Llamado del Partido Comunista:

La lucha está en las calles, al lado del pueblo

©

 

Marcos Pflücker, RESPONSABLE de Prensa y Comunicación DEL PCP

 

 
 

A la Jornada Nacional de Lucha del 11 de enero, que fue convocado por el Comando Nacional Unitario de Lucha -CNUL- y promovido por la central de José Carlos Mariátegui, la Confederación General de Trabajadores del Perú; se sumaron organizaciones gremiales, sindicales, campesinas, colectivos ciudadanos, de juventudes universitarias y barriales, así como partidos políticos de izquierda y progresistas que indignados contra el indulto salieron a las calles. Esta convocatoria movilizó, a miles de peruanos/as, que protestaron contra la corrupción, la impunidad y el indulto al dictador Alberto Fujimori. Las manifestaciones, también, se realizaron en el extranjero.

El sistema es corrupción

El escándalo de corrupción de Lava Jato es mucho más que la lucha contra ladrones y criminales, también es el escándalo de políticos y empresarios que tiene grandes repercusiones en la política del país; donde los gobernantes se entregaron sin escrúpulos a uno de los aparatos de corrupción, más grande de la historia latinoamericana.

Lava Jato , no cayó del cielo o ha sido parte solo de “algunos empresarios”, es el mismo sistema por el cual, el modelo neoliberal saquea las arcas del Estado con sus llamadas Alianzas Pública Privadas (APP) implementadas por los expresidentes: Toledo, García, Humala, la candidata Fujimori y el actual presidente PPK junto a autoridades de los gobiernos regionales y municipales.

Marcelo Odebrecht, el mandamás de la constructora de la corrupción, ha señalado a las autoridades judiciales brasileñas, que el sistema de contratación con el Estado, implementado por Odebrecht, Camargo Correa y Andrade Gutié- rrez, solo corresponde al 20% del 100% de las contrataciones que realizan “las empresas en latinoamérica”, corroborando lo que es un secreto a voces que el neoliberalismo es corrupción.

 

Díos los cría y ellos se juntan

Las leyes aprobadas por el gobierno de Alberto Fujimori, de promoción a la inversión extranjera y la seguridad jurídica para sus contratos, establecidos en la espuria Constitución del 93 y que forma parte del capítulo económico y laboral ha violentado todo principio jurídico de soberanía, libertad sindical y derechos laborales, los mismos que fueron aplicados por estos gobiernos con el propósito de apoderarse de los recursos naturales a través de contratas y adendas para robarse el dinero de los peruanos.

Todos ellos, Perú Posible, Apra, Partido Nacionalista, Fuerza Popular, Peruanos por el Cambio y sus socios políticos, pese a tener orí- genes distintos, se agruparon en organizaciones políticas de corrupción para asaltar el Estado e impedir que se aplique políticas de desarrollo, inversión e inclusión social. La Salud y la Educación no se salvaron de sus planes y ambiciones a costa de la ignorancia, la salud y la vida de las personas con sus esquemas privatizadoras. Todos avanzaron en un solo camino, el camino de la economía neoliberal al amparo de la protección constitucional

Impunidad e indulto

Al estilo de las famosas familias sicilianas, esta corporación de la corrupción que busca asaltar el Poder Judicial, el Ministerio Público y hasta el Tribunal Constitucional promulgaron leyes que los protegía y/o justificaban sus delitos. Allí están las prescripciones de Alan García y Toledo, los lavados de activos de Humala, Keiko y PPK o los enriquecimientos ilícitos de los presidentes regionales de Ancash, Callao, Cusco, Ayacucho, etc., y que salen libres con cualquier pretexto legal por exceso de carcelería.

La figura de la liberación del dictador y asesino Alberto Fujimori, tiene un agravante mayor, el de violación a los derechos humanos. Para el asesino de Pedro Huillca, de los estudiantes de la Cantuta, los vecinos de Barrios Altos, de las esterilizaciones forzadas, etc. era un tema complicado, que requería, luego de la sentencia judicial del 2007 una ley que lo exculpara de todo, es decir, que incluyera inocencia jurí- dica y política para volver actuar y eso solo se podía hacer a través de un indulto y para eso era fundamental destituir a PPK o pactar con PPK y los acontecimientos concluyeron que pactar con el viejito bonachón era el camino para obtener la liberación de Alberto Kenya Fujimori el 24 de diciembre a pocas horas de la Navidad.

Las calles claman que se vayan todos

Desde que en junio del año pasado se urdía la liberación de Fujimori, el Partido Comunista Peruano, luego de su XV Congreso Nacional, emitió pronunciamientos contra el indulto y llamó al pueblo a través de la carátula N° 41 de su vocero Unidad: el PCP, llama a protestar en las calles, advirtiendo la grave situación que se avizoraba y propuso al movimiento sindical prepararse para librar la dura batalla contra la arremetida de la derecha más reaccionaria y corrupta que se venía agrupando bajo las banderas de la impunidad.

Es así que, ante el pedido de vacancia del congreso al presidente Kuczynski, planteamos: que nos encontramos en un callejón donde el fujimorismo ha colocado al pueblo peruano; y que la tarea es de enfrentar radicalmente el sistema de corrupción y rechazar el indulto exigiendo que se vayan todos los corruptos, nuevas elecciones y nueva constitución. Esta propuesta, de los comunistas peruanos, aunque no fue aceptada en un primer momento por todas las fuerzas de izquierda y de oposición, hoy es claro que ese es el camino que todos coincidimos.

 

 

www.jornaldearequipa.com