A llorar en la playa

©

  CÉSAR LÉVANO / Diario UNO julio 20, 2015

 

 

No me sorprendieron los resultados de la encuesta El Comercio-Ipsos publicada ayer y que dan a Keiko Fujimori como favorita de los electores, con 33 por ciento. Me dolió, eso sí, sin sorprenderme, el paupérrimo resultado de los precandidatos de la izquierda: Gregorio Santos, Yehude Simon, Salomón Lerner Ghitis, Marco Arana y Sergio Tejada obtienen uno por ciento cada uno.

Curioso es que en ese panoplia, tres aspirantes sean del Movimiento Ciudadanos, hoy Únete. Los tres sumaron tres por ciento. Sabido es que esa agrupación madrugó a los otros sectores formando su frente propio, calculando sin duda con el apoyo de Santos en Cajamarca, pero sin ver que Simon –expremier de Alan García en los días de la matanza de Bagua– no está destinado a captar simpatías y votos.

La actitud de Únete motivó que otras fuerzas crearan sus propios frentes y precandidatos. Algo más, diversos dirigentes de Únete han señalado que no pueden aliarse con el Frente Amplio de Arana porque es muy radical frente a la minería.

La encuesta de El Comercio demuestra que la falta de unión de la izquierda aleja a los ciudadanos. Creo que el elector común y corriente se ha percatado de que el sectarismo izquierdista está en gran parte motivado por ambiciones (ilusiones) electorales. Otro factor para ese desánimo es que en su casi totalidad las fuerzas de izquierda se han separado de las bases populares y sus luchas.

La excepción puede ser Gregorio Santos. Nadie sabe, sin embargo, qué propuestas de alcance nacional aporta al debate político. Algunos de sus compañeros dan como disculpa que el líder cajamarquino está preso. Débil excusa. Muchos luchadores políticos y sociales aprovecharon el tiempo tras las rejas para elaborar sus programas y sus tácticas.

Ninguna encuesta es la foto final de la partida. En la de Ipsos aparecen signos que pueden conducir a un optimismo sereno. En primer lugar, ninguno de los candidatos de la derecha gana en primera vuelta. Y ninguno tiene cantada la victoria en segunda. Keiko tiene 33 por ciento; el yanqui Pedro Pablo Kuczynski, 15 por ciento; Alan García, 11 por ciento, y Alejandro Toledo, 8 por ciento.

Otro dato esperanzador es que el 34 por ciento del electorado no se inclina por ninguno de los cuatro candidatos de la injusticia, la corrupción y la inseguridad ciudadana.

La encuesta urbano-rural difundida ayer indica que el presidente Ollanta Humala ha detenido su caída en picada, e incluso ha recuperado dos puntos en aprobación: tiene 19 por ciento. Sigue siendo el presidente más impopular de América Latina. También su esposa ha detenido su marcha hacia abajo. Ha recuperado tres puntos. Está en 18 por ciento.

 

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de Jornal

 

www.jornaldearequipa.com