La perra vida de la derecha peruana

©

Adolfo Granadino F. / Tomado de nuestrabandera.lamula.pe

 

 
 

La líder Verónica Mendoza nació en 1980 cuando Kuczynski ya era Ministro de Energía y Minas y revisaba los contratos petroleros suscritos en el gobierno de Velasco Alvarado que favorecían realmente al país. Los modificó para aumentar las ganancias de las petroleras ya que en esos nuevos contratos se establecía el precio del mercado a los hidrocarburos. Es decir, el petróleo extraído del suelo peruano se comenzó a vender al gobierno y a los peruanos al precio internacional. Hoy, ya sabemos todos porqué la gasolina es en el Perú la más cara del continente.

Pero 11 años antes de que naciera Verónica, hoy, candidata a la presidencia de la república, Kuczynski era un alto funcionario del Banco Central de Reserva del Perú y prácticamente indemnizó con una millonada de dólares a la International Petroleum Company – IPC- luego que esta empresa fuera expropiada por Velasco, así como los yacimientos de la Brea y Pariñas incluyendo la refinería de Talara (1969) PPK, el que ahora quiere ser presidente, huyó luego de esa perrada a los EE.UU.

En el 2004 siendo ministro de Toledo hizo los arreglos contractuales sobre los precios del gas de Camisea. Verónica era una jovencita de 24 años. Pero no obstante esa trayectoria servil, este gringo, y sin ruborizarse, se ha referido al pasado político y laboral de la candidata, calificándola de la PERRA VIDA de Verónica Mendoza. Así es de conchudo este señor.

Kuczynski, es a todas luces, la expresión más nítida de la derecha peruana metida en la política, con sus rabietas, sus odios, su intolerancia, cinismo, y claro, poniendo sus negocios a buen recaudo. PPK llamó imbéciles a los que prometen revisar los contratos del gas, porque claro, es impostergable la revisión de los precios de ese gas doméstico por el nuevo gobierno que se instale el 28 de julio próximo, y se las vería muy mal este lobista.

La derecha en el Perú es así, casi igual o más reaccionaria que las derechas de América del Sur. Si algo sabe a parte de robar y traicionar los intereses de la nación, es escoger a sus colaboradores y colaboradoras. El primer requisito es que sean majaderos y patanes como esa conductora de televisión que al terminar el debate de los candidatos del domingo último, llamó a Verónica “MISERABLE”, al suponer que pasaría a la segunda vuelta electoral.

O ese personaje de “Al fondo hay sitio” que llamó bruta y babosa a la candidata de la izquierda. O esos Obispos de Arequipa y Piura que sacaron su puñal escondido debajo de la sotana

O los entrevistadores y “analistas” que sacan cada día sus conejos del sombrero o impresentables congresistas que el Estado les paga como 400 mil soles anuales o sea, cerca de dos Millones de soles en todo el periodo para que se dediquen a defender a Alan y Fujimori.

Desde la época de Pizarro, la derecha siempre fue así y lo seguirá haciendo. Su peonada heredó todas las andanzas y el pillaje, como lo estamos viendo cada día.

A esta derecha les resbala que les descubran las coimas, la evasión tributaria y otros entuertos millonarios. No se da por enterada sobre los recientes descubrimientos expuestos en los Panamá Papers y los offshore escondidos tras la fachada de MOSSACK – FONSECA, CON CARTAS DE PRESENTACIÓN DE PPK. Que les sirve para lavar activos, lavar fortunas provenientes del narcotráfico, evadir impuestos, ocultar millonarias sumas de dinero cuyo origen son los latrocinios al Estado.

También les resbalaron las denuncias de los Wikileaks que los pusieron al descubierto como marionetas de la Embajada Americana.

Sin embargo, con ese pasado apestoso quieren enlodar a Verónica Mendoza a quién las encuestas ya no pueden, a estas alturas, ocultar el aprecio y apoyo de los electores que vienen colocándola en una posición expectante de pasar a la segunda vuelta en estas elecciones.

Entonces, como es evidente, “la perra vida” no va con Verónica Mendoza. La perra vida es la de los otros candidatos de la derecha que se han presentado, unos con descaro y otros solapados fingiendo ser del “centro”.

Ahora sólo falta las “bendiciones” y las recomendaciones de Cipriani y MVLL a sus candidatos “demócratas”, y por los cuales no es pecado votar y que todos ya sabemos quiénes son: El ego colosal, la hija del reo y Míster lobby.

Abril 2016
 

 

 

 

 

www.jornaldearequipa.com