José Luis Lecaros: el rostro de la justicia en el Perú
Perfil del arequipeño que llegó a ser presidente del Poder Judicial con no pocas resistencias

.

EL BUHO. AREQUIPA

MARZO2019

 
 Reportaje 

Un arequipeño, José Luis Lecaros Cornejo, es por ahora quien pone la cara cuando se trata de representar al Poder Judicial. Su ascenso a este cargo se dio tras una larga carrera, no exenta de severas críticas. Buena parte de esa trayectoria transcurrió en Arequipa, donde lo recuerdan también de forma polémica. Aquí una aproximación al personaje.

José Luis Lecaros Cornejo, presidente del Poder Judicial


Lecaros cobró notoriedad al sentenciar al expresidente Alberto Fujimori. Pero otras decisiones judiciales, más controversiales, hicieron que su elección como máxima autoridad del Poder Judicial fuera resistida por un sector. Y es que la justicia ha sido mancillada en el Perú por sus propios ejecutores. El cataclismo tras los “audios de la vergüenza”, hizo que todos estén bajo la sospecha de ser “un cuello blanco”, hermanito del vocal supremo César Hinostroza Pariachi.

En su primer discurso como presidente del PJ, Lecaros Cornejo habló de erradicar la corrupción. “A partir de ahora (habrá) cero impunidad, cero blindaje y no más corruptos en el Poder Judicial”, remarcó. También habló de la necesaria reforma: que sea integral y no termine politizando a este poder del Estado. Veremos.

Las raíces

Sus inicios en la judicatura se dieron allá por el año 1972. Creció entre libros y conversaciones sobre Derecho. Su padre, Carlos Lecaros Fernández, trabajó en el campo jurídico y estaba vinculado al partido aprista. Su abuelo, Leonidas Lecaros, llegó a ser vocal en Cusco; mientras que su tatarabuelo, José Luis Gómez Sánchez y Rivero, ocupó la presidencia de la Corte Suprema de Justicia. Así lo explica el exviceministro de justicia y catedrático José Ávila Herrera, en un artículo que publicó en la revista Jurídica, en febrero último, sobre Lecaros.

Se alejó de la corte para ser asesor legal en la Dirección de Cultura (1974), luego se desempeñó como auditor del Ministerio de Economía en Contribuciones, hoy Sunat (1975-1981). Trabajó como fiscal (1982-1986) y un año después fue nombrado vocal en la Corte de Arequipa. Aquí presidió la Tercera Sala Penal para reos en cárcel, por varios años.

Algunos abogados y periodistas de aquella época lo describen como un magistrado cordial, sociable e inteligente. “No es timorato y suele decir cosas en momentos en que los demás preferirían callar”, así lo describió el periodista Enrique Zavala en un artículo periodístico. “Serio, de poco hablar, aunque siempre sabe escuchar a las partes con mucha atención; además muy rápido y analítico en su razonamiento jurídico”, complementa José Ávila.

Entre sus colegas señalan que Lecaros fue uno de los magistrados que impulsó la creación e implementación del Código Procesal Penal a fin de recortar el tiempo de resolución de los procesos.

Pero también están sus detractores, los que le pusieron la chapa de “one dollar”, mientras ejerció en Arequipa. Lo cierto es que en aquel tiempo solo se formalizaron 4 denuncias contra su sala ante el órgano de Control. Las 4 fueron desestimadas.

En el 2001, un año convulsionado, Lecaros salió elegido presidente de la Corte Superior de Justicia de Arequipa, por votación. Desde 1996 los presidentes de corte eran designados por la Comisión Ejecutiva del Poder Judicial, pero ese año se retomó la elección autónoma del Poder Judicial.  A los pocos meses de juramentar, fue nombrado vocal supremo provisional por el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM). Desde entonces vive en Lima.

Así, por azares del destino, Lecaros fue el encargado de abrir proceso al exmandatario Alberto Fujimori. Se le concedió esa responsabilidad por ser el menos antiguo en la Corte y porque un colega suyo decidió dar un paso al costado. Desde el 2007, es vocal titular en la Corte Suprema asumiendo cargos como el de miembro del Consejo Ejecutivo del Poder Judicial. En el 2016, presentó su candidatura para ser presidente del Jurado Nacional de Elecciones, pero fue vencido por su colega, también arequipeño, Víctor Ticona.

Lecaros, al asumir el máximo cargo de la judicatura en el Perú

Lecaros, el inquieto

En el plano personal, el presidente del Poder Judicial tiene tres hijos: José Lecaros Durand, Renzo Lecaros Palao y Camila Lecaros Álvarez, luego de cuatro divorcios. Una secretaria de la Corte de Arequipa recuerda una protesta informal de varios vocales, en la que tuvo la voz cantante, ante el presidente de la Corte de ese momento, Berly Cano, quien había prohibido el uso de minifaldas entre el personal femenino de la Corte. La prohibición fue revocada.

De otro lado, es uno de los magistrados más afortunados del país. Cuenta con un patrimonio considerable que, según un informe del portal Ojo Público, asciende a más de 1.8 millones de soles, hasta el 2015. Al respecto el magistrado ha respondido que su dinero es producto de su trabajo y lo ha invertido en el sector inmobiliario. Así, registra casas, departamentos y estacionamientos en los distritos limeños de San Isidro, San Borja y Jesús María.

“Soy una persona metódica en mis ahorros y además me gusta invertir en el sector inmobiliario porque estoy cerca de la jubilación. Todos estos ingresos proceden de mi sueldo como magistrado. Incluso mi patrimonio es superior al que declaro porque allí solo se colocan solo los valores de tasación de los inmuebles. En el caso de mis hijos, yo les entregué dinero a ambos -en calidad de anticipo de legítima (herencia)- por US$ 70 mil a mi hijo Renzo Lecaros y US$ 85 mil a mi hija Camila Lecaros”.

José Luis Lecaros a Ojo Público.

 

La justicia en sus manos

Antes de ascender a la Corte Suprema, fue presidente por siete años ininterrumpidos de la Tercera Sala Penal para reos en cárcel, en Arequipa. A su lado trabajó el suspendido juez Gino Valdivia Sorrentinohoy preso por presuntos cobros a los litigantes a cambio de fallos. Tuvo en sus manos el proceso de falsedad genérica abierta al exalcalde de Uchumayo, Vidal Pinto Paredes. Ratificó la sentencia de tres años y lo inhabilitó para ejercer el cargo.  

Sus decisiones no estuvieron exentas de polémica. En aquel entonces el Colegio de Abogados de Arequipa, a través de encuestas, lo calificó entre los magistrados más corruptos. Su respuesta fue que había abogados que discrepaban porque él denunciaba siempre “la corrupción entre los abogados”.

Cuando le tocó el caso del exmandatario Alberto Fujimori, lo sentenció por cometer delitos de lesa humanidad al promover la formación del grupo Colina. Luego afrontó una investigación por enriquecimiento ilícito, pero el CNM no encontró fundamentos en la denuncia.

Otro cuestionamiento se le hizo por votar en favor de la absolución del exmilitar Wilfredo Mori, sentenciado a 25 años por el asesinato de 61 pobladores de Accomarca. El abogado del Instituto de Defensa Legal (IDL), Carlos Rivera, señaló que su postura ponía en riesgo otros casos en los que militares eran acusados de asesinar a civiles.

Fue este mismo instituto el que se pronunció en contra de su designación como presidente del Poder Judicial. Entre sus razones señalaron que José Luis Lecaros Cornejo había recibido el voto de dos magistrados comprometidos en el caso Los Cuellos Blancos del Puerto: Ángel Romero y Aldo Figueroa. Pese a estas críticas, Lecaros toma el cargo.

Asumido el cargo, en enero, ahora dice trabajar para recuperar la confianza de la ciudadanía en el Poder Judicial. Por esa razón, no se ha opuesto a las reformas que se están discutiendo, tras su aprobación en el referéndum de diciembre. Se ha sumado al equipo que lidera el defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez. Como miembro de la comisión especial, tiene la obligación de elegir a los integrantes de la Junta Nacional de Justicia, quienes reemplazarán a los cuestionadísimos exconsejeros del CNM. Enorme responsabilidad.

 

 

Los supremos jueces del millón


Por Óscar Castilla C.


LECAROS, EL MAGISTRADO INMOBILIARIO
 


En la lista de supremos con mayor fortuna también aparece José Luis Lecaros, quien tiene un patrimonio de S/. 1.8 millones, según su declaración ante la Contraloría en el 2015. De ese total, S/. 1 millón corresponde al rubro de importantes ahorros que posee el vocal arequipeño en diferentes bancos: Banco Azteca, Continental, Comercio, Cencosud, Ripley, la Caja Sullana, y a otros ingresos económicos. Otros S/. 832 mil están relacionados al rubro de los bienes inmuebles que el magistrado declaró poseer en la capital: casas, departamentos y estacionamientos en San Isidro, San Borja y Jesús María.
El juez Lecaros ha declarado tener una casa de dos pisos en la calle Las Garzas (San Isidro), comprada en US$ 143 mil en mayo del 2005 mientras era supremo provisional. También un departamento y dos cocheras en Los Sauces (San Isidro) adquiridas por un total de US$ 116 mil a la Caja de Pensiones Militar Policial. Estas últimas adquisiciones las hizo en junio del 2007, a pocos días de ser nombrado titular de la Corte Suprema. Además, es dueño de un departamento de 300 m2 y un estacionamiento en la avenida Boulevard de Surco (San Borja), comprados por US$ 245 mil y cancelados en mayo del 2014.
 

SAN ISIDRO. El juez supremo José Luis Lecaros Cornejo compró un departamento y dos cocheras en este edificio por un precio de US$ 116 mil, cancelados íntegramente a la Caja de Pensiones Militar Policial. /Audrey Cordova.


Y aunque no aparece en su declaración del 2015, Lecaros compró otro departamento en la avenida San Felipe 530 (Jesús María) por US$ 117 mil en mayo del año pasado. A excepción de este inmueble, Lecaros canceló todos los anteriores al contado. La suma de los bienes que el juez supremo adquirió en los últimos 11 años -y que hasta hoy posee- alcanza los US$ 621 mil. Años atrás tuvo otros dos departamentos en San Isidro, pero los vendió.


Ojo-Publico.com profundizó en el patrimonio de la familia del juez y encontró que dos de sus hijos adquirieron inmuebles que no corresponden con sus ingresos económicos, dado que ninguno de ellos registra historial crediticio: Renzo Lecaros Palao (33) y Camila Jimena Lecaros Álvarez (23). El primero compró un departamento y una cochera en la avenida Máximo Abril, Jesús María, en el 2013 (por US$ 70 cancelados), además dos autos (por US$ 10 mil cada uno) entre el 2015 y el 2016. La segunda figura como dueña de otro auto comprado en el 2012 (US$ 14,990) y de un departamento y una cochera en Magdalena del Mar, adquiridos a fines del 2014 (por US$ 85 mil, también cancelados íntegramente).
 
 

SAN ISIDRO. El juez José Luis Lecaros también adquirió esta propiedad de dos pisos por US$ 143 mil en mayo del 2005./Audrey Cordova.



 
Entrevistamos al juez Lecaros en su despacho y nos dijo: “Soy una persona metódica en mis ahorros y además me gusta invertir en el sector inmobiliario porque estoy cerca de la jubilación. Todos estos ingresos proceden de mi sueldo como magistrado. Incluso mi patrimonio es superior al que declaro porque allí solo se colocan solo los valores de tasación de los inmuebles. En el caso de mis hijos, yo les entregué dinero a ambos -en calidad de anticipo de legítima (herencia)- por US$ 70 mil a mi hijo Renzo Lecaros y US$ 85 mil a mi hija Camila Lecaros”.


Sin embargo, el vocal no declaró ninguno de estos anticipos de legítima en las declaraciones recogidas por la Contraloría el 2013 y 2014. Recién lo hizo en enero del 2015. Sobre ello dijo, “el adelanto de herencia de mi hijo Renzo no lo declaré porque hice consultas en la OCMA y me dijeron que solo declarara mis bienes, pero luego volví a hacer la consulta y entonces en la declaración jurada del 2015 sí incluí toda la información”.Juez Lecaros:

 


"Yo les entregué el dinero
a mis dos hijos
por anticipo de legítima:
US$70 mil y US$85 mil
a cada uno de ellos".



El juez -quien aceptó que alquilaba varios de los inmuebles- indicó que él mismo registró los anticipos de legítima de sus hijos en una notaria local, aunque dijo que no tenía a la mano dichos documentos. En otro momento de la entrevista, Lecaros aceptó que no declaró los autos que compró a su hija Camila en el 2012 y a su hijo en el 2015.

 

 

Jornal de Arequipa no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

 

www.jornaldearequipa.com