www.jornaldearequipa.com www.jornaldearequipa.com www.jornaldearequipa.com www.jornaldearequipa.com www.jornaldearequipa.com

 

 

Reescribir la historia

.

El negocio más rentable para la aristocracia obrera

©

George Mavrikos

 

 

 

 

 

Primera Parte

 

“En los últimos años, se ha producido una intensificación de los esfuerzos organizados por reescribir la historia con el objetivo de la distorsión, la falsificación, el olvido y la difamación de momentos históricos clave. Este esfuerzo organizado se está desarrollando en todo el mundo y está centralmente planeado, financiado y basado en orientaciones ideológicas específicas. Sirve a corto y largo plazo a los objetivos del capital y los imperialistas.


Su esfuerzo se está desarrollando en todos los campos de la vida pública y a todos sus niveles: la cultura, la ciencia, política y sindicatos, la ideología, la economía, el idioma, la religión, las tradiciones, las costumbres, etc.

Los derrocamientos ocurridos en la escena internacional en el período 1989-1993, con la formación nuevas correlaciones internacionales de fuerzas y el retroceso temporal del movimiento obrero y revolucionario mundial, facilitaron, objetivamente, los planes del capital para reescribir la historia. No es casualidad, que en primer lugar pongan en el punto de mira los acontecimientos ocurridos antes y después de la Segunda Guerra

Mundial, que elijan y ataquen la historia de la Unión Soviética y el resto de países ex-socialistas, que pongan énfasis en la reescritura de la historia sobre los temas de internacionalismo, solidaridad internacional y guerras civiles.

Para llevar a cabo este plan utilizan:
- La publicación de nuevos libros
- La publicación de nuevos libros de texto para alumnos y estudiantes.
- La producción de películas para cines, televisión, vídeos, vídeo-juegos y juguetes.
- La organización de congresos, conferencias, seminarios, programas educativos.
- Artículos en todo tipo de medios de comunicación.
- La fabricación de recursos históricos a través de Internet.

Permítanme recordarles que el 65% de las películas importadas y proyectadas en Europa se producen en los Estados Unidos.

Mecanismos y herramientas

Para la puesta en práctica de todos estos planes, la burguesía, el capital y los imperialistas utilizan a científicos, tanto jóvenes como experimentados, que tras recibir jugosas retribuciones económicas, desarrollan “investigaciones” que presentan como trabajo científico y “nuevos datos” de la historiografía y supuestamente descubren nuevos documentos. Estos historiadores jóvenes venden sus almas por una carrera de riqueza; cuadros de organizaciones no gubernamentales (ONG) que, disfrutando de una vida con hábitos burgueses, cobran por sus conocimientos científicos aunque sea a costa de mancharse de corrupción y mentiras, fabricando junto con los imperialistas “nuevos” hechos y “nueva” documentación.

En todos los países de la Europa del Este, después 1993, se crearon y fundaron cientos de “fundaciones”, “institutos”, “comités de expertos" “y” "grupos de trabajo”. La Unión Europea y sus mecanismos mediante varios métodos son el autor intelectual de toda esta campaña. El papel coordinador en nombre de la Comisión Europea ha sido llevado a cabo por el grupo “Reconciliación de las Historias Europeas”. En su última reunión (septiembre 2012), este grupo estaba preocupado por encontrar fórmulas para “una mejor coordinación en la enseñanza de la historia del siglo XX a los estados miembro de la Unión Europea…”. En el mismo espíritu ha publicado la “Declaración de Praga”, “el programa de Estocolmo”, etc. En este esfuerzo en general, también participan activamente los organismos internacionales como la OIT.

Todos estos mecanismos se interrelacionan con otros mecanismos individuales y especializados que se alimentan y complementan mutuamente. En este proyecto de falsificación, olvido y reescritura de la historia en cuanto al movimiento sindical internacional, juegan un papel importante instituciones especiales, antiguos y nuevos institutos de Europa tales como:

1. La Friedrich-Ebert-Stiftung (FES), que fue fundada en 1925 por el SPD (Partido Socialdemócrata de Alemania) y lleva el nombre del político socialdemócrata y Primer Ministro de Alemania por el SPD, Friedrich Ebert. Tiene su sede en Bonn y Berlín. Es controlado por el Estado alemán y cuenta con 19 centros educativos en toda Alemania y oficinas en 103 países de los cinco continentes. Su presupuesto para el año 2010 fue de 137 millones de euros y ha sido financiado por los Ministerios Federales de Desarrollo y Cooperación y la Comisión Europea . La FES pertenece oficialmente al Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD).

2. En el mismo país, Alemania, el partido alemán de Los Verdes tiene su propio instituto bajo el nombre Heinrich Boll, que también fue financiado por los presupuestos del Estado con la cantidad de 48,9 millones Euros .

3. El partido de la izquierda “Die Linke” posee el instituto Rosa Luxemburgo, que fue financiado por los presupuestos del Estado alemán con 30,3 millones de euros en un año .

4. También desempeña un papel importante la fundación llamada Konrad Adenauer (KAS), que con un presupuesto anual de 160 millones de euros opera en 120 países de Europa, África subsahariana, Oriente Medio y América Latina .

5. El primero en la lista en la región de América Latina, el Caribe y Centroamérica es la directiva de CCOO de España, que ha fundado y utiliza como herramienta de corrupción la fundación Paz y Solidaridad. Esta fundación es una red de organizaciones no gubernamentales fundadas en cada Comunidad Autónoma de España por CCOO desde 1989.

Hoy son una red de 17 organizaciones (una por Comunidad Autónoma de España) que trabajan bajo la dirección del centro Paz y Solidaridad y están completamente controladas por la aristocracia obrera que ocupa hoy la dirección de CCOO.

Paz y Solidaridad coopera estrechamente y es cofinanciada por los programas de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), del departamento del Ministerio Español de Asuntos Exteriores para la “Cooperación Internacional y el Desarrollo”. Por lo tanto, funciona como un mediador que transforma el dinero del Estado español en propaganda para América Latina.

Su objetivo es “promover los derechos humanos y apoyar el sindicalismo democrático de clase en los países donde actúa”. Es decir, promueve el reformismo, la colaboración de clases y la distorsión de la historia.

El ejemplo de Nicaragua es uno de los más típicos. Durante la revolución de los Sandinistas, la FSM apoyó por todos los medios -morales, materiales y políticos- a los Sandinistas, mientras que la CIOSL (CSI) apoyó por todos los medios a los Contras. Hoy, los “profesores” de España enseñan que el “movimiento sindical internacional apoyó la Revolución de los Sandinistas”. Por lo tanto, mediante estas enseñanzas generales y vagas, exoneran completamente a los colaboradores de los Contras y los imperialistas. De esta manera, se las arreglan para mantener al FNT (Frente Nacional de los Trabajadores) ¡atrapado en la CSI!

Paz y Solidaridad contó en 2008 con más de 12 millones de dólares. El plan de acción de Paz y Solidaridad en Andalucía incluye países como: Marruecos, Malí, Senegal, Costa Rica, El Salvador, Ecuador, Perú, las regiones del Cono Sur (Argentina, Chile etc.) y la Comunidad Andina (Perú, Colombia, Bolivia).

Los dirigentes de CCOO han sido acusados en numerosas ocasiones de corrupción y de enriquecerse. Utilizan el pasado de izquierda de CCOO para hacer negocio hoy. En España, los gobiernos españoles cada año aportan a través del presupuesto del Estado muchos millones de euros a los sindicatos de CCOO, UGT y otros con el fin de utilizar este dinero para la “educación” del movimiento sindical en Centroamérica, América Latina y el Caribe, etc. En los presupuestos del Estado español para el año 2010 el monto alcanzó los 10 millones de euros. También reciben importantes sumas de la Unión Europea, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y otros organismos internacionales. En los últimos años en España se ha acusado a cuadros sindicales de corrupción y saqueo de enormes cantidades de dinero.

6. Un instituto similar fue fundado en 1993 en Sudáfrica bajo el nombre NALEDI (Instituto Nacional de Trabajo y Desarrollo Económico). Este instituto en particular opera hoy como ONG. El NALEDI participa en programas conjuntos de cooperación como socio permanente del Centro Sindical de Solidaridad de Finlandia (SASK), financiado por los sindicatos finlandeses, el gobierno de Finlandia y la Comisión Europea .

7. Todos estos mecanismos y muchos más tienen sus sucursales en las centrales sindicales nacionales, en los institutos y los grupos de investigación científica. A veces son visibles, otras secretos, ocultos tras ONGs. Utilizan las mismas personas, las mismas “fuentes” fabricadas. Al mismo tiempo, tienen una estricta división del trabajo, construyen estructuras especiales y ramificaciones y diseñan programas específicos para países y sectores concretos. Por ejemplo, el Instituto del Trabajo de la Confederación General de Trabajadores de Grecia (GSEE) ha llevado a cabo su labor en países específicos tales como: Moldavia, Rumanía, Bulgaria, donde ha creado “equipos de científicos”, “directores”, etc. Todas estas operaciones las financian en gran medida las agencias del Estado y se gastan enormes sumas. El Instituto del Trabajo de Grecia recibió como financiamiento sólo de la Unión Europea la escandalosa suma de 5,5 millones de euros en 2010, cinco millones de euros en 2011 y 13,5 millones de euros en 2012.

8. En el mismo marco, el Estado turco proporciona cantidades significativas a través de sus mecanismos para el control de las fuerzas sindicales en países como Azerbaiyán, Turkmenistán, Albania, Bulgaria, etc.

9. Hay centrales sindicales (los casos más característicos se dan en los países del norte de Europa como Dinamarca, Países Bajos, Suecia, Finlandia, etc.), que operan junto con los servicios estatales para planificar e intervenir en el interior de las organizaciones sindicales, principalmente en los países del Tercer Mundo. Y vale la pena señalar, que si bien estos “sindicalistas” en sus países no han organizado en las últimas décadas ninguna lucha importante, viajan a países como Nepal, Sudáfrica, Malí, Chile y otros para “enseñar” a los sindicalistas más jóvenes de los países del Tercer Mundo.

 

Continuará
 

 

www.jornaldearequipa.com