Marco Arana no ha sido fraterno, dicen:

Mendocistas se fueron del Frente Amplio

©

 

LA REPÚBLICA

 

 

 

 

Nuevo Perú, grupo de 10 legisladores que se aparta de Marco Arana y se va con Verónika Mendoza, tendrá voz pero no voto, por eso exige se respete su derecho a legislar.

Renuncia anunciada. Congresistas dijeron ser conscientes de que pierden derechos, pero ya no soportan seguir en el Frente.


Con su ruptura, que ya se veía venir, el Frente Amplio y Nuevo Perú, el nuevo grupo, tienen pérdidas políticas importantes en comparación con lo que tenían cuando estaban unidos. Han dejado de ser la segunda fuerza política –era la segunda– y dejan que el fujimorismo pase a tener dos comisiones más en la próxima legislatura, en desmedro de las que ellos tenían.

Ayer el bloque de 10 congresistas que forman Nuevo Perú, que aspira a convertirse en partido, oficializó su salida de la bancada del Frente Amplio. Así, de los 20 parlamentarios con los que ingresaron al Congreso, el Frente Amplio queda con 10, los del bloque de Tierra y Libertad, liderado por Marco Arana.

"Podemos perder con esta decisión algunos de nuestros derechos como congresistas, pero es mejor ser coherentes con nuestros principios y respetuosos con los que votaron por nosotros", afirmó Marisa Glave, de Nuevo Perú.

Agregó que no seguirán perdiendo el tiempo en debates burocráticos y continuarán con su labor de fiscalizar e impulsar leyes.

Lo que no dijo Glave es que como renunciantes no podrán presidir ninguna comisión ordinaria o investigadora en los próximos cuatro años. Tampoco tendrán un representante en la Comisión Permanente, Consejo Directivo y Junta de Portavoces. Y tendrán voto en las comisiones solo si los otros grupos les ceden cupos como miembros titulares.

Así, el Frente Amplio queda después de Peruanos Por el Kambio, que tiene 17 miembros, y con esa representación tendrá dos presidencias de comisiones y no 4 como antes. Las dos presidencias que pierde pasarían a Fuerza Popular.

Las discrepancias entre los dos bloques ahora ya marcados definitivamente, el de Tierra y Libertad, que lidera Marco Arana, y de Nuevo Perú, liderado por Verónika Mendoza, crecían cada día.

Según fuentes de este diario, Nuevo Perú decidió retirarse del Frente Amplio debido a que la Mesa Directiva no marcó posición sobre si validar o no la expulsión de Richard Arce que ordenaba el bloque que maneja Arana.

Es más, hace días, Nuevo Perú rechazó el llamado de diálogo que hiciera Arana al considerarlo "una farsa", pues Glave y otros congresistas cercanos a Mendoza le pidieron hace meses que convoque a la bancada, pero no obtuvieron respuesta. Por ello desconoció ante la Mesa Directiva a Arana como su vocero.

Indira Huilca, de Nuevo Perú, afirmó que el bloque será autónomo y seguirá en la misma línea para cumplir la agenda programática por la que fueron elegidos.

Alberto Quintanilla consideró que la culpa la tiene Arana y "su poca vocación democrática al querer usar su cargo de vocero como le ha dado la gana".

A su vez, Jorge Castro, del Frente Amplio, dijo que la salida de Nuevo Perú ha sido premeditada y caprichosa y busca perjudicar la imagen de lo que en su momento fue el crucial frente de izquierda.

 

Nuevo Perú (NP) envió una misiva a Marco Arana, en la que manifiesta que su actuar, en el marco del estatuto de la bancada y la expulsión del congresista Richard Arce, ha sido autoritaria.

En respuesta a ello, Arana respondió a través de un oficio que ellos no asisten a las reuniones de la bancada y luego "pretenden desconocer los acuerdos válidamente tomados con el quórum".

Alberto Quintanilla, del NP, dijo que su facción "está dejando constancia" de que este "ha disuelto la bancada creando otra con otro estatuto".

Por otro lado, Reymundo Lapa, del bando de Arana, manifestó que ellos están en todo su derecho de renunciar al grupo parlamentario.

 

Marisa Glave

 

La congresista Marisa Glave dijo que dejaron el Frente Amplio porque no podían seguir trabajando en medio de chantajes e imposiciones. “Creíamos que, tras lo logrado en la campaña, los ciudadanos debían tener derechos plenos en (el Frente Amplio) pero no se aceptó. Se planteó que la inscripción seguiría cerrada (a favor de Tierra y Libertad)”, señaló.

 

Marco Arana no ha sido fraterno
Glatzer Tuesta
Analista político

 

 


La situación era insostenible. En el Frente Amplio había dos grupos y cada vez eran más tensos los enfrentamientos y dejó de ser una convivencia pacífica. En términos políticos ellos pierden en todos los sentidos. Al separarse pierden cuadros importantes que deberían asumir comisiones.

Asimismo, el otro mensaje que se le da a la ciudadanía es el que confirma que la izquierda no puede administrar lo que han obtenido en las elecciones electorales. Esto es una salida a una crisis cotidiana.

Marco Arana se ha mostrado de cuerpo entero y se ha visto incapaz de entender qué es lo que se logró en la campaña. Además, su vocación de buscar consenso es nula y se nota sus pocas ganas de buscarlo.

El congresista Marco Arana no ha sido fraterno con sus compañeros y esto lo desdibuja como una posibilidad para el 2021. Va a ser difícil que aquellos que confiaron en él lo vuelvan a hacer.

Anuncio.

 

Marisa Glave solicitará a la Mesa Directiva que se respete el derecho de los 10 congresistas a legislar y cumplir con su labor fiscalizadora. Aunque no lo dijo, espera que el Tribunal Constitucional declare inconstitucional la llamada ley antitransfuguismo.

 

No reconocen a Marco Arana como vocero del Frente Amplio
 

Congresistas cuestionaron que el parlamentario siga excluyendo de la reuniones a Richard Arce, quien fue expulsado de la bancada con un reglamento que ponen en entredicho.

 

Los congresistas del bloque Nuevo Perú informaron que el pasado 22 de junio remitieron una carta a la Mesa Directiva del Parlamento donde desconocen a Marco Arana como vocero de la bancada del Frente Amplio.

Dicha información se puso en conocimiento después que el legislador haya convocado a una reunión a todos los miembros de la agrupación de izquierda para definir la repartición de comisiones en la siguiente legislatura, pero sin Richard Arce.

Este parlamentario, como se recuerda, fue expulsado de la bancada por supuestamente cometer faltas infraternas contra Arana. Sin embargo, la facción opuesta a Tierra y Libertad cuestiona el reglamento con que fue juzgado y desconoce la separación.

“Las acciones realizadas por usted no generan las condiciones mínimas para iniciar un diálogo fructífero sobre los problemas internos (...). Los incumplimientos a acuerdos expresados sobre la validez del reglamento ilegal que usted pretende imponer no permiten iniciar un proceso válido de resolución de conflictos”, señala el comunicado de Nuevo Perú.

Los reclamos del bloque allegado a Verónika Mendoza permitieron que la Mesa Directiva aporte a un acuerdo para suspender la tramitación de la expulsión a Arce; sin embargo, ello no viene siendo respetado en la bancada, de acuerdo a lo que expresa el pronunciamiento.

El documento aparece firmado por los congresistas Marisa Glave, Richard Arce, Mario Canzio, Manuel Dammert, Indira Huilca, Edgar Ochoa, Oracio Pacori, Tania Pariona, Alberto Quintanilla y Horacio Zeballos.

También remiten a la presidenta del Parlamento, Luz Salgado, un documento donde piden intervenir para “proteger los derechos y atribuciones de los congresistas y los diversos grupos parlamentarios” al amparo de los acuerdos suscritos.
 

 

www.jornaldearequipa.com