Esto es basura de la peor estofa que no se utiliza desde los tiempos de Manuel Prado cuya policía descubría complots comunistas hasta en misas de difuntos, asaltaban las embajadas (entre ellas la cubana) en busca de documentos comprometedores. Famosos fueron los "Documentos de Rancagua" que implicaba a toda  la dirección del Partido Comunista que luego fue recluida en El Frontón, El Sepa y El Sexto.  Hoy la troika Kuczynski-Basombrío-Martens, con la eficaz colaboración de Patria Roja, se ha propuesto desactivar el movimiento magisterial calificándolo de Complot Terrorista, señalando a sus dirigentes de senderistas. Un manoseado y aburrido argumento. ¿Por qué Carlitos Basombrío, el comunista revolucionario de los 70, no descubre el video Mohme-Montesinos y nos da a conocer su contenido a través de La República en vez de estar hueveando con transcripciones de la comunicaciones telefónicas. El trabajo sucio, más cochino y asqueroso lo cumple el ¿PCdelP? Patria Roja
 

 

 

Los tentáculos de Sendero: identifican a 34 colectivos vinculados al grupo terrorista

La infiltración va desde el magisterio con el Conare hasta movimientos femeninos (Hijas del Pueblo) y culturales (Nueva Semilla), de acuerdo al Ministerio del Interior

 
Sendero Luminoso

A raíz de la operación Perseo –en la que fueron detenidos 28 miembros del Movadef– se pudo conocer a los grupos minúsculos de fachada de Sendero Luminoso. (Foto: Lino Chipana/El Comercio)

 

El Movimiento por la Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef) es, de acuerdo con las pruebas recabadas en la operación Perseo del 2014, el principal grupo de fachada de Sendero Luminoso. Pero desde el 2009, año en el que se creó, el Movadeftambién se ha infiltrado en diversos sectores.

El Ministerio del Interior, a través del trabajo de inteligencia policial, ha identificado hasta la fecha a 34 colectivos de corte senderista en el país. La infiltración va desde el magisterio con el Conare hasta movimientos femeninos (Hijas del Pueblo) y culturales (Nueva Semilla).

 
Sendero Luminoso

(Gráfico: El Comercio)

El ministro del Interior, Carlos Basombrío, mencionó a los 34 grupos en la exposición que hizo la semana pasada ante la Comisión de Educación, en la que informó sobre la infiltración del Movadef en la huelga de los docentes.

—Por fases—
Waynakuna es una ONG que viene rastreando desde el 2008 el movimiento terrorista en el país. Su director, Luis Alberto Sánchez, explicó que la creación de los grupos anexos al Movadef es parte del Plan Amanecer de Sendero Luminoso.

“La primera fase fue la creación del Movadef y todo el aparato de propaganda para darse a conocer. La segunda fase fue esta creación de colectivos para infiltrarse en organizaciones sociales, sindicatos, universidades y demás. La tercera fase, en la que se encuentran ahora, es la búsqueda de exportar el ‘pensamiento Gonzalo’”, afirmó a El Comercio.

Para esto último se creó la Coordinadora Internacional de Defensa de Presos Políticos. En el blog de Waynakuna hay registro de videos y fotografías de actividades proselitistas en las que se reclama la libertad de Abimael Guzmán en países como Chile, Colombia, Brasil, Ecuador, México o Alemania.

Esa coordinadora ya es monitoreada por el Mininter. Hasta la fecha se tiene registro de su infiltración en tres marchas: la del 8 de marzo por el Día de la Mujer, la del 1 de mayo por el Día del Trabajo y la del 17 de abril por el Día Internacional del Preso Político.

—El objetivo—
A raíz de la operación Perseo –en la que fueron detenidos 28 miembros del Movadef– se pudo conocer a los grupos minúsculos de fachada de Sendero Luminoso.

El consultor en temas de seguridad y narcotráfico Pedro Yaranga recordó que en la operación se encontraron documentos con los planes para infiltrarse en diferentes sectores y protestas sociales. “En realidad no se conoce el número exacto porque se han infiltrado en los conos de la ciudad, en clubes de madres, en grupos de estudio, en institutos. La consigna final es infiltrarse en las protestas y generar descontento social para demostrar que aún tienen vigencia nacional”, dijo Yaranga.

En ese sentido, señaló que las universidades, los sindicatos y demás colectivos deberían estar alertas y denunciar públicamente las infiltraciones. Esto debido a que la policía no se da abasto para monitorear a todos los grupos senderistas. “Las universidades y grupos de estudio deberían saber quiénes participan en las reuniones que programan ”, acotó.

Yaranga señaló que los senderistas también se infiltran en sindicatos con personas que no son adeptos al ‘pensamiento Gonzalo’, pero que no tienen problemas en trabajar con ellos. “La CGTP, por ejemplo, está bastante dividida con problemas internos y de eso se aprovechan. En la CGTP no solo está el Movadef sino también el crimen organizado y terminan conviviendo”, afirmó.

El Ministerio del Interior está a la espera de la acusación fiscal pendiente por la operación Perseo. Según ha explicado el ministro Carlos Basombrío, esto permitiría “ilegalizar” al Movadef y a todos los organismos de fachada anexos a Sendero Luminoso que hay en el país.

MÁS EN POLÍTICA... 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Detectan contactos de profesores del Sutep con los Quispe Palomino


Evidencias. Durante una investigación judicial antiterrorista se interceptaron los teléfonos de profesores sutepistas ayacuchanos que revelaron comunicaciones con los mandos de rezagos de Sendero en el Vraem.
 

Bajo sospecha. Vicepresidente del Sutep de Ayacucho, Eliseo Fernández Uscata, mantenía diálogos con "Lucio". Mando. "Camarada Raúl", Jorge Quispe Palomino, en el Vraem.


Testimonios de ex senderistas revelaron la existencia de una red de apoyo que daba respaldo logístico a la organización terrorista que opera en el valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), encabezada por los hermanos Víctor y Jorge Quispe Palomino, camaradas "José" y "Raúl".

Según se dio a conocer con las investigaciones, la policía identificó a 32 personas que integraban la red de apoyo, entre los cuales figuraban el vicepresidente del Sindicato Único de Trabajadores de Educación de Ayacucho (Sutep-Ayacucho), Eliseo Fernández Uscata. Junto a él fueron detectados los profesores Paulino Fernández Uscata, Máximo García Gutiérrez y Teófilo Saico Bautista.

PUEDES VER Docentes en huelga realizan vigilia en su lugar de reunión
¿Cómo fue que se descubrieron las vinculaciones de los docentes con los mandos senderistas del Vraem? De acuerdo con fuentes de la Dirección Antidrogas, se interceptaron judicialmente los teléfonos celulares de los cuatro profesores que fueron delatados por los desertores de las filas de Sendero y que se convirtieron en colaboradores eficaces.

Las acciones de Inteligencia Electrónica puestas en práctica por el Sistema Constelación comprobaron que los profesores Eliseo Fernández, Paulino Fernández, Máximo García y Teófilo Saico mantenían conversaciones con los mandos de SL.

Los integrantes de la División de Investigaciones Especiales (Divinesp), a cargo de las interceptaciones telefónicas, elaboraron un informe, al que tuvo acceso La República, en el cual los docentes mostraban familiaridad con los cabecillas del Vraem, Jorge Quispe Palomino, “Camarada Raúl”; Orlando Borda Casafranca, “Camarada Alipio”; y Martín Quispe Palomino, “Camarada Gabriel”. También con los camaradas “Antonio” y “ Lucio”.

Durante las escuchas se conoció que los profesores se comprometieron a dar apoyo en favor de la organización terrorista, con el abastecimiento de víveres, medicinas y armas, además de suministrar información sobre los movimientos de las autoridades políticas de la zona.

El 19 de marzo del 2014, el revelador informe policial fue derivado al despacho de la fiscal de Derechos Humanos y Terrorismo, Eneida Aguilar Solórzano, quien ordenó que la Dirección contra el Terrorismo (Dircote) continúe con las investigaciones. Sin embargo, dicho expediente quedó encarpetado hasta la fecha.

Línea caliente
La República accedió a algunas transcripciones de la comunicaciones telefónicas.

El 25 de noviembre de 2011, a las 6 y 30 de la tarde, el “Camarada Antonio” se comunicó por el celular 964178984 con el profesor Máximo “Max” García Gutiérrez, que usaba el número 966309324. El terrorista le pidió que fuera a las cercanías del poblado de Pampas, en Llochegua. En el diálogo también intervino el “Camarada Raúl”:

–“Antonio”: ¿Cuándo nos vamos a encontrar para ver los “trabajos”?.

–“Max”: Para el 10 de diciembre, por Pampas. Allí van a estar el alcalde, el gobernador del distrito y el ministro de Agricultura.

–“Raúl”: Quiero hablar personalmente contigo hoy (…) Ayer iba a bajar pero no sabía cómo estaba la zona.

–“Max”: Hoy en la tarde no puedo, porque tengo que llevar documentos a la municipalidad, pero la zona está tranquila, no hay problema.

–“Raúl”: Entonces, ¿cuándo nos encontraremos para ver cómo van los trabajos?, tengo que hablar cosas en privado, dime para cuándo.

–“Max”: Puede ser el lunes, después de la una de la tarde.

–“Raúl”: Estaré pendiente de tu llamada (…) Tienes que ser precavido, solo llama de ese número.

Luego hablaron en quechua. “Max” le dijo a “Raúl” que se presentara porque él no tenía tiempo. Le comentó que mientras estaba en clases el celular lo tenía apagado.

En otra conversación del 14 de febrero de 2012, el senderista “Antonio” le dio instrucciones al profesor sutepista “Max”:

–“Antonio”: ¿Cómo van los trabajos?

–“Max”: Estoy en Lima, los trabajos siguen avanzando, en 15 días estoy por la zona.

En la siguiente conversación del 23 de diciembre de 2011, entre el cabecilla “Gabriel” (Martín Quispe Palomino) y “Max”, queda en evidencia que el profesor era parte del apoyo logístico de los terroristas:

–“Max”: Estaba preocupado porque ya no me llamabas. Estoy en Huamanga.

–“Gabriel”: Quiero agradecerte por el apoyo de las medicinas y jeringas. Saludos a toda tu familia.

Pero luego la conversación cambió de tono, y hablan de otro tipo de abastecimiento: de armas. En efecto, el 26 de octubre 2012 el profesor “Max” y los camaradas “Gabriel” y “Alipio” hablaron en quechua sobre el suministro de armamento.

Máximo García se desempeñaba como director del Módulo Educativo N0 05737250 de primaria, del centro poblado Gloria Sol Naciente, en el distrito de Llochegua, provincia de Huanta, en Ayacucho.
 


A todo nivel
En las interceptaciones telefónicas, el profesor Eliseo Fernández Uscata, actual vicepresidente del Sutep-Ayacucho, mantiene conversaciones con el "Camarada Lucio”, mando militar de la fuerza principal de la agrupación terrorista de los Quispe Palomino, entre noviembre del 2011 y octubre del 2012.

El 25 de noviembre 2011, el "camarada Lucio", desde el número 949352949, llamó por teléfono a Eliseo Fernández Uscata al número 966345476.

–“Lucio”: ¿Cómo va el trabajo?

–“Profe”: Bien, hay 5, pero cuando les hablo desconfían.

–“Lucio”: ¿Cuándo salen de vacaciones?

–“Profe”: El 25.

–“Lucio”: Tienen que seguir trabajando. Envíame una recarga de 20 soles (para su celular).

–“Profe”: No te preocupes, al toque le recargo.

Según Inteligencia, las comunicaciones confirman la complicidad de los terroristas del Vraem con los profesores sutepistas ayacuchanos. El 6 de julio de 2012 hablaron de esta manera:

–“Lucio”: ¿Cómo va la “escuelita”?

–“Eliseo: Estamos bien, es mínimo, pero estamos avanzando. Estamos en huelga no sabemos hasta cuándo será.

–“Lucio”. Mándame libros de psicología de la mujer y otro de economía. Todo lo entregas al “abuelo”.

Quispe Palomino

Lista figuraba en una libreta abandonada
En otra de las conversaciones detectadas por el Sistema Constelación, figuran el profesor Teófilo Saico Bautista y los camaradas "Antonio" y "Raúl", registrada entre el 1⁰ de septiembre y el 4 de diciembre del 2011.

Se refieren a la utilización de casas como "bases de apoyo" para captar adeptos a la causa terrorista. Bautista se compromete incluso a enviar una encomienda. Los senderistas le piden que tenga cuidado y él les responde que no hay problema y que desde pequeño se identificó con el movimiento senderista.

El nombre de Saico Bautista y de los otros profesores del Sutep de la región Ayacucho fueron hallados en una libreta que abandonó el "Camarada Antonio" durante una operación contraterrorista registrada en septiembre del 2013 en la localidad de Pacaypampa, en el distrito de Llochegua, de la provincia ayacuchana de Huanta.

En esta libreta, empastada y con anotaciones en tinta azul, figuraban, además de los nombres, sus teléfonos celulares, números de DNI y la relación de víveres y medicamentos que entregaban a los senderistas.14052

 

www.jornaldearequipa.com