(Las) circunstancias no implican que todo el proceso en el que intervinieron miembros del MRTA, constituyera acciones terroristas (Armando Villanueva del Campo, líder histórico del Apra).

Esta es la democracia "a la peruana" que fujimoristas y apristas exigen para Venezuela

©

 

FRANCISCO DEL CARPIO

 

El Comercio afirma diariamente que el líder de los terroristas venezolanos Leopoldo López, cuyos guarimberos ya han asesinado un centenar de personas, no es terrorista, sino "preso político"; sin embargo, cuando Justiniano Apaza declara que los guerrilleros del MRTA o Movimiento Revolucionario Túpac Amaru son “presos políticos” y no terroristas se desata la noche de los cuchillos largos, empezando por los líderes del Apra. Habría que recordarles a estos señores que Armando Villanueva, el 2 del Apra calificó a Víctor Polay, líder del MRTA, de guerrillero (*)

El crimen del Padre Arana es "De Película", se circunscribe a la difusión de un video, al final del cual aparecía una imagen del entierro de Edith Lagos, lideresa del grupo polpotiano llamado Sendero Luminoso. Este video y foto se publicaron la tarde del 19 de abril, horas después de que el presidente de la república condecorara al estandarte de la operación Chavín de Huántar. Se trata de una imagen tomada en 1982, durante el velorio "de la terrorista" Edith Lagos en Ayacucho. ¿Cuál es el delito? ¿En qué país vivimos?

(*) con estas palabras: "... quiero reiterar es mi pensamiento respecto a las imputaciones a Víctor Polay Campos de ser un terrorista. Polay fue un guerrillero, consecuencia de los momentos en que el Perú vivía un grave problema de confusión social derivado del proceso histórico latinoamericano y agudizado en regímenes anteriores al que se inauguró en 1985, problemas que determinaron movimientos sociopolíticos que anduvieron por caminos extraviados, incurriendo en acciones repudiables que nunca deben ser olvidadas, pero tampoco indebidamente"

 

El Evangelio según Herr Müldher

 

 

En el Frente Amplio posiblemente no se pongan de acuerdo en temas como Venezuela, Chavín de Huantar o el MRTA, pero colocar una mordaza o prohibirles que opinen o emitan sus propios juicios sobre estos temas con la libertad que la Constitución (aunque sea fujimorista) les otorga es persecución política.

 

Los de la comisión de ética del congreso de la república deberían estar rindiendo cuentas por la forma en que están encubriendo a reos contumaces y a narcocongresistas que están denunciados por lavado de activos y no persiguiendo a colegas suyos por sus ideas políticas, solo por ser integrantes de otras agrupaciones, en un país dónde se dice -de principio- que a nadie se les persigue por razón de sus ideas y donde oficialmente no hay presos políticos.

 

La comisión mencionada aprobó dos pedidos del partido fujimorista cortejado por el Apra -los partidos más corruptos de la historia- para investigar a los parlamentarios Marco Arana y Justiniano Apaza del Frente Amplio, frente que, dicho sea de paso, solo es eso: amplio. Al primero se le investigará por la difusión de un video y foto donde aparecen imágenes del entierro de la senderista Edith Lagos y, al segundo, por haber calificado como “presos políticos” a los integrantes del MRTA.


Quienes se vienen llenando la boca con las palabras libertad de expresión para defenderla de los presuntos acosos de Nicolás Maduro en Venezuela, no la soportan aquí. Cuando la congresista por Arequipa Alejandra Aramayo intentó limitarla mediante subterfugios legales ya vemos a dónde apuntaba, sobre todo cuando pertenece a un partido que "se" compró, alquiló o chantajeó al 90% de la prensa durante el mandato de su fundador y guía

 

¿A qué libérrimo burgués, defensor de la libertad de prensa tal como la entiende el neoliberalismo, se le ocurriría la necedad de castigar a alguien por difundir un video o una fotografía de 1982 si esta y otras peores se encuentran en el Internet que es de uso público e indiscriminado? Eso, quiéranlo o no los adalides de la libertad de prensa en Venezuela, es persecución política aquí. Y la realiza el grupo mayoritario en el congreso de la república, grupo cuyo gobierno de 10 años se caracterizó por ser el mayor violador de la libertad de prensa en la historia del Perú.

 

El segundo caso es emblemático. A Justiniano Apaza no lo castigan, que ganas no les falta, por no estar de acuerdo en elevar a categoría de héroes al comando militar que recapturó la residencia del embajador japonés, comando en el cual se encuentran Williams Zapata y Leonel Cabrera Pino, acusados por la CVR de crímenes de guerra, sino por decir que los emerretistas o tupacamaristas eran presos políticos.

 

Dividido el trabajo de acusetes y soplones, al Apra le tocó esta parte del trabajo sucio y lo hizo mediante su vocinglero Claude Maurice Mulder Bedoya (sic). Mulder, es un apristón de ultima hora que no conoce ni la historia de su partido, menos habrá leído el libro o capitulación de Polay llamado “En el banquillo ¿terrorista o rebelde?” (1), prologado por los líderes históricos del Apra: Armando Villanueva y Javier Valleriestra, nada menos, para lanzarse al ruedo.

 

 

Mulder solo sabe que el Apra es el parachoques del comunismo internacional y cumple con su deber, obligado por ignotos mandantes. Por eso no le importa que Armando Villanueva dijera concretamente: "Lo que quiero reiterar es mi pensamiento respecto a las imputaciones a Víctor Polay Campos de ser un terrorista. Polay fue un guerrillero, consecuencia de los momentos en que el Perú vivía un grave problema de confusión social -que todavía no ha desaparecido- derivado del proceso histórico latinoamericano y agudizado en regímenes anteriores al que se inauguró en 1985, problemas que determinaron movimientos sociopolíticos que anduvieron por caminos extraviados, incurriendo en acciones repudiables que nunca deben ser olvidadas, pero tampoco indebidamente interpretadas".(2)

 

Solo para refrescarles la memoria a los acusetes del Apra les recordamos parte de la historia de su partido electoralmente inscrito en 1945 como "Partido del Pueblo". Y esto no es apología del terrorismo

.
 
(1) http://www.lahaine.org/polay_campos_la_capitulacion_en_un_libro 
 
(2) http://vp2010c.blogspot.pe/2010/09/prologo-de-armando-villanueva-libro-de.html 

 

Frente Amplio denuncia persecución del Apra y el fujimorismo

Congresistas Marco Arana y Justiniano Apaza rechazaron indagación preliminar en Comisión de Ética

Frente Amplio denuncia "persecución" de Fuerza Popular y Apra

"Aprofujimorismo está tendiendo una cortina de hierro para distraer y lograr libertad de Fujimori y que Alan [García] no sea traído grado fuerza a Perú", expresó Marco Arana. (Foto: Congreso de la República)

 

 

www.jornaldearequipa.com