el Gobierno Regional de Southern, para obras y proyectos. En opinión del dirigente se están jugando intereses ajenos al valle y pidiendo el cumplimiento de obras que en ningún momento se pusieron como condición para entregar licencia social a Southern.

Por su parte, la presidenta de la Junta de Usuarios La Ensenada-Mejía-Mollendo, Marilú Marroquín, sostuvo que estas declaraciones podrían generar encontronazos con pobladores de Tambo. Dijo que el primer ministro muestra su interés por enfocarse en actividades mineras como vía de desarrollo, dejando de lado la agricultura. Marroquín mostró su extrañeza por la reconsideración de Yamila manifestando: "que haya cambiado de postura debe obedecer a algo, (derepente) estará esperando que el gobierno se le acerque para obtener dinero", cuestionó.

 
 

www.jornaldearequipa.com