Venezuela

La Tierra de Miranda bajo presión cada vez mayor

©

 

Luis Mogrovejo

 

 

 

 

Venezuela no está entre mis pasiones, pero no por ello, dejo de sentirme obligado en considerarme entre quienes hemos defendido desde jóvenes el principio de la autodeterminación de los pueblos, para organizarse en la forma que a bien lo estimen. Precisamente, esta idea simple en apariencia, resulta ser fundamental por el carácter decisivo que tiene como fuerza de los países débiles y pobres para enfrentar a las naciones poderosas que lo son, gracias a que de manera permanente en el tiempo devoran como tiburones a los países pequeños.

Chávez, está entre los hombres de una inteligencia inusual entre los políticos que han conducido los intereses de las naciones latinoaméricanas. Fundador del Movimiento Bolivariano que entre muchos objetivos tiene "Construir la Unidad" de esa parte del continente américano, condición necesaria para ser libres y poder acceder al pleno progreso. Esto como es obvio, encontró dura resistencia desde sus inicios por parte de los afectados, y, como debe comprenderse la burguesía reaccionó de inmediato, y de esa manera a cada medida interna y externa, cosa que tenía que suceder por la continuación y avance de la concepción chavista, de la cual emerge la cabeza del señor Nicolás Maduro; es de fácil conclusión, que los enemigos de este proceso, que no es de un cambio radical de carácter revolucionario, sino un camino que avanza en dirección de una democracia distinta a la democracia burguesa, aquella donde el ciudadano tiene derecho solamente a elegir en el plano político sin que su voto tenga efectos en lo económico y demás intereses y derechos que le son propios.

Los enemigos del pueblo venezolano, empezando por todos los medios de prensa del que dispone hoy el ordenamiento del capital, desfiguran la verdad de lo que sucede en el interior de esa nación de una manera obscena y asqueante; en el plano diplomático se presentan verdaderas aberraciones planeadas y organizadas por la actual administración estadounidense; lo más vergonzoso, es la posición asumida de la Unión Europea por la sumisión directa a la potencia del Norte, pisoteando ideas humanísticas elementales y claras sobre las medidas económicas aplicadas para extorsionar a los pueblos politicamente, las que jamás afectan a despotas, dictadores o verdugos, sino a la gente que son los que directamente la padecen.

En las elecciones de ayer percibo un alarido de todos esos caínes que quieren dentar al gobierno venezolano, empezando por su hermana Colombia que siempre ha sido gobernada por una casta que al igual que la venezolana solo piensan en la defensa de sus intereses de panza, cosa parecida es el caso mexicano donde ese gobierno supura pus por la pestilencia de la corrupción, seguido de Panamá, Costa Rica, Perú, Brasil, Puerto Rico y Argentina.

Lo anterior lo sostengo no como una denuncia, sino como puntualización de los hechos, no por que las denuncias no se deban hacer, sino que a la altura de la situación quienes estamos por la determinación de los pueblos, la justicia, la paz, etc; nuestra conciencia nos obliga a ubicarnos dentro de la realidad del conflicto. Ayudar a Venezuela a vencer a sus enemigos es un problema que se enmarca en la realidad y en tanto que realidad, es un hecho de acción de fuerzas populares, donde la juventud debe asumirse al igual los intelectuales y demás sectores que trabajan por una latinoamérica pujante deben oir el grito de presente. Los colombianos están llamados a integrarse en primera fila usando toda una panoplia de recursos desde los elementales como complejos, explicando que el éxodo de venezolanos en los últimos días y que pululan por todo el país de esa república, es resultado de la política de desestabilización a gran escala contra el proceso bolivariano. Cosa parecida deben hacer los mexicanos y el resto que he mencionado.

Tuve la ocasión de oir a los generales venezolanos y me sorprendieron por su lenguaje e inteligencia; no dudo en su vocación de paz y defensa de la democracia de su patria, pero es precisamente a los gobiernos de democracia popular que la derecha internacional ha atacado militarmente; sin embargo, la victoria electoral ha sido fundamental, pero es insuficiente; no obstante, la garantía para una paz democrática duradera estable para la nación está en crear una fuerza de disuasión estratégica para aquellos que comienzan a tener en planes de invasión militar como recientemente ha ocurrido en Siria, porque en eso de invadir cualquier pretexto es bueno como fueron las mentiras del Sr. Bush en relación al Irak.

En el norte se acaba de lanzar el eco de que en el suelo de Bolivar se está instalando una dictadura. La fuerza disuasiva que aludo es invencible, porque puede convertir a Venezuela en un cementerio grande para aquel que quiera ollar su suelo, es la de armar y organizar al pueblo chavista militarmente; porque la fuerza siempre ha sido vencida por otra fuerza, asi sea débil debido a que en términos militares lo decisivo no son los medios de guerra sino la voluntad de vencer; a causa de esto no hay hoy en el planeta una potencia que no pueda ser vencida por un pueblo que lleva en su corazón el anhelo de la victoria.

Saludos a todos los amigos de Venezuela.


Luis Mogrovejo


31 de julio 2017.

Difundido por:
Asociación América Latina Publicaciones
Editora de "El Chasqui de América Latina"
Asociación Ley 1901-France
http://www.asocamerlat.org/
Hacer un click para su lectura.
TWITTER
https://twitter.com/ASOCAMERLAT
Email:
asocamerlat.bis@gmail.com
2017: Año de solidaridad con los pueblos y gobiernos revolucionarios que
siguen luchando sin tregua por la INTEGRACION de AMÉRICA LATINA.

 

www.jornaldearequipa.com