Siguen las investigaciones de los aportes a la campaña de Keiko Fujimori.

De Olluquito a Odebrecht

©

 

YÁSSER GÓMEZ CARBAJAL | Diario UNO el diciembre 18, 2017

 

 

 

 

Olluquito con Keiko

 

El fujimorismo es una agrupación política que en cada elección varía de nombre pero, al parecer, no de malas costumbres. Y tiene en la estructura estatal muchos guardianes que velan por sus intereses.

Sin embargo, el fiscal de lavado de activos, José Domingo Pérez Gómez, se ha convertido en una especie de justiciero que lucha contra la corrupción que corroe nuestro país, pues está empezando a ordenar la casa.

Por ejemplo, el rigor con el que lleva la investigación preliminar que efectúa contra Keiko Fujimori y Fuerza Popular de haber recibido dinero ilícito de la constructora Odebrecht, a Pérez Gómez no le tembló la mano para liderar el allanamiento a sus locales partidarios y culminar sus diligencias sin dejarse intimidar.

Marcelo Odebrecht dijo que sí ayudó la campaña de Keiko


No había pasado ni un año del golpe de estado perpetrado por Alberto Fujimori, y el 15 de marzo de 1993, en un cargamento pesquero de la empresa Hayduk, se encontraron 353 kilos de pasta básica de cocaína.

El empresario dueño del almacén era Eudocio Martínez Torres “Olluquito”. A mediados de ese año, la Fiscalía Provincial Antidrogas encontró responsabilidad penal en los integrantes del directorio de Hayduk y el juez antidrogas ordenó la captura de Eudocio Martínez e hijos, además del resto de copropietarios de la pesquera.

No obstante, recién el 15 de enero del 2000, “Olluquito”, sus hijos Miriana, Ana Cecilia y Walter fueron internados en los penales de Lurigancho y Santa Mónica. Pero ¿por qué tanta demora en su captura? Años después se conocería, que según las declaraciones de Óscar Benites Linares, exinformante de la agencia antidrogas estadounidense (DEA), que Olluquito había aportado 10 millones de dólares a la campaña de re reelección de la dictadura fujimorista el año 2000.

Dos meses después de su detención, sin haber sido procesadas por la justicia, las hijas de Olluquito quedaron en libertad debido a un derecho de gracia que le confirió Alberto Fujimori, quien había sido persuadido por la, en aquel entonces, primera dama, Keiko.

Y en mayo del 2000, Eudocio Martínez Torres “Olluquito” salió de la prisión. Para el informante de la DEA, la excarcelación de Benites Linares se concretó después de que Olluquito realizó el pago de los 10 millones de dólares que le solicitó Vladimiro Montesinos para la re reelección presidencial.

El exinformante de la DEA, aseguró: “El mismo Eudocio (Martínez) comentó que debía aportar 10 millones (de dólares) a la campaña de reelección de Fujimori y desde prisión tenía que seguir trabajando para honrar sus compromisos con el cartel del narcotráfico”.

Olluquito, nunca fue un desconocido, todo lo contrario, es un millonario empresario pesquero muy popular en Chimbote por su fortuna y también por haber estado bajo investigación judicial por narcotráfico y lavado de activos.

En el año 2011 Keiko Fujimori, admitió ante la prensa, que en su campaña congresal del 2006 recibió dinero de Ana Martínez, hija de Eudocio Martínez. La hija del dictador señaló que el aporte de 10 mil dólares a su campaña fue en agradecimiento a la gestión que hizo para que su padre le otorgue la libertad en el año 2000.

Las relaciones amicales entre la hija del dictador con los Martínez son de mucha cercanía. Por eso no sorprende que en el 2013, Keiko haya asistido con su esposo Mark Vito Villanella, al matrimonio de Miriana Martínez Moreno, hija de Eudocio Martínez Torres. Dicen que las imágenes hablan más que por mil palabras.

Rosa Mávila, presidenta de la Comisión Investigadora de la Influencia del Narcotráfico en los Partidos Políticos del Congreso (2011-2016), en una de sus conclusiones, señaló: “está latente la presencia del narcotráfico en su intento de infiltrarse en los ámbitos de la política nacional, de manera especial en los movimientos políticos regionales”.

HAYDUK, BARTRA Y LETONA


Rosa Bartra y Úrsula Letona son dos congresistas keikistas que tienen conexiones con la boyante empresa Hayduk.

Úrsula Letona fue asesora legal de la Pesquera Hayduk, perteneció al estudio Echecopar, directora de FONCOPES (Fondo de Compensación para el Ordenamiento pesquero) y asesoró a Rafael Rey en el ministerio de la Producción. S

Según una investigación de IDL-Reporteros, en esta gestión Letona impulsó la catalogada como nefasta ley de cuotas de Pesca (D.L 1084), sin desarrollar el sistema de vigilancia digital, lo que permitió que las grandes empresas se apoderen el mar.

Rosa Bartra, hoy presidenta de la Comisión Java Jato, fue designada como coordinadora regional en la región Ancash de Fuerza 2011 para la segunda vuelta, al respecto el veterano dirigente sindicalista chimbotano Javier Cribillero, declaró en diariochimbote.com: “esto confirma que Eudocio Martìnez y su familia tienen una enorme ascendencia con Keiko Fujimori”.

Bartra, quien también fue candidata al Congreso por el fujimorismo el 2011, ha estado vinculada a la familia Martínez en asesoría legal a grupos y empresas ligadas al sector pesquero.

 

www.jornaldearequipa.com