Macri ya se puso el traje de futuro líder de la oposición
 

Mario Hernández | Rebelión

 24OCTUBRE2019

 

Con la consigna "sí, se puede" y ante miles de personas. Para las 18:30 del sábado pasado, cuando Macri apareció entre la gente antes de subir al escenario junto a Miguel Ángel Pichetto y Juliana Awada, la concentración ya tenía varias cuadras de largo, alcanzando varias decenas de miles de personas.


Infinidad de banderas argentinas y casi ninguna referencia gráfica al PRO, a la UCR o a la Coalición Cívica y muy pocas remeras de Cambiemos, como queriendo ocultar el carácter partidario del acto. Algunas concentraciones se produjeron también en otras ciudades como Córdoba, Rosario, Mar del Plata, Catamarca, Neuquén, Mendoza y Bahía Blanca.

Con excepciones, casi la totalidad de la concurrencia superaba los 40 años, con una alta composición de adultos de sectores medios tanto de la Ciudad de Buenos Aires como del Conurbano bonaerense. Buscando una foto que intente mostrar que el gobierno aún no está muerto pero que además contenga la desmoralización reinante en las filas de Cambiemos desde las PASO.

Con un discurso que reafirma los principales “valores” del macrismo, volvió a hablar de “república”, “corrupción”, “independencia” y “libertad”, evitando meterse en temas puntuales.

Esos “valores” los ensayó en un ping-pong con la multitud, lleno de preguntas retóricas: ¿Creemos que la honestidad es importante? ¿Creemos en la educación y el trabajo para progresar? ¿Queremos integrarnos al mundo? ¿Creemos que la justicia debe ser independiente? ¿Creemos que la plata debe ir para obras y no a los bolsos de los funcionarios?

Por último, con el increíble argumento de que su gestión resolvió los problemas estructurales y ahora viene “el alivio”, convocó a una difícil epopeya: “dar vuelta la elección”. Ese fue uno de los mensajes que el presidente quiso instalar desde el palco, con el “Sí se puede” repetido hasta el cansancio. En ese intento por evitar una sangría mayor y un papelón electoral no solo se juega la suerte de Macri, ya echada, sino también el intento de macristas y radicales de mantener sus bancadas parlamentarias y algunos municipios.

Además de posicionar a Macri como el dirigente más convocante de la derecha ante el futuro de Cambiemos probablemente ya sin la UCR a partir del 10/12, con Larreta jugado a mantener el único territorio administrado por el PRO y Vidal a ser la líder de la principal oposición en la provincia de Buenos Aires.


La guerra comercial y tecnológica es el detonante de una nueva recesión global

El sector manufacturero de Estados Unidos se contrajo en agosto por primera vez en tres años, de acuerdo a un informe sobre la industria manufacturera. Se trata de la quinta caída mensual consecutiva.

Esta noticia se agrega a las preocupaciones por el debilitamiento de la economía global y las crecientes tensiones comerciales entre Washington y Pekín, lo que aumentó los temores del mercado financiero de una recesión.

El Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por su sigla en inglés) dijo que su índice de actividad manufacturera nacional disminuyó a 49.1, su menor nivel desde enero de 2016.

Estados Unidos ahora se une a la zona Euro, Japón, el Reino Unido y China, que durante mucho tiempo han experimentado una contracción en la actividad fabril.

Aún así, el índice ISM, que es un indicador económico que evalúa el estado de la industria estadounidense encuestando a ejecutivos sobre las expectativas de producción en el futuro, nuevos pedidos, inventarios, empleo y entregas, permanece por encima del nivel 43, que los economistas asocian con una recesión. El ISM dijo que hubo "una disminución notable en la confianza empresarial", y agregó que "el comercio sigue siendo el problema más importante, indicado por la fuerte contracción en los nuevos pedidos de exportación".

Las preocupaciones sobre la economía también se vieron exacerbadas por otros datos, como el gasto en construcción que apenas aumentó en julio. Los informes compensaron un poco los datos optimistas de la semana pasada sobre el gasto del consumidor que sugirieron que mientras la economía se desaceleraba, no estaba perdiendo impulso tan rápidamente el consumo.

El consumo de los hogares en la mayoría de las economías es relativamente fuerte porque la gente sigue gastando más, en parte, a través de un mayor endeudamiento a tasas muy bajas de interés. La otra parte de la 'demanda agregada', la inversión empresarial es débil, cada vez más débil. Pero eso es debido a la baja rentabilidad y más en el último año debido a la caída de los beneficios en los EEUU y en otros lugares. De hecho, los márgenes de beneficio empresarial en los EEUU se han reducido durante más de cuatro años, la mayor contracción de postguerra.

La crisis en el sector manufacturero es en parte el resultado de la desaceleración general de la inversión en las economías capitalistas y en parte el resultado de la intensificación de la guerra comercial entre las dos economías manufactureras más grandes del mundo: China y los Estados Unidos. La guerra comercial está actuando como un desencadenante de una recesión manufacturera en todo el mundo. El comercio mundial ya se estaba desacelerando antes de que estallara la guerra comercial y ya había provocado víctimas a nivel mundial como Argentina y Turquía.

Ambos han sufrido un colapso catastrófico en la producción, la inversión extranjera y el valor de sus monedas. Turquía está sumida en una profunda recesión general. Argentina se ha visto obligada a incumplir sus enormes pagos de deuda externa.

Pero hasta ahora, la recesión se limita al sector manufacturero. El llamado sector de servicios -que incluye servicios minoristas, servicios financieros, servicios comerciales, bienes raíces, turismo, ‘industrias creativas’, etc.-, continúa manteniendo la cabeza por encima del agua en la mayoría de las economías del G20.

No obstante, si el crecimiento del empleo mundial se debilita o se frena, el poder adquisitivo de los trabajadores disminuirá y el sector servicios comenzará a sufrir también. El empleo depende de la disposición de las empresas capitalistas a invertir y expandirse. Y la inversión y la expansión dependen de la rentabilidad esperada de la inversión. Por lo tanto, ¿qué está pasando con los beneficios a nivel global? Los economistas de JP Morgan acaban de publicar un análisis completo de los beneficios globales y creen que en el segundo trimestre de 2019 se han estancado. Cada uno de los 10 sectores que componen el mercado total muestra una fuerte desaceleración en el crecimiento de los beneficios, y la mitad experimentó contracciones directas durante el año pasado (particularmente materias primas y telecomunicaciones). Incluso en aquellos sectores que aún tienen un crecimiento positivo: minorista, IT, finanzas y servicios públicos, el crecimiento de los beneficios está cayendo rápidamente.

La deuda argentina

El gobierno de Macri fracasó abiertamente en su gestión económico-financiera arrastrando a la Argentina a una nueva cesación de pagos; default que evitó formalizar sólo merced al salvataje financiero extraordinario del Fondo Monetario Internacional (FMI) con un préstamo Stand-By de U$S 57.000 millones, récord para la Argentina y el mundo, a los fines que la administración macrista pudiera completar su mandato.

El FMI desembolsó hasta la fecha U$S 45.000 millones, de los cuales unos U$S 34.000 millones se usaron para financiar la fuga de capitales, esto es, dólares del Fondo que entraron prestados por una ventanilla del Banco Central (BCRA) y se vendieron por otra para sostener el tipo de cambio y cubrir así la salida de divisas de grandes fondos especulativos que operan y siguen operando en la Argentina.

Con el agravante que de esta manera el FMI está contraviniendo el artículo VI de su propio Convenio Constitutivo que le prohíbe prestar a los países miembros para atender corridas cambiarias.

Pese al monitoreo permanente del FMI, el desmanejo de las cuentas fiscales y cuasi-fiscales (BCRA) por parte del gobierno de Macri no evitó el agravamiento de la situación económico-financiera interna del país ni la verdadera mejora de las finanzas del Estado, afectadas por un déficit fiscal creciente provocado por el aumento desproporcionado de los Intereses a pagar. Este doble fracaso macrista se traslada como herencia al próximo gobierno.

A fines de agosto, la información oficial mostraba que la deuda era de U$S 310.000 millones. De ese total el Tesoro le debía al BCRA alrededor de U$S 75.000 millones y al Anses y otros organismos estatales unos U$S 27.000 millones.

El resto de los acreedores se compone de organismos multilaterales (FMI y otros) por U$S 73.000 millones y privados por U$S 132.000 millones. Los intereses anuales, en el caso de los multilaterales, son del orden de U$S 3.000 millones; para los privados son de aproximadamente U$S 8.000 millones. La deuda con privados es 25% en moneda nacional y el resto en moneda extranjera.

Una opción que ha planteado el Gobierno actual es acordar con los acreedores una prórroga en los vencimientos de capital y parte de los intereses, que son los que realmente se abonan dado que el capital no se paga sino que se refinancia íntegramente.

Mientras tanto, el candidato Alberto Fernández y sus principales asesores en materia económica, se están pronunciando a favor de la llamada “solución a la uruguaya”, la operación de Canje de Deuda de Uruguay en 2003.

La esencia de este tipo de reestructuración de Deuda es simple: 1) Alargamiento o extensión de las fechas de vencimiento (en principio a 4-5 años, es decir, pateándolos a la administración siguiente); 2) No quita de Capital; y 3) No rebaja de los Intereses.

Al respecto señala el Lic. Héctor Giuliano: “Dicho con otras palabras, es la fórmula que más conviene a los acreedores del Estado dado que siendo la Deuda Argentina hoy la más cara del Mundo, lo que así se propone -Oficialismo y Oposición- es que tales condiciones se prolonguen en el tiempo, de modo que los grandes fondos especulativos de inversión mantengan sus niveles récord de rentabilidad financiera gracias al alto costo de la Deuda de nuestro país.

Paradójica o sintomáticamente, de esta manera tanto el gobierno de Mauricio Macri como el que sería su más posible sucesor, Alberto Fernández, coinciden en esta misma tesitura perversa acerca del re-endeudamiento del Estado”.

¿Hay otra salida?

En Sistema deuda (Editorial Metrópolis, 2018), el presidente del Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo, Eric Toussaint, apela a la llamada doctrina de la deuda odiosa de Alexandre Sack, quien sostiene que un gobierno legítimo y democrático, puede suscribir deudas odiosas.

Como antecedente podríamos citar al padre de la escuela histórica en derecho, Gustav von Hugo (1764-1844) que escribió: “Una quiebra nacional no tiene nada de ilegal, y saber si es inmoral o poco prudente depende enteramente de las circunstancias. No es decentemente posible demandar a la generación actual que cargue sola con las consecuencias de la locura o la falta de previsión de las que le han precedido, pues si no, finalmente, un país no tendría ya habitantes a causa del peso de sus deudas públicas”.

En Argentina más de la mitad de la población infantil es pobre (52,6%), al tiempo que los adolescentes y jóvenes tienen una tasa del 42,3%. Nada menos que 5,7 millones de chicos y chicas son pobres y 1,4 millones indigentes, dando lugar a la reproducción inter generacional de la pobreza que compromete las capacidades de las generaciones futuras para alcanzar mejores condiciones de vida acentuando así las desigualdades existentes.

Para la misma época Karl Salomo Zachariä von Lingenthal (1769-1843) sostenía: “El Estado tiene el derecho de reducir sus deudas, incluso de repudiarlas por entero, en la medida en que no es ya capaz de conseguir los fondos, además de los gastos corrientes, necesarios para pagar los intereses y el capital de la deuda pública”.

Este es precisamente el caso de nuestro país, como derivado lógico e inexorable de la política institucional de toma sistemática de deuda sin capacidad de pago.

Esta situación está probada con números ya que se mantiene y agrava indefinidamente porque es sostenida merced a un mecanismo de refinanciamiento constante de los vencimientos de capital y toma de nuevas deudas.

Según el profesor de Derecho internacional de la Yale Law School , Edwin Borchard (1884-1951), Zachariä sostiene que un gobierno tiene un deber superior al pago de sus deudas, que es preservar la vida de sus ciudadanos, y que tiene que olvidar a los acreedores si no hay otra opción.

Nos exime de cualquier comentario las cifras de la pobreza en Argentina: 15,9 millones de personas cuyos ingresos están por debajo de la línea de pobreza y 3,5 millones de personas que pasan hambre, según el informe elaborado por el Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas.

Contemporáneo de Borchard, Alexandre Sack (1890-1955), considera que en casos excepcionales hay deudas que pueden ser anuladas:

“Por consiguiente, para que una deuda, regularmente contraída por un gobierno regular, pueda ser indudablemente considerada como odiosa, […], convendría que fueran establecidas las siguientes condiciones:

1. El nuevo gobierno debería probar y un tribunal internacional reconocer como establecido:

* que las necesidades, para cuya atención el antiguo gobierno había contratado la deuda en cuestión, eran “odiosas” y francamente contrarias a los intereses de la población […]y,

* que los acreedores, en el momento de la emisión del préstamo, habían estado al corriente de su destino odioso.

2. Establecidos estos dos puntos, correspondería a los acreedores la tarea de probar que los fondos producidos por los citados préstamos habían sido de hecho utilizados no para necesidades odiosas, dañinas para la población de todo o parte del Estado, sino para necesidades generales o especiales de ese Estado, que no ofrecen un carácter odioso”.

En una publicación de la revista del FMI “Finance et développement”, Michael Kremer y Seema Jayachandran definían en 2002 la doctrina de la deuda odiosa: “La doctrina de la deuda “odiosa” enuncia que la deuda soberana contraída sin el consentimiento de las poblaciones y sin beneficio para ellas no debe ser transferida al Estado sucesor, en particular si los acreedores tenían conocimiento de ese estado de cosas”.

Este último aspecto es fundamental, la responsabilidad de los acreedores, porque están regularmente en el origen de las violaciones de los tratados y de los demás instrumentos internacionales de protección de derechos. La responsabilidad del FMI en la rebelión haitiana que supera un mes y los recientes hechos de Ecuador me eximen de mayores comentarios.

Fue precisamente este último país el que realizó una auditoría con participación ciudadana, sin incluir representantes de los acreedores, en 2007-9, suspendiendo previamente el pago de la deuda. Y realizando una quita del 70%.

Los ejemplos abundan. Solo nos limitaremos a los últimos 40 años:

- Deudas contraídas por el sha de Persia para armamento por Irán en 1979.
- El repudio de las tres repúblicas bálticas de las deudas con la URSS en 1991.
- La anulación de la deuda de Namibia contraída por la República Sudafricana por el gobierno de Nelson Mandela en 1994.
- La anulación de la deuda de Timor Oriental en 1999-2000.
- La anulación del 80% de la deuda de Irak en 2004.
- El repudio por parte de Paraguay de deudas contraídas con los Bancos suizos en 2005.
- La anulación por parte de Noruega de las acreencias de cinco países (Ecuador, Perú, Egipto, Sierra Leona y Jamaica) correspondiente a un contrato de venta de barcos de pesca en 2006.
- La anulación en 2009 de parte de la deuda ecuatoriana identificada como ilegítima por la comisión de auditoría en 2007-8.
Subte: arranca un plan de lucha con paros por vagones envenenados con asbesto
Este jueves, en un plenario de delegados, los trabajadores del Subte de la Ciudad de Buenos Aires votaron dar inicio a un plan de lucha. Exigen que las empresas Sbase y Metrovías presenten un plan integral de desabestización que incluya el cambio de flotas afectadas.

Desde el lunes comenzará el cronograma de medidas. Ese día se abrirán molinetes en la Línea B entre las 17:00 y las 19:00. El martes 22 será el turno de la Línea D entre las 8:00 y las 10:00 y entre las 17:00 y 19:00. Finalmente el miércoles 23 habrá paro en ambas líneas desde las 5:30 hasta las 7:30.

Desde hace más de dos meses se conoce que en el taller Rancagua más del 10 % de los trabajadores tienen afectada su salud por el asbesto.

La confirmación de los trabajadores afectados en su salud demuestra que estamos frente a una emergencia sanitaria profunda que pone en riesgo también la salud de los millones de usuarios del subte.

Al respecto, explicó Roberto Pianelli, secretario General de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP): “Se sabía que estos trenes eran viejos y que antes, usualmente, tenían amianto para aislar”, explicó Pianelli. “A medida que se iba utilizando en el mundo, se detectó cómo el amianto era un asesino silencioso ya que la fibra de amianto es imperceptible a la vista y cuando lo inhalás se clava en los pulmones y recién se puede detectar cuando empezás a enfermarte”, remarcó.

Pianelli aludió a la investigación periodística realizada por la CNN en la que el titular del Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE) admitió que conocían la presencia de asbesto en las formaciones de subte: “No sabíamos que el gobierno de la Ciudad conocía de antemano que los coches que compró Mauricio Macri en su momento tenían asbesto. Es gravísimo”, apuntó Pianelli. Y explicó: “La compra de Macri de los trenes con asbesto fue un escándalo y nosotros lo manifestamos desde un comienzo”, y agregó: “Esos trenes no funcionan más pero hay otros coches con asbesto”.

El secretario General del Sindicato del Subte dijo que “en 2017 nos enteramos que en el Metro de Madrid había enfermos terminales por asbestosis y que había sido producida por trenes de una marca particular y algunos de sus modelos. Entre uno de esos modelos estaban los 36 coches de la flota que compró Macri en 2011”.

En total se adquirieron 36 coches y se pagó por ellos “casi medio millón de euros”, de los cuales Pianelli remarcó que sólo funcionaban 18.

“La compra fue un escándalo. Se adquirían dos para usar uno porque para tener repuestos se necesitaba otro en desuso. Se pagó a precio nuevo y era chatarra”, remató el dirigente sindical.

Además, contó que en cuanto se enteraron de la presencia del amianto en los coches de la Ciudad de Buenos Aires decidieron “dejar de manejar esos coches”, y detalló: “Habíamos hecho dos huelgas y cuando hicimos la tercera nos convocaron a una comisión, pedimos los manuales y vimos que decía amianto por todos lados”.

Pianelli remarcó: “Nos dimos cuenta en ese momento que todos los demás trenes tenían asbesto o amianto. El 90% de las líneas B, C y E tienen asbesto”. Y reveló: “El tren que tiene asiento de pana en la línea B está plagado de amianto”.

El candidato a jefe de Gobierno del Frente de Izquierda Unidad, Gabriel Solano, también sostuvo que: “El informe de CNN reveló públicamente lo que los trabajadores del subte venían denunciando: la presencia de material cancerígeno en las formaciones de subte compradas por Metrovías a España y la responsabilidad directa del Gobierno de la Ciudad. Ahora las autoridades de Sbase admiten que sabían que se compraban trenes contaminados.”

“Pero a pesar de que estalló esta información la empresa sigue sin hacer nada y no ha habido respuestas por parte del Gobierno de la Ciudad. Mientras tanto, estudios que se realizaron los trabajadores del subte demuestran niveles altísimos de asbesto en el cuerpo. Apoyamos el reclamo por la desabestización y el cambio completo de la flota, en defensa de la salud de los trabajadores y usuarios del subte. Hace meses hemos solicitado un pedido de informe en la Legislatura porteña. Venimos batallando para que se conozca esta grave situación: realizando audiencias públicas y exigiendo que el gobierno informe y comparezcan los responsables. El presidente de Sbase debe renunciar inmediatamente e investigarse las responsabilidades penales de Macri y Larreta por defraudación al Estado y por poner en riesgo la salud de los trabajadores y los usuarios.”

Reclamos salariales


El miércoles 16, se realizó una marcha de antorchas en Trelew, para recordar a las compañeras docentes María Cristina y Jorgelina, fallecidas en un accidente automovilístico el pasado 17 de septiembre, cuando volvían a Comodoro Rivadavia luego de participar de una movilización y del 1° plenario provincial que se había realizado en Rawson. A su vez, el jueves 17 a las 20:00, se realizó un homenaje en la escuela 738, donde ellas trabajaban.

Por otro lado, continúan la toma de escuelas secundarias en Puerto Madryn y Trelew, pese a la presión para que los estudiantes las levanten. Se sumaron los secundarios de Lago Puelo desde hace una semana y el acampe en la plaza frente a la escuela secundaria 765 que realizan docentes.

La provincia entera está paralizada y reina el caos: paro, retención de servicios, cortes de ruta, asambleas son las diferentes medidas de fuerza adoptadas por los trabajadores para exigirle a Mariano Arcioni que cumpla, entre otras cuestiones, con lo acordado en paritarias. Llevan más de 60 días de lucha. Sin embargo, el pueblo sigue sin ser escuchado y, no solo eso, además de la indiferencia absoluta, se los extorsiona permanentemente con la promesa de que “todo mejorará, si votamos a Alberto Fernández”, aliado incondicional del mandatario chubutense.

Actualmente, el escenario es catastrófico: los sueldos se pagan en tres rangos de manera escalonada, incluso a los pasivos; las altas de horas cátedra no se computan como corresponde y muchísimos compañeros aún no cobran desde marzo; se discontinuó el pago de la obra social, entonces no hay cobertura diaria, sino que la van habilitando algunos días sí, otros no -como si se pudiera predecir la fecha exacta de cuándo se va a necesitar un médico-; los juzgados y hospitales funcionan solo para emergencias y la actividad pública, en general, está paralizada.

Además de las cuestiones mencionadas, hay una emergencia edilicia a lo largo y ancho de la provincia, con escuelas que literalmente se están viniendo abajo. Esta crisis social y económica se desprende de un deseo manifiesto por instalar la megaminería en la zona de la comarca andina. Este proyecto fue impulsado en un principio por Carlos Saúl Menem, en los noventa, reimpulsado por Néstor Kirchner en el año 2003 y con un mayor intento de efectuarse durante las dos presidencias de Cristina Fernández. Hoy, el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, es un incondicional aliado de Mariano Arcioni y no solo de su gestión, sino también de las empresas mineras que esperan ansiosas que se las habilite para destruir los recursos de la provincia.


Instalando la idea de que los chubutenses están ahogados, presentan la explotación de las minas a cielo abierto como una oportunidad de crecimiento y una forma de solución a todos sus problemas. Con respecto a este tema Alberto Fernández, durante una visita a dicha provincia, recalcó que la sociedad debe comprender que la minería es una “oportunidad de crecimiento” e incluso se reunió con empresarios y gobernadores, manifestándoles su total apoyo a cada uno de los proyectos. Por su parte, Alicia Kirchner, quien también se reunió con el candidato del Frente de Todos, subrayó en reiteradas ocasiones que la negativa del pueblo patagónico a aceptar la propuesta minera, es por causa de una “falta de educación” sobre el tema, a pesar que en Chubut vecinos autoconvocados de diferentes regiones lo vienen estudiando desde hace más de dieciséis años e informando a través de diferentes medios los riesgos que la actividad minera a cielo abierto supone.

 

Continuará

 

 

 

Jornal de Arequipa no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

 

www.jornaldearequipa.com