"No en mi nombre":

El infame ataque de Washington, Londres y París contra Siria que da alas al ISIS

©

 

Henry Pinto

 

 
 

La noche de este viernes Estados Unidos lo ha vuelto a hacer: ante el estupor y la indignación de unos, y la satisfacción de otros, se ha pasado nuevamente por el arco del triunfo el derecho internacional y la Carta de Naciones Unidas al atacar a un país soberano. Washington ya asume que Siria se ha convertido en su patio trasero, donde primero experimentó (con la 'Primavera árabe' y luego el ISIS) y ahora bombardea casi a placer.

'Ataques químicos' en Siria: Fabricación, engaños, bombardeos "hermosos" y muy mala memoria
La noche del 13 de abril ya forma parte de la infamia, luego de que Donald Trump y sus socios halcones Theresa May (Reino Unido) y Emmanuel Macron (Francia) hubiesen dado el 'sí quiero' a esta barbarie. La historia es caprichosa, y un año después, en las mismas circunstancias, un ataque químico sin pruebas, Occidente se lanza contra Damasco por encima del Consejo de Seguridad y el propio sentido común.

No recuerdan Niza, París, el Puente de Londres y Mánchester

Es triste (por no decir demencial) que el Reino Unido y Francia, además, se presten a este juego, cuando por el experimento que han llevado acabo los países occidentales lideraros por EE.UU. en Irak, Siria y Libia dieron alas a un monstruo autodenominado 'Estado Islámico' (ISIS o daesh), que tras conquistar vastos campos petroleros en Siria vendieron su petróleo con el cual financiaron la barbarie que luego se manifestó varias veces en el Reino Unido (Londres y Mánchester) y en Francia (Niza, París y Trèbes). No cabe en la cabeza de muchos que May y Macron apoyen el combatir al Gobierno sirio que lleva años luchando contra el ISIS y otros grupos terroristas, labor en la que cuenta con la ayuda de Rusia, Irán y máxime cuando una coalición internacional liderada por EE.UU. se supone que también se dedica a eso.

El ISIS ataca aprovechando el bombardeo


Reportes de esta pasada noche indican que a la par que el centenar de misiles volaban hacia territorio sirio, el Ejército sirio también estaba luchando contra los terroristas del ISIS, que lanzaron un ataque contra una base al sur de Damasco. Muy oportuno el ataque ordenado por Trump.

Como bien dijo la portavoz del Ministerio ruso de Asuntos Exteriores, María Zajárova, se lanza un ataque cuando el país está a punto de lograr la paz, luego de "la victoria histórica" de esta semana, cuando las tropas sirias recuperaron el control absoluto de Guta Oriental.

Profecías de los Gaddafi: "Libia se convertirá en otro Afganistán y los terroristas llenarán Europa"


¿'Manipuladores' manipulados?


Washington, París y Londres con la excusa de un ataque químico que ni permitieron investigar, dado que los expertos de la OPAQ llegaban este sábado, han vuelto a levantar un avispero en Oriente Medio. Dicen Trump, Macron y May que quieren impedir que un tirano gasee a su pueblo, cuando ellos mismos lanzan misiles con los que dan aire a los terroristas que trafican con seres humanos, cortan cabezas y sacan corazones.

Se entiende que después de las armas de destrucción masiva, el levantamiento falso y manipulado (también con videos) del pueblo libio y la oxigenación exterior del conflicto sirio -que nos trajo al ISIS que primero degollaban sirios, algunos occidentales, sometían a mujeres y niñas como esclavas sexuales, provocaron un éxodo masivo y luego atentaron en Europa y Turquía-, ahora con la justificación del ataque químico del video millones de personas en el mundo digamos: "¡BASTA!",

El problema es que no se nos oye, aunque algunos lo dejan claro en donde pueden y dicen "No en nuestro nombre".

Finalmente, al igual que muchos, me pregunto para qué demonios sirven las Naciones Unidas, en cuyo seno se sanciona a Corea del Norte e Irán, que no le han hecho nada a otro país en el siglo XXI, y cuyas resoluciones se pasa por el forro Israel y es ignorada una vez más por EE.UU., el Reino Unido y Francia, miembros permanentes del Consejo de Seguridad. Deberían acabar con la ONU, por eso no me extraña que su secretario general António Guterres hable desesperanzado de otra Guerra Fría, aunque esta de fría ya no tiene nada.

'Ataques químicos' en Siria: fabricación, engaños, bombardeos "hermosos" y muy mala memoria


'Una mentira mil veces repetida se convierte en una verdad', es uno de los principios de la propaganda de Joseph Goebbels y viene como anillo al dedo para ver lo que ha ocurrido y ocurre en Siria respecto a los repetidos 'ataques químicos' de los que se hace eco Occidente.

El 4 de abril de 2017 se produjo un supuesto ataque químico en la localidad siria de Jan Sheijun (provincia de Idlib) con gas sarín durante los combates entre las Fuerzas gubernamentales de Damasco y la oposición armada, que controlaba la ciudad. La acción se cobró decenas de vidas, entre ellas muchos niños y dejó numerosos heridos. Numerosos expertos pusieron en tela de juicio el ataque y a pocos les importó que 3 años antes Siria se hubiera deshecho de su arsenal químico con supervisión internacional.

Aquí algunos ejemplos:

Profesor del MIT evidencia falsedad del informe de EE.UU. sobre ataque químico en Siria

ONG Médicos Suecos para los DDHH acusó a los Cascos Blancos de "falsificar videos"

"Todos los precursores químicos salieron de Siria en 2014 con ayuda de EE.UU."

Rusia muestra las fotos que desmentirían el uso de gas sarín en Siria

Las únicas 'pruebas' del uso de armas químicas en Siria fueron dos videos de los Cascos Blancos, supuestamente grabados en el lugar de los hechos momentos después del ataque. A diferentes expertos les llamó la atención el hecho de que durante el supuesto ataque, los Cascos Blancos que estaban en el lugar y sin protección no resultaran envenenados con el gas sarín.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunió y se vetó una resolución de EE.UU. respecto a Siria.

En respuesta, Washington acusó sin pruebas a Damasco de usar armas químicas y decidió realizar su primer ataque militar contra Siria como 'castigo' el 7 de abril, lanzando 59 misiles Tomahawk desde los destructores USS Ross y USS Porter.

Todo lo anterior parece que se desarrolló la semana pasada y parte de esta, pero les recuerdo que ocurrió hace un año.

Para conmemorar el aniversario, parece, en plena vorágine por el 'caso Skripal', se produjo otro presunto ataque químico con cloro y sarín: el 7 de abril de 2018 un grupo rebelde sirio acusó al Ejército del Gobierno sirio de haber arrojado desde un helicóptero esa noche una bomba de barril que contenía químicos venenosos sobre civiles en Guta Oriental. Una organización de ayuda médica anunció que 35 personas habrían muerto por ataques químicos en la zona, informó Reuters.

Múltiples reportes en las redes sociales sobre el supuesto ataque químico difieren respecto a la cantidad de posibles víctimas mortales. Varios medios, algunos de los cuales citan a los Cascos Blancos, informan que de 75 a 150 personas murieron y centenares resultaron heridas tras el incidente.

Otra vez volvemos a tener los mismos elementos: falta de pruebas, Cascos Blancos y todo Occidente señalando a Bashar al Assad y responsabilizando de paso a Rusia e Irán, los aliados de Damasco.

A nadie le importa que en las muestras del suelo tomadas en la zona no tengan rastros de los mencionados agentes químicos ni que en el único hospital de la zona no haya rastros de afectados. Solo un video, que ya muchos medios —parece que algo han aprendido de fabricaciones anteriores— tachan de "imágenes sin comprobar" o "presunto ataque", es la prueba fehaciente para que Donald Trump y el ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, vuelvan a pedir la cabeza de Assad.

¿Recuerdan qué falta para cerrar el círculo? Efectivamente, un ataque "hermoso", como se dijo en su día, contra Siria por parte de EE.UU.

Un destructor de misiles de la Armada de EE.UU. ha puesto rumbo a la costa siria, varios medios reportan que es el USS Donald Cook, que terminó una visita a un puerto de Chipre la mañana de este lunes y navega hacia el Mediterráneo oriental.

No sabemos si esta vez Trump comerá tarta de chocolate mientras ordena el ataque, pero hace mucho tiempo que EE.UU. quiere hincarle el tenedor a Siria, a pesar del anuncio del mandatario, días antes del nuevo 'ataque químico' de su inminente salida de territorio sirio.

Así, las autoridades de aviación europeas han emitido una advertencia para las líneas aéreas que sobrevuelan el Mediterráneo oriental en relación con el riesgo de "ataques aéreos contra Siria" en 72 horas, según reportó Air Live.

 

 

www.jornaldearequipa.com