Primero de mayo

Día internacional de trabajadores en lucha y  reafirmación de la conciencia de clase.

©

 

Valentín Pacho *

 

 
 

En casi todos los países del planeta se conmemora el Primero de Mayo como Día Internacional de los Trabajadores, menos en Estados Unidos, a pesar de que la gesta del Primero de Mayo se dio en Chicago en 1886 con el inicio de una huelga general en varias ciudades de América del Norte, para exigir un horario de trabajo máximo de 8 horas. En aquel tiempo las jornadas laborales duraban de 14 a 18 horas; pues los empresarios imponían las condiciones y horarios de trabajo.


Las huelgas iniciadas en Chicago fueron contundentes. La reacción y venganza del gobierno y los empresarios no se hizo esperar, desataron la represión más sanguinaria contra los trabajadores huelguistas y el enjuiciamiento a sus principales líderes. A ellos los que sentenciaron a la pena capital por ahorcamiento y en forma pública para escarmiento.


Hoy los recordamos como los Mártires de Chicago y este hecho quedó marcado para los trabajadores como un día emblemático de lucha en todos los rincones del planeta.


La continuación de las luchas por la conquista de las ocho horas y demás derechos, es la historia de represiones sangrientas, despidos, persecuciones, encarcelamientos, asesinatos y desapariciones de trabajadores y otros luchadores. Por tanto el Primero de Mayo es un día de reflexión y lucha, motivo de evaluación de cuanto hemos avanzado o retrocedido.


La clase dominante distorsiona el significado del Primero de Mayo. Los empresarios, gobiernos y la prensa se han encargado de promover la confusión sobre el contenido del día Primero de Mayo denominándolo “Día del Trabajo”, como si se tratara de festejar al verbo trabajar, muchos trabajadores despistados caen en la confusión de considerarlo su fin de semana o weekend, eso se refleja en las manifestaciones convocadas para celebrar la efemérides donde solo participan los que tienen conciencia de clase, mientras que la gran mayoría se quedan en sus casas, o se van de paseo, cuando deberían estar en las plazas para afianzar la lucha contra el sistema capitalista neoliberal que hoy arremete sin tregua contra los trabajadores.


El día Primero de Mayo debe servir para confirmar los principios de clase y para reafirmar la conciencia de clase, porque la historia de la humanidad sigue determinada por la lucha de clases. Los principios son los que definen el accionar humano y para los trabajadores sus principios no pueden ser otros que los de clase, eso es lo que lo diferencia con la burguesía. Los principios expresan la visión teórica y política del proletariado. El sindicalismo de clase representado por la Federación Sindical Mundial FSM y sus afiliados se guían por esos principios en la lucha contra el capitalismo neoliberal.


Recordando a los Mártires de Chicago, rindo homenaje a los trabajadores mártires del Perú, del continente americano y de los demás continentes que derramaron su sangre y ofrendaron sus vidas por una nueva sociedad en la que se reconozca al trabajador como el generador de la riqueza.


* Ex secretario general de la CGTP y actual vicepresidente de la FSM

 

 

www.jornaldearequipa.com