Piden en Rusia devolver el nombre de Stalingrado

Stalingrado, donde el nazismo mordió el hielo

©

 

SPUTNIK

 

 
 

Segunda Guerra Mundial.

Los nazis parecen imparables.

Incluso luego de que el 22 de junio de 1941 pusieran en marcha la Operación Barbarroja de invasión a la Unión Soviética.

El 2 de febrero de 1943 (hace 75 años), el Tercer Reich de Adolf Hitler sufría en Stalingrado su primera y decisiva derrota.

 

 

"Desde el 22 de junio una lucha de verdadera y decisiva importancia mundial se está librando. Solo la posteridad reconocerá claramente el alcance y las consecuencias de este evento. Algún día la posteridad descubrirá que una nueva era comenzó con ella", decía Hitler en octubre de 1941 al explicar por qué había decidido violar el pacto de no agresión que había suscrito con Josef Stalin.

 

La historia le daría la razón, pero no de la forma que el Führer imaginaba.

"La segunda Guerra Mundial, que tuvo muchos escenarios, que costó 60, 80 millones de muertos —nunca sabremos- realmente tuvo más crueldad y un frente mucho más activo y donde chocaron con unas fuerza mucho más poderosa que en los otros sitios, la Unión Soviética", dijo a Sputnik el historiador español especialista en la Segunda Guerra Mundial, David Solar.

 

El también periodista y ex director de la revista especializada La Aventura de la Historia —cuyo número de febrero contiene un artículo suyo por los 75 años del fin de la Batalla de Stalingrado- considera a este hecho como la tumba del nazismo.

 

En la batalla que cambió el curso de la Segunda Guerra Mundial  y de la historia,  tomaron parte más de dos millones de soldados de ambas partes y se calcula que dejó más de un millón de muertos.

"Alemania reconoció que había perdido en Stalingrado 6 meses de producción de carros combates y vehículos, tres meses de producción de artillería y 4 de aviones. Es decir eso era un handicap terrible pare terminar la guerra… y lo va a pagar. Ya en adelante, salvo algunos coletazos, ya no podría volver a montar una gran ofensiva", graficó Solar.

 
 

 

Candidato presidencial ruso pide devolver el nombre de Stalingrado a Volgogrado

© Sputnik/ Kirill Braga

 

 


MOSCÚ (Sputnik) — El líder del Partido Liberal Demócrata de Rusia (LDPR) y candidato a la presidencia del país, Vladímir Zhirinovski, se sumó a la solicitud de devolverle el nombre histórico de Stalingrado a la actual ciudad de Volgogrado.

El 1 de febrero Rusia celebra el 75 aniversario de la victoria de la Unión Soviética sobre la Alemania nazi en la batalla de Stalingrado, un acontecimiento que cambió el rumbo de la Segunda Guerra Mundial.

La batalla más sangrienta de la historia de la humanidad, en imágenes de archivo
Más temprano el dirigente máximo del Partido Comunista, Guenadi Ziugánov, en un acto para honrar a los caídos en esa batalla, recordó a los periodistas que cientos de miles de rusos se pronunciaron por la recuperación del nombre de la ciudad.


"A la ciudad se le debe devolver el nombre de Stalingrado con el que entró en la historia mundial", escribió Zhirinovski en su canal de Telegram.

La actual Volgogrado hasta 1925 llevaba el nombre de Tsaritsin, entre 1925 y 1961 se denominó Stalingrado.

"Stalingrado fue el símbolo del coraje de los rusos, de su fuerza de voluntad, poderío, patriotismo e imbatibilidad", destacó Zhirinovski.

El político pidió no vincular la campaña por recuperar el nombre histórico de la ciudad con Iósif Stalin que gobernó la URSS hasta su muerte en 1953.

No se lo pierda: Rusia se prepara para celebrar el 75 aniversario de la victoria en la Batalla de Stalingrado

"Se debería aceptar la petición de los residentes que buscan recuperar, eternizar la memoria la hazaña de sus antepasados caídos", remarcó.

 
 

www.jornaldearequipa.com