Guerra contra Venezuela

©

 

VALENTÍN PACHO (*)

 

 

 

 

El gobierno peruano ha convocado una reunión de cancilleres, algunos de la OEA, sumándose a la cruzada de Luis Almagro, Secretario General de esa organización y agente del imperio, contra la hermana república Bolivariana de Venezuela con el propósito de reforzar su obsesión injerencista y su intento de dar el golpe final a Venezuela, patrocinando, incluso, una intervención militar "oeista" a la patria de Bolívar.

Es realmente vergonzosa la actitud del gobierno peruano a la que alegremente se ha sumado la derecha neoliberal o es que la idea ellos le vendieron a Kuczynski. Lo que realmente se quiere es tumbar al gobierno constitucional del presidente Nicolás Maduro, quieren hacer lo que hicieron últimamente en Brasil, Paraguay y Honduras. Y sino, lo que hicieron en Chile.

El papel vergonzoso de Kuczynski y Almagro, está enmarcado en la política intervencionista del gobierno de EE.UU y de la derecha internacional al margen de las funciones diplomáticas. Los Estados Unidos y la derecha, entre la que se encuentra la peruana, están utilizando todos los medios a su alcance para provocar más enfrentamientos en suelo venezolano.

La OEA, siempre ha sido el instrumento del gobierno de Estados Unidos para entrometerse en el continente e imponer su política injerencista. La OEA sigue siendo el Ministerio de Colonias yanki, pero, cada día se está estrellando con más resistencia popular. De nosotros depende pararle la mano.

La nueva política bolivariana, a partir de la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente, agudizará más aún las contradicciones sociales en la patria de Bolívar. La derecha no se quedará con los brazos cruzados, hará todo lo posible para tumbarse al presidente Maduro, recurrirá a todos los medios a su alcance y si no consigue un Pinochet, exigirá una intervención directa de la OEA o una invasión militar de los EEUU. Los yankis ya encontrarán el pretexto.

Por ello, hoy más que nunca, es necesaria nuestra solidaridad activa y movilización efectiva, sobre todo de la CGTP y todos los trabajadores organizados del país. Debemos convocar a todas las fuerzas democráticas y populares, a los partidos de izquierda y personalidades, para evitar que esto suceda; y, a la vez, estar atentos frente a cualquier intento agresivo o intervencionista del imperialismo contra la hermana república Bolivariana de Venezuela.


* Ex Secretario General de la CGTP, actual Vice Presidente de la FSM

 

www.jornaldearequipa.com