En América TV

Racismo pelotero de mestizos y mestizas "igualados"

©

 

Ernesto Toledo Brückmann

       

 

No les gusta ni Ricardo Rondón ni a Tula Rodríguez por tener la nariz "muy ancha"

 

 

Nada más asqueroso y racista que los comentarios de programas de espectáculos de América Televisión que pretenden “blanquear” a peruanos que no tienen el estereotipo del sector dominante.

Durante el programa “En Boca de Todos” (que conducen Tula Rodríguez y Ricardo Rondón, que no son gringos precisamente JdeA) del canal de señal abierta América Televisión, se transmitió un segmento donde se recomendaba a jugadores de la selección de fútbol algunas cirugías para su aspecto físico. Esto ha generado miles de críticas en las redes sociales por su alto contenido de racismo.

“Los retoques que deberían hacerse los futbolistas para salir bien en la figurita” fue el segmento en el que un cirujano plástico arremetía contra los futbolistas. “De nuevo, por la raza, tiene las narices un poquito anchas” comenta sobre Christian Ramos, quien debería pagar 2 mil dólares por “afinarse” la nariz. El “Mudo” Rodríguez también fue el centro de sus comentarios.

Los peruanos no podemos tolerar ese tipo de comentarios de quienes aprovechan su privilegio de contar con un medio de comunicación para denigrar a los peruanos. Está claro que la producción del programa sabía claramente lo que hacían.

Ricardo Rondón se hace la víctima acusando de “malintencionados” los comentarios en redes sociales pero tal situación no puede quedarse ahí. En buen momento el Ministerio de Cultura sostuvo en un comunicado que se “Evidencia un racismo latente” pero eso no es suficiente pues por menos cosas se sacó del aire a conductores. Tampoco se puede esperar a que el televidente “decida” ver o no ver su programa.

 

La Asociación de Anunciantes debería tomar cartas en el asunto y si algo de decencia se tiene, deberían dar fin a ese programa. Ser “blanco”, “bataclana” y gay tiene una ventaja en televisión pero eso pareciera darle carta blanca a quienes pretenden, cual perro mastín, seguirle el juego de sus amos dominantes.

 

 
 

www.jornaldearequipa.com