Kenji, Ramírez y Bocángel son suspendidos del ejercicio parlamentario

Luis Galarreta actuó con mano de hierro

©

 

LA REDACCIÓN

       

7JUNIO2018

 

 

 

En medio de una gritería infernal el Pleno del Congreso aprobó acusar constitucionalmente al parlamentario Fujimori por los delitos de cohecho activo y tráfico de influencias y suspenderlo mientras dure el proceso penal. El presidente del Congreso, Luis Galarreta, procedió con mano dura, de hierro, dijeron; señalando que se comunicará al Jurado Nacional de Elecciones (JNE) para que emita las credenciales correspondientes al accesitario para que este se incorpore al Congreso para recuperar para su bancada un parlamentario. Al día siguiente "reconoció los errores", se disculpó, pero, solo fue para perfeccionar la medida y evitar las posteriores acusaciones por las irregularidades cometidas.


En marzo pasado, la bancada FP presentó unos videos en los que se apreciaba a Fujimori ofreciendo obras del entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) a cambio de que otros congresistas modifiquen su voto y favorezcan al expresidente. Por ello, la Comisión Permanente del Congreso aprobó acusar constitucionalmente a Fujimori, Bienvenido Ramírez y Guillermo Bocángel, los protagonistas de los videos que grabó el parlamentario Moisés Mamani (FP).

 

La votación fue de escándalo, fue la venganza de Keiko Fujimori contra su hermano menor al acusarlo, junto a los otros, por cohecho activo genérico y tráfico de influencias. Sin embargo, no logró desaforarlos del Legislativo logrando que varios congresistas denuncien al fujimorismo por haber violado, una vez más, la Constitución del Perú.

 

Fue una auténtica "interpretación auténtica" de la Constitución del Perú. La suspensión durará hasta que culmine el proceso penal y se comunicará al Jurado Nacional de Elecciones para que haga de conocimiento a los accesitarios para que inicien sus funciones legislativas. Kenji Fujimori afirmó que su hermana Keiko Fujimori debe estar contenta porque ya tiene su cabeza en bandeja.

 

 

 

 

Edición 2542: jueves, 7 de junio de 2018

Final a Trapazos

Cuestionado desafuero a Kenji y ‘avengers’ marca fin de gestión de Galarreta. Hasta cardenal Barreto pone el grito en el cielo.

Ahora enfrenta una moción de censura presentada a poco más de un mes de terminar mandato.
 

El presidente del Congreso, Luis Galarreta, enfrenta una moción de censura a pocas semanas de dejar el cargo. Con firmas de Yonhy Lescano (AP) y otros, la iniciativa responsabiliza a Galarreta por compras y contrataciones irregulares. Tendrá poco futuro, aunque se esperaba su discusión el miércoles 6, antes de pasar a la votación para desaforar a Kenji Fujimori, Bienvenido Ramírez y Guillermo Bocángel. No solo pretenden que voten congresistas de FP que integran la Comisión Permanente, lo que está expresamente prohibido por el artículo 100 del reglamento del Congreso y en lo que Guido Lombardi llama una nueva “interpretación auténtica”. Además el caso establece un inaceptable contraste, pues la Comisión de Ética rechazó investigar a Modesto Figueroa y Carlos Humberto Ticlla, cómplices de Moisés Mamani en la grabación de los audios y vídeos que se tumbaron a Pedro Pablo Kuczynski. A ello se suma que el peritaje forense de la Fiscalía concluyó que hubo edición y manipulación en la memoria del reloj con el que Mamani realizó el trabajo. Asimismo, este tramo final de la presidencia de Galarreta termina con sus reiterados ataques a medios de prensa a los que calificó de “mermeleros” para luego secretear en un restaurante con Moisés Wolfenson, quien fuera sentenciado a cinco años por difamar a los opositores del régimen fujimorista desde las infames páginas de El Chino (¿qué hacía allí el presidente Martín Vizcarra? ¿No sabe qué hacía el montesinista Enrique Vidal?). Por todo eso, las palabras del próximo cardenal Pedro Barreto cayeron como un latigazo: “El Congreso de la República, con algunas excepciones, lógicamente, está de espaldas a la realidad del Perú. Y estar de espaldas a la realidad del Perú significa corrupción”.

 

Jornal de Arequipa no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

 

www.jornaldearequipa.com