La sentencia sobre Fujimori

TC rechazó hábeas corpus contra jueces

©

César Romero / Rocío Silva Santisteban

 
 
 

 

 

Si Fujimori sabía que era inocente, ¿por qué fugó del país y solo regresó cuando fue extraditado? Obviamente sabía que no lo era. Como ha mencionado el ex fiscal del caso Barrios Altos, Avelino Guillén, las pruebas en su contra han sido tan contundentes que no le quedó otra y se allanó en varias acusaciones para evitar una sanción mucho más drástica. El mismo abogado del reo, César Nakazaki, al terminar el largo juicio sostuvo que el proceso había tenido todas las garantías legales posibles.

Pero, obviamente, Fujimori despachó a Nakazaki y consiguió un abogado que, más allá o más acá de su prestigio jurídico, le haga caso. Por ese motivo, el nuevo abogado de Fujimori, William Paco Castillo, más conocido como “el candidato del helicóptero” (recordemos el debate de la 1ª vuelta el año 2011), ha presentado contra la sentencia un hábeas corpus ante el Tribunal Constitucional (TC) en el que sostiene que no se cumplió con el debido proceso por dos puntos: 1) se le sentenció por crímenes de lesa humanidad cuando la acusación fiscal no lo planteaba; 2) César San Martín “consultó” a profesores universitarios de derecho penal del extranjero sobre la sentencia, creando una situación perjudicial para Fujimori. Hoy día, el TC tendrá que pronunciarse sobre esos dos temas.

Son siete magistrados los que tendrán que tomar la decisión y ya uno de ellos, José Luis Sardón, adelantó opinión, no solo cuando sostuvo en el año 2012 que Alberto Fujimori debería estar en libertad por tratarse de “un hombre moribundo”, sino también cuando dijo literalmente en el programa de Jaime de Althaus el 8 de abril de 2011: “Yo creo, de lo que vengo revisando el fallo, Jaime, que la sentencia, sinceramente, no está bien fundamentada. Los magistrados que la han elaborado […] han hecho una reseña extremadamente selectiva, arbitrariamente selectiva, se les ha ido la mano. Esa descripción de los hechos no tenía nada que ver con lo que sucedía en el país”.

Sardón es un prestigioso jurista arequipeño conocido por ser conservador y económicamente liberal, aunque para el caso Fujimori ha tenido siempre un límite muy laxo en cuanto a sus valores democráticos pues, sin justificar el golpe, sí lo atenuó en diversas entrevistas en el programa de Althaus. Actualmente es el decano de la Facultad de Derecho de la UPC y fue prominente miembro del directorio de Reflexión Democrática, la ONG auspiciada por Minera Buenaventura. Además fue propuesto para el TC como candidato por la bancada de Fuerza Popular. Ahí está el detalle.

Rosa María Palacios opinó que José Luis Sardón debía inhibirse ante este adelanto de opinión; sin embargo, no lo ha hecho, y por la pregunta que sostuvo en la sesión en que se escucharon los alegatos orales de Castillo y del procurador del Poder Judicial el miércoles 27 de abril, está por sobreentendido que se pronunciará a favor del hábeas corpus. ¿Cuántos más harán lo mismo? Hoy lo sabremos.

 

El ex presidente Alberto Fujimori seguirá en prisión. El Tribunal Constitucional no le abrirá ninguna puerta para que pueda evadir el cumplimiento de su condena de 25 años de prisión por homicidio calificado y secuestro agravado, como esperaban sus seguidores y su abogado defensor.

Ayer el presidente del TC, Manuel Jesús Miranda Canales, y los magistrados Marianella Ledesma Narváez, Óscar Urviola Hani, Ernesto Blume Fortini, Carlos Ramos Núñez, José Luis Sardón de Taboada y Eloy Espinosa Saldaña Barrera evaluaron, por casi tres horas, el hábeas corpus presentado por Fujimori.


Casi unánime


La discusión giró en torno al proyecto de sentencia presentado por el juez ponente, en este caso Ramos Núñez. La conclusión final, según trascendió, fue rechazar la demanda de hábeas corpus presentada contra la Sala Penal Especial que condenó a Fujimori.

Seis magistrados llegaron a la conclusión de que el hábeas corpus no aportaba ningún elemento nuevo que permitiera considerar que se había afectado el debido proceso en el juicio a Fujimori en los casos La Cantuta y Barrios Altos.


El 10 de mayo


El único magistrado que se habría manifestado a favor de Fujimori sería el doctor José Luis Sardón. Él habría solicitado tiempo para presentar su voto dirimente, lo que haría el próximo lunes, 9 de mayo.

Por este motivo, el TC guardó reserva de las consideraciones y acuerdos de la sentencia en mayoría. Se esperará que todos emitan sus votos, a favor y en contra, para dar a conocer el acuerdo y notificar el veredicto a las partes.

La idea sería publicar la sentencia el 10 de mayo, previo a un viaje que tres magistrados realizarán fuera del país, por invitación de otros tribunales constitucionales, que desean intercambiar experiencias.

Según trascendió, la mayoría de argumentos de la defensa de Fujimori serían declarados infundados. El pedido de la defensa de Fujimori de considerar que los correos del juez supremo César San Martín, consultado sobre la autoría mediata, suponían un adelanto de opinión sería rechazado por improcedente.

Al respecto, los magistrados valoraron que los correos fueron considerados prueba ilícita en la investigación penal que hizo la fiscalía y en el procedimiento administrativo que realizó el Consejo Nacional de la Magistratura.

Además, que sendos peritajes establecieron que los correos habían sido manipulados, por lo que no se puede obtener ninguna conclusión valedera de ellos.


Lesa humanidad


Sobre la frase que considera que los delitos atribuidos a Fujimori son de lesa humanidad, se acoge la argumentación del Poder Judicial según la cual es algo declarativo, utilizado como un calificativo preexistente en el derecho internacional. Además, que la sentencia de la Sala Penal Especial fue confirmada, en todos sus extremos, por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, ante la cual también se cuestionó la calificación de lesa humanidad.

Se afirma incluso que en fallos anteriores el propio TC señaló que los crímenes de Barrios Altos y La Cantuta se consideran de lesa humanidad, al haber sido ejecutados por un organismo dependiente del Estado, el grupo Colina.

Sobre la supuesta imparcialidad de dos magistrados que habían intervenido en el juicio teniendo la condición de jueces provisionales, se rechazaría al considerar que era un hecho conocido por la defensa de Fujimori antes que comenzará el juicio.

Además, solo uno de los magistrados era provisional, los otros dos eran titulares. También se tiene en cuenta que la provisionalidad es una característica del Poder Judicial y que de solo esa condición no se puede deducir que sea manipulables o estén parcializados a favor de una de las partes.


Insistirán con demandas


En Tarapoto, durante un evento partidario, la candidata presidencial Keiko Fujimori declaró que los abogados de su padre evaluarán los pasos a seguir si el TC rechaza la demanda de hábeas corpus. Anotó que insistirán con nuevos recursos de agravio constitucional o acudir a las instancias internacionales, como las Naciones Unidas o la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para revisar la condena a Alberto Fujimori.

Este último caso sería paradójico, puesto que Fujimori plantea aplicar la pena de muerte en el país para los violadores de niños, para lo cual tendría que promover que el Perú se retire de la competencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. De retirarse de este organismo, su padre ya no podría acudir a esa instancia internacional para reclamar por la afectación a sus derechos en el juicio en el Perú.

 

 

 

www.jornaldearequipa.com