Remedio del Banco Mundial es peor que la enfermedad

©

 Gregorio Santos Guerrero

 

 

 

El encuentro de Gobernadores del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional (GBM – FMI) ha puesto al descubierto a los hipócritas de la economía mundial. Se dice que el Banco Mundial no es cualquier Banco, lo integran 188 países, tiene 120 oficinas por el mundo y unos diez mil empleados.

 

La coartada que fundamenta su existencia es que busca acabar con la pobreza y extrema pobreza, disminuir el porcentaje de personas que viven con menos de 1,25 dólares al día y elevarla al 3% antes del 2030.

 

Estos caraduras de la Economía Mundial quieren hacernos tragar el mismo cuento desde 1944; o sea, hace 71 años repiten el mismo rollo, las mismas recetas y "el cadáver ¡ay! siguió muriendo”.


Las proyecciones de crecimiento para el Perú, para América Latina son la demostración de la inviabilidad del modelo Neoliberal primario exportador.

 

La presidenta del FMI lo ha dicho, que al final “todos estaremos fritos” y la única opción que tienen los países dependientes es “elegir el tipo de aceite con el que desean ser fritos”.

 

El Instituto de Finanzas Internacionales, familiares del BM – FMI, anuncia que unos “540 mil millones de dólares se escaparán de los mercados emergentes”. La deuda en moneda extranjera ha aumentado cinco veces, tanto pública como privada.

 

Si bien la Deuda Externa del Perú es de 40 mil millones de dólares, obliga a este sector a presionar, hacer lobbies para que las llamadas APPs permitan que el dinero público de Educación y Salud sirva como base para luego, usando una serie de artimañas, lograr convertir su deuda privada en pública.


En Lima se reúnen para ocultar el desastre, es solo imagen, pura hipocresía. El Capital no conoce la solidaridad, es egoísta, excluyente y saqueador, solo le importa la tasa de ganancia.

 

Su objetivo no es ayudar, es saquear y fugar, evadir las leyes tributarias contando con la complicidad de los gobiernos sumisos a sus dictados. En torno a este tema del modelo económico ¿en qué se diferencian Keiko, PPK, García, Acuña? Solo en el apellido. En esencia los ha parido el modelo neoliberal a su imagen y semejanza.

 

Se vienen años peligrosos, el 50% de la población se considera clase media, el asistencialismo fracasó. Con Estados de Emergencia se puede matar, encarcelar, perseguir; pero no gobernar.


El MAS tiene la enorme responsabilidad de forjar la Unidad del Pueblo, para impulsar una revolución ciudadana, que ordene la economía colocándola al servicio de las mayorías. Estamos convocados, que el desastre recurrente nos encuentre preparados y despiertos.

 

 

 

 

 

 

 

www.jornaldearequipa.com