Y tiene mucha razón

La marcha de la hipocresía (2)

La versión de Nelson Coronel
 

 
 

Nelson Coronel fue hombre del PC hasta los 70 (SEUO: salvo error u omisión diría la geometría).  Dice que dirigió en la JCP el periódico "Perú Juvenil" antes de Francisco Cervera, el "chico" de la Católica en el famoso "BEN de la Juventud" de los 60-70. Después, no lo sabemos. Hoy tiene su propia interpretación de lo que pasa con Lula y Daniel Ortega en Brasil y Nicaragua respectivamente, muy lejos de lo que sustentan los partidos comunistas y parte de la izquierda "oficial". Sobre Venezuela no "le" hemos leído nada, o guarda prudente silencio o está de acuerdo con lo que pasa allí. En lo que a Jornal importa es que en este tema de la "Marcha por la Vida" tiene toda la razón, así "nos" duela. Aquí "les" va su opinión literal, tomada de su Facebook: https://www.facebook.com/nelson.coronel.355?hc_ref=ARS1BUhWsqK

 

Al ver la marcha de ayer, multitudinaria, conformada por sectores populares en su absoluta mayoría, que salen a las calles a defender las tesis más oscuras de la ultra derecha conservadora, no puedo dejar de pensar como la inacción de las organizaciones de izquierda le dejaron abandonado el terreno popular a las organizaciones ultra derechistas evangélicas y católicas. El resultado ha sido esta poderosa y peligrosa derecha popular, ideologizada, fervorosa, conservadora, militante activa, formada en su mayoría por mujeres que están en contra de los derechos universalmente reconocidos a las mujeres, mujeres y hombres del pueblo que ahora son ultra conservadores, que tienen una organización real y eficaz, que toman la iniciativa política y la imponen multitudinariamente, en su mayoría proceden de los conos, de los antiguos bastiones rojos de la izquierda que hoy se han vuelto conservadores, fujimoristas, ultra derechistas católicos y evangélicos.... ¡Qué éxito para la derecha! Y qué tremenda tarea le espera a la izquierda si queremos ser, algún día, poder y gobierno. Un amigo que observaba la gigantesca marcha, desalentado, como yo, me retrucó la inevitable pregunta: ¿En qué momento se jodió el Perú?

 

 
 
Jorge Eduardo Diaz Alarcón Debo hacer una reflexión, las mujeres que salieron a esa importante (en numero) no tienen organización política, pero las une su pensamiento de derecha y falta de democracia. Que sucedió, la prensa reaccionaria levantó la marcha y funcionó la Internet, si esto es así, los que nos llamamos izquierdistas y que vemos que los los partidos comunistas, socialistas, democráticos están hibernando, entonces hagamos lo mismo, empleando los medios modernos de comunicación social, no caer en el desánimo, SI PODEMOS.

 

 

 

Contrariamente a lo que me comenta Jorge Díaz, los participantes de la Marcha por la Vida si tienen organización: una confluencia entre el fujimorismo, qué es su expresión política actual y otras qué están madurando. Creo que muy pronto empezarán a surgir, si no lo han hecho ya, organizaciones de los llamados "grupos evangélicos" que son activistas muy organizados, con muchos recursos, pero lo más importante y peligroso es que están muy ideologizados en una mezcla de principios religiosos ultraconservadores y visiones políticas absolutamente de derecha. Tienen además una dirigencia que se da a nivel de la acción y penetración de las iglesias "evangélicas".

Están trabajando desde las bases para construir poder. Lo vamos a ver, ahora en octubre, cuando en muchos municipios distritales y también provinciales y en algunas gobernaciones se lancen, creo que con muchas posibilidades, "candidatos evangélicos". Esto no es ninguna suposición carente de demostración. ¿Cuántos parlamentarios "evangélicos" hay ya? No menos de 16 y podrían llegar a 20. Por ahora el fujimorismo los ha cobijado, pero ellos tienen una visión a largo plazo. Y este no es solo un proyecto nacional. Es internacional. Ya en Honduras, un candidato de estas fuerzas perdió "por un pelo" las elecciones nacionales. No creo tampoco que a estos sectores se llegue a través solo de Internet que en todo caso, la ultraderecha está usando con mucho éxito, sobre todo a través de redes montadas para teléfonos celulares. Es una organización muy moderna, que combina con éxito el trabajo de bases, la prensa chicha e Internet. Mientras la izquierda está en el parque jurásico de la organización. Estamos jodidos realmente.

En las organizaciones tradicionales políticas los dinosaurios siguen haciendo lo que les da la gana, siguen practicando el amiguismo, el verticalismo, el monopolio de las decisiones. No tenemos si no que ver la organización de Juntos por el Perú para las elecciones internas de candidatos, han "decidido" que solo votará "la militancia" y ¿cuántos son?  No hay que ser muy zahorí para saberlo: pequeños grupetes, sin una visión clara, casi sin organización ni penetración en la sociedad ni en sus nuevas formas de organización. Lo que se había avanzado, en las elecciones del antiguo Frente Amplio, antes de su división, se ha tirado al tacho. La organización (el FA) se abría a la sociedad y estaba empezando a modernizarse, pero claro esto dejaba a los dinosaurios fuera y ellos, la antigua dirigencia. Son como Luis XIV: "Después de mí, el diluvio".

¿Dónde están ahora los que salíamos a las calles y al campo a construir partido? Sencillamente esta tarea dejó de hacerse- La situación va polarizándose muy peligrosamente. Por el lado popular, los únicos que se mueven, son los de Antauro, con sus "hombres parlantes", sus publicaciones, su construcción de bases en las organizaciones vecinales y populares y su visión de captura progresiva del poder, pero no son de izquierda, es un peligroso populismo ultra radical. La crisis de la izquierda histórica es muy profunda y desgraciadamente está muy lejos de terminar: se carece de ideología, de una visión táctica, y lo peor, de dirigencia. Estamos jodidos realmente. 

Jornal de Arequipa no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

 

 

www.jornaldearequipa.com