www.jornaldearequipa.com www.jornaldearequipa.com www.jornaldearequipa.com www.jornaldearequipa.com www.jornaldearequipa.com

 

 

Tierra y Libertad y Nuevo Perú se disputan la preponderancia en el Frente Amplio

.

Crisis de la izquierda es por liderazgo y no programática

©

lA REPÚBLICA

 

 

 

 

El problema no es ideológico sino quién lo lidera: Arana o Mendoza

Los líos en la "casa común", como suelen llamar algunos izquierdistas al Frente Amplio, son a puerta cerrada, aunque algunos gritos ya se escuchan por las ventanas. Pero estas discusiones no son por aspectos ideológicos o programáticos; tienen que ver más por quién es el jefe o jefa de hogar: Marco Arana, líder de Tierra y Libertad, o Verónika Mendoza, ex candidata presidencial y lideresa del partido en formación Nuevo Perú.


El anuncio de este partido político despertó celos del sector aranista, pues una vez que alcance la inscripción ante el Registro de Organizaciones Políticas lo pondrá en paridad de fuerzas con Tierra y Libertad, el partido liderado por Marco Arana y que tiene el poder de la inscripción vigente.
Richard Arce, congresista por el Frente Amplio y seguidor de Nuevo Perú, reconoce que si bien los dos grupos forman parte de una misma plataforma hay mezquindad de parte de Tierra y Libertad porque no quiso abrir su padrón para la inscripción de nuevos afiliados y no los han invitado al nuevo comité permanente.


"No creo que haya diferencias programáticas entre ambas agrupaciones. Las diferencias son por temas de liderazgo. Nosotros estamos por la defensa de los derechos laborales, las comunidades campesinas, la reconversión de la economía, el valor agregado a nuestros recursos, no tener un modelo primario exportador", expresó.


En ese sentido, consideró que el problema tiene que ver con reconocer a Verónica Mendoza como la líder.


El historiador Antonio Zapata, quien también ha militado en la izquierda, sostiene que le parece natural que haya conflictos en el Frente Amplio, pero que estos se deben superar de cara a las elecciones.


En ese marco, considera que si bien Verónika Mendoza y Marco Arana pueden confluir en el Frente Amplio junto a Gregorio Santos, cada uno tiene su proyecto. Para Zapata, la lideresa de Nuevo Perú quiere ser gobierno el 2021, para lo cual necesita un partido más abierto y participativo.


"Por el contrario, el padre Arana tiene otro tipo de proyecto, es un grupo más cerrado alrededor del ecologismo radical, lucha por el medioambiente, difiere su proyecto del de Verónika. Es lógico que habiendo dos proyectos haya una disputa", apunta.


De hecho, ambas agrupaciones tiene una coincidencia que quedó plasmada en la propuesta de las recientes elecciones: una nueva Constitución Política.


El congresista Wilbert Rozas, de Tierra y Libertad, acepta que hay diferencias dentro del Frente Amplio, pero que la principal se enmarca en el tema del liderazgo y no en lo programático.


"Ellos (los seguidores de Verónika Mendoza) plantean que debe haber un liderazgo único, que todos debemos estar detrás de Verónika Mendoza, pero nosotros no creemos en candidatos naturales sino en la democracia interna y los liderazgos múltiples", apunta.


Así, las próximas semanas serán de pugnas entre ambas agrupaciones. La izquierda repite su historia.❧

 

www.jornaldearequipa.com