Maestros buscan alternativa al Sutep de Patria Roja

©

 

RAFAEL RODRÍGUEZ

 

 

 

 

Los nuevos dirigentes magisteriales surgidos del último paro iniciaron la "gran marcha" hacia la conquista del Sindicato magisterial dirigida -hasta hoy- por Patria Roja; o, a la formación de una nueva organización sindical que agrupe a todas los bases magisteriales hartas del manejo tramposo, dijeron, de Patria Roja. La huelga indefinida reveló la existencia de nuevos cuadros los que se encargarán de liderar las bases regionales.


Dirigentes como Pedro Castillo de Cajamarca y Edgard Tello de Lima Metropolitana se preparan para inscribir su propio sindicato y quitarle la representatividad nacional al Sutep. Confirmaron que tienen la intención de liderar el gremio bajo nuevos principios y nomenclatura, tras asegurar que están a la espera de la decisión de las bases regionales para emprender el proceso de formalización ante el Ministerio de Trabajo.


Representantes de la base de Lima Metropolitana, indicaron que los maestros que siguen a Castillo, a nivel nacional, acordaron pedir su desafiliación del Sutep, dejar de aportar a dicha organización y comenzar con el proceso de inscripción del sindicato. Para el 30 de setiembre tendrán un evento nacional con el fin de evaluar los avances de estas decisión.


El CEN, (Comité Ejecutivo Nacional) del Sutep, el sindicato que lidera Alfredo Velásquez, buscará evitar la disidencia de los profesores realizando una convención nacional para tomar medidas ante la amenaza que implica ser desplazados por los sindicatos de Castillo y Tello volviendo a acusar a Castillo de tener vinculación con el Conare.


En 1972, el Sutep de Horacio Zeballos, bajo idéntica medida, quitó a la FENEP de Pedro Armacanqui la representación que hasta entonces esta tenía, convirtiéndose en la única organización del magisterio que en adelante dialogaría con el gobierno.

 

El nuevo sindicato a formarse contaría con representatividad nacional por concentrar la filiación de  más de 300 mil profesores, o sea la mayoría. Los entendidos en el caso dicen que el magisterio puede contar con más de un sindicato, pero solo uno de ellos podrá llegar a negociar formalmente.

 

El último paro demostró que Patria Roja ya casi no controla -salvo burocráticamente- nada. Si el sector que "controlan" Castillo y Tello alcanzara la mayoría, obtendría la representatividad "de jure" y sería la única organización sindical con capacidad de pactar acuerdos que tendrían aplicación general. A ojo de buen cubero, las bases bajo la dirigencia de Pedro Castillo y Edgard Tello superan en afiliados al Sutep de Patria Roja. El magisterio nacional cuenta con 548 mil docentes.

 

www.jornaldearequipa.com