Movimiento Regional Mariano Melgar

Pronunciamiento

 

¡Por la renovación política total, el cambio del modelo neoliberal y la forja de una alternativa nueva de unidad popular!

 

 

Ad portas  de un  nuevo proceso electoral la situación política  está marcada por dos características fundamentales: el   fracaso del modelo neoliberal –primario exportador dependiente- impuesto   por la derecha empresarial y política desde  la época del fujimorato y la crisis  del sistema político del país.


La desaceleración económica mundial y la consiguiente caída del precio de los minerales está desnudando la  fragilidad de este modelo de desarrollo que  fue vendido por la derecha  en estos últimos 25 años como una panacea que llevaría  al Perú  a la condición de “país desarrollado”, y como el espejismo de la única posibilidad del futuro. Al final, estos años serán  para el país, lamentablemente, una más de las oportunidades perdidas y como decía  el maestro Basadre un ciclo más de “prosperidad falaz”. Diseñado  desde fuera más para proteger  grandes intereses económicos se ha mostrado incapaz de impulsar el desarrollo integral y autosostenido del país, dejando más bien  más desigualdad e injusticia social.


La crisis del sistema político del país es profunda y global. Existe en la opinión pública un gran desprestigio de la llamada  clase política , una gran decepción y una pérdida de fe en los valores  de la democracia. La mayoría de partidos políticos, si es que pueden llamarse partidos , viven de espaldas a los grandes problemas del país medrando de los escandaletes de la prensa  amarilla concentrada y  están atravesados por graves problemas de  corrupción, infiltración del narcotráfico,  caudillismo, financiamiento sucio  ,desideologización y un  absoluto desprecio por su democracia interna ,aunque realicen elecciones  internas amañadas solo para cumplir con la formalidad y mendazmente se  proclaman como “demócratas” y “respetuosos de la  voluntad de las bases”.


Sostenemos por ello que una cuestión clave en el momento político actual es plantear una total y radical renovación  de la política del país. Que se vayan todos de esta generación fracasada e indigna y que una nueva generación, como reclamaba Gonzales Prada,  salte a la palestra para adecentar la política – que es en el fondo altruismo y lucha por el bien común- , devolviendo al pueblo la fe y la esperanza.


En este sentido saludamos  la aparición entusiasta y esperanzadora de un vigoroso movimiento juvenil liderado por la congresista Veronica Mendoza (“Sembrar”) y que ella misma haya resultado electa como candidata a la presidencia de la republica del Frente Amplio de Izquierda, liderado por el ex -sacerdote Marco Arana, en un ejemplar proceso electoral llevado a cabo a nivel nacional recientemente. Valoramos el gesto de grandeza de Arana de recocer  este resultado no obstante haber sido el competidor en el proceso y saludamos también la decisión de convocar a  todos los demás sectores democráticos, progresistas y patrióticos , sin exclusión alguna, para construir  de cara al proceso electoral próximo, una sólida alternativa de  Unidad Popular.


Demandamos una reforma radical del sistema político del país con una nueva Ley de Partidos  Políticos que  garantice una real  democracias interna y que ponga coto al caudillismo, transfuguismo, corrupción y financiamiento sucio de las campañas electorales, que en mayor o menor medida  es común denominador de todos los partidos actuales.


Planteamos asumir un  nuevo modelo de desarrollo: nacionalista, integral, autónomo, inclusivo, que lleve adelante la diversificación productiva, que promueva el fortalecimiento del mercado interno ,que redistribuya la riqueza con mejores criterios de justicia a todos los sectores de la población y que promueva el fortalecimiento de los servicios públicos, especialmente educación y salud, aumentando  sus  recursos, vía una justa reforma tributaria que eleve significativamente  la presión tributaria que es ahora (18 % del PBI) una de las más bajas del continente, haciendo pagar más a los que más tienen.

 

Reconocemos la importancia de la inversión en minería y las demás  actividades extractivas como fuente de financiamiento  para el desarrollo integral del país pero, consideramos necesario un Nuevo Modelo de Explotación de los Recursos Naturales, que en primer lugar reivindique la soberanía del estado sobre éstos, la que lamentablemente quedó enervada con la constitución fujimorista, aprobar un Plan de Ordenamiento Territorial donde se fije que áreas pueden ser destinadas a las actividades extractivas y cuáles no, rediscutir el monto de regalías e impuestos, determinar que los estudios de impacto ambiental sean hechos por una institución independiente tanto de la empresa como del MINEM y que la licencia social de las comunidades tengan un efecto vinculante.


Todo ello, con una democracia real y participativa, con respeto a los derechos humanos y a la igualdad de todos los ciudadanos, dentro de un estado soberano, laico, democrático ,plurinacional y descentralista que propugne por encima de todo el bienestar de la población  y que luche decididamente por la paz y seguridad ciudadana.


Arequipa Octubre 2015


 
Por el Comité Directivo:


 
Edgar Linares Huaco / Presidente      

                                                
Hugo Apaza Oviedo/ Secretario


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

www.jornaldearequipa.com