Rebelión en el fujimorismo

©

 

Henry Cotos Campeán | Diario UNO el junio 7, 2017

 

Patricia Donayre

"Yo no tengo jefes. Mi único jefe es el pueblo, que necesita una respuesta", dijo Donayre tras lo sucedido en el Congreso. (Foto: Congreso de la República)

 

 

Congresista Patricia Donayre (Fuerza Popular) acusa a Miguel Torres de frustrar reforma electoral “por órdenes de su jefa” (Keiko) y le dice que le “faltan pantalones”. Donayre reiteró que FP (por orden de Keiko) no quiere aprobar la reforma electoral.


La ley fujimorista anti-transfuguismo, que busca sofocar disidencias e impedir que la variopinta bancada mayoritaria se disperse, demostró ayer su ineficacia al desatarse la abierta rebeldía de la congresista Patricia Donayre contra los dictados de la cúpula de Fuerza Popular que descartó ocho meses de concertación plasmados en un proyecto de reforma electoral de consenso, para imponer cambios aislados a su conveniencia.

El nuevo enfrentamiento fue protagonizado por Donayre y el presidente de la Comisión de Constitución, Miguel Torres, que discutieron abiertamente en el debate de la reforma electoral, que en opinión de Donayre, el fujimorismo no quiere aprobar como una norma integral, por indicación de Keiko.

La legisladora, indignada porque Torres no le permitía una interrupción, lo acusó de no poner a debate el informe realizado por el subgrupo de trabajo que vio la reforma electoral y de imponer, los dictados de una cúpula, acatando “órdenes de su jefa” y añadió que “le faltan pantalones”.

KEIKO MANIPULA


“Que quede constancia que los miembros del grupo de reforma electoral nos retiramos por la imposición del presidente de la Comisión de Constitución Miguel Torres por órdenes de su jefa”, dijo Donayre al abandonar la comisión, en clara alusión a la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori.

Durante la sesión, la parlamentaria increpó a Miguel Torres por imponer temas que las demás agrupaciones políticas ni siquiera le han hecho llegar. “¡Usted está imponiendo temas…!”, dijo Patricia Donayre, antes que Torres desactive su micrófono.

Asimismo, acusó a Torres de no tener la intención de aprobar la reforma electoral y advirtió que tratará de alargar el debate para que no se apruebe. “Su exposición la irá alargando por las consignas políticas que usted recibe…”, añadió, antes de que la vuelvan a dejar sin audio.

Al igual que Patricia Donayre, el congresista Yonhy Lescano, también miembro del grupo de reforma electoral, abandonó la Comisión de Constitución en protesta por la decisión de Miguel Torres.

“No podemos participar en el debate de una reforma electoral bamba, en el que dejan de lado un trabajo de ocho meses que ha recibido las iniciativas de los organismos electorales y que ahora es desconocido por la Comisión de Constitución que está incluyendo iniciativas que no han sido discutidas por nadie”, señaló el parlamentario de AP.

A su salida de la comisión y preguntada si no reconoce a Keiko como jefa, Donayre dijo que no tiene jefes. “Mi único jefe es el pueblo, que necesita una respuesta. Acá la reforma electoral es un tema de interés nacional, no de interés de un partido político y no podemos estar debatiendo una reforma por pedacitos. [...] Creo que a Miguel Torres lamentablemente le faltan pantalones para tomar decisiones”, insistió.

INCÓMODA


Consultada sobre la posibilidad que renuncie a la bancada fujimorista, Donayre dijo que se someterá al procedimiento que corresponda y adelantó que “no me siento cómoda donde no respetan el trabajo de los congresistas. Espero una explicación al interior de la bancada sobre el porqué se toman estas decisiones arbitrariamente”.

Las declaraciones de Donayre sorprendieron a los miembros de la bancada fujimorista que cerraron filas en torno a Torres, quien dijo que lamenta “la agresión verbal que haya podido haber” y la invitó a la reflexión “para que sepamos llevar un debate alturado”.

Ante la acusación de poner al debate temas que no habían sido propuestos “por la imposición del presidente de la Comisión de Constitución por órdenes de su jefa”, Torres dijo que rechaza esas acusaciones.

El congresista aseguró que no se está tratando de frustrar la reforma electoral y que tiene programados los temas a debatir que considera que son prioritarios como son el cronograma electoral, el financiamiento de partidos políticos y la democracia interna de las organizaciones, siempre dejando de lado la reforma integral consensuada casi totalmente.

ALGO MÁS


Donayre cuestionó que en Fuerza Popular se impongan temas “sin antes conversar cuál va a ser el procedimiento de reforma electoral. La bancada nunca debatió el tema de reforma, esto se ha definido a nivel de una cúpula”.

 

www.jornaldearequipa.com