Con R.S. Nº 190-2017-SUNAFIL del 15.09.2017

Le sacaron la vuelta a SUNAFIL

 

 

 

 

Impunidad para el maltrato laboral

Diario UNO el septiembre 24, 2017


Ahora los empleadores serán notificados de alguna denuncia por maltrato laboral y con ello se les avisa de una inspección, según resolución de la Sunafil.


Una reciente disposición de la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) permitiría “maquillar” el abuso y maltrato en los centros de trabajo de parte de los empresarios que a partir de ahora serán notificados de la inspección laboral pese a que antes se realizaban visitas inopinadas para comprobar las denuncias de los extrabajadores.

La alerta la dio Milagros Paz Zegarra, Secretaria General Sindicato único de Trabajadores de la SUNAFIL quien precisó que la Resolución de la Superintendencia Nº 190-2017-SUNAFIL del 15 de setiembre del 2017 aprueba el servicio de atención de denuncias laborales a través de la cual se enviará cartas al empleador solicitando el cumplimiento de la obligación sociolaboral denunciada por ex trabajadores.

“La citada resolución contraviene las disposiciones previstas en la Ley General de Inspección del Trabajo y el Convenio 81, en cuanto al carácter inopinado de las visitas inspectivas, previstos en el artículo 5° y artículo 12°, respectivamente”, advierte Milagros Paz.

ANTICIPAN INSPECCIÓN


Explica que, al remitir previamente una carta al empleador significa informarle que ya existe una denuncia en su contra y, como tal, se le estaría anticipando sobre una futura inspección del trabajo.

“Siendo así, la fiscalización laboral, perdería su esencia, esto es, el factor sorpresa, y como tal, se debilitaría de esta manera al sistema inspectivo.En muchas ocasiones, las visitas inopinadas nos sirven para tomar conocimiento de la existencia de otras materias diferentes a las encomendadas, lo cual, obviamente, podrían ser maquilladas en una futura visita”, afirma la dirigente.

PROCESO DEMORARÍA MÁS


Paz Zegarra advierte que con estas cartas se alarga el tiempo en el proceso y la solución a una justa demanda.

“El envío de cartas, al carecer de mecanismos de coerción para el empleador, devendría en un trámite ineficaz, perjudicando al trabajador al no ver cumplida su obligación en el plazo que anhela”.

La medida de la Sunafil no habría tenido en cuenta las denuncias contra empleadores que demuestran que, en gran porcentaje, el empleador muestra un carácter renuente al cumplimiento de sus obligaciones laborales, ello pese a los apercibimientos de multa. Todo indica que con invitacionesserá peor la renuencia a las obligaciones laborales sin coerción alguna.

“El escenario actual en política laboral no solo se orienta a las reducciones de multas, a limitar los operativos a solo una vez al año, sino que ahora buscan poner en sobre aviso al empleador que a futuro se iniciará un procedimiento de inspección”, apuntó Paz Zegarra.

 

www.jornaldearequipa.com