Sector minero solo aporta 4.5% del Impuesto a la Renta

©

 

Roberth Orihuela | La República.
 

 
 
 

En picada. A pesar de que la extracción de minerales ha crecido 60% en los últimos 10 años esto no se refleja en los impuestos. Según estudio realizado, solo aportan el 4.5% del Impuesto a la Renta.

Desde hace cinco años, las empresas mineras dejaron de ser la mayor fuente de ingresos de la economía peruana. De acuerdo a investigación realizada en el libro "Recaudación fiscal y beneficios tributarios en el sector minero. Casos Cerro Verde y Las Bambas", la minería pasó de aportar la mitad del Impuesto a la Renta (IR-que se aplica a las ganancias netas) a solo 4.5%.

Esta cifra está por debajo de lo que aportaban las mineras en la década de los 90.

"Esta situación se traduce en menos dinero para las regiones y por ende menos obras", explicó el economista Epifanio Baca, uno de los coautores de la investigación.

Indicó que a pesar de que en los últimos 10 años la producción minería ha crecido 60.6%, esto no se traduce en impuestos que recauda la Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria (Sunat). Todo lo contrario, "nos encontramos en una situación paradójica, en la que el Estado termina subsidiando tributariamente al sector minero".

Y es que en los últimos tres años, la Sunat ha devuelto más de S/14 mil millones a las empresas extractivas. Es más, en 2015 la recaudación fue negativa, la Sunat "perdió" S/1582 millones. Esta paradoja ocurrió gracias al principio según el cual "los impuestos no se exportan", es decir, mientras más exporten más devoluciones lograrán.

Grandes beneficios


Para Baca, el gran problema es que la minería ha ido ganando muchos beneficios en los últimos 20 años. Explica que en la década de los 90 se firmaron los contratos de estabilidad jurídica, que blindaban a las mineras de cualquier crisis política en el país. Luego se promulgó la norma que disponía la devolución de los impuestos de las exportaciones.

También se emitieron leyes que aprobaban la depreciación acelerada y la reinversión de las utilidades.

La primera norma indica que la inversión en maquinaria y equipos que haga la compañía puede ser recuperada en solo 5 años. La segunda beneficia a muchas mineras, incluida Cerro Verde. Se refiere a que el Estado permite la reinversión del 80% de las utilidades sin tener que pagar impuestos durante el tiempo que duren las obras.

Todos estos factores se han acumulado en forma negativa para los intereses del país. Por ejemplo, Cerro Verde reinvirtió US$ 900 millones en 2007 sin pagar un sol a la Sunat. Esto ha dado beneficios solo a la minera, pues doblaron su producción, de 256 millones de toneladas métricas a 522 en menos de un año.

El valor agregado


Para el economista Rodolfo Marquina, hemos confiado tanto en la minería para rescatar la economía del país que ahora es en lo único que pensamos. Agrega que se debe pensar en otras opciones, como la agroexportación.

Asimismo señala que la minería debe cambiar. Pasar de ser extractiva a la industrialización. "Ya no vender piedras, sino cables de cobre".

Sobre ello, Pedro Cárdenas, director del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú, aseveró que la refinación ya es dar valor agregado a la minería. Pero aceptó que se necesita más trabajo.

 

Jornal de Arequipa no comparte ni se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

 

 

www.jornaldearequipa.com