El Orinoco de Rocío o el rocío del orinoco

©

 VÍCTOR EMILIO ROSAS VILLANUEVA & FRANCISCO DEL CARPIO

 

 

 

 

 

 

“Una lluvia tropical cae en la carretera desde el aeropuerto de La Guaira a Caracas: los “motorizados” se guarnecen debajo de los puentes y dentro de lo que los venezolanos llaman El Boquerón. Casi una metáfora de lo que está sucediendo políticamente.”

 

 

Así empieza Rocío Silva Santisteban su nuevo artículo sobre Venezuela  publicado el día 22 de setiembre del 2015 en  La República, La forzada metáfora es maula porque tiene tufo ofensivo para los hermanos venezolanos. Silva no debiera mencionar a El Boquerón sino al orinoco (así con minúscula) que es el lugar exacto de la política venezolana con la cual ella se siente identificada y que fue a reforzar en Venezuela.

 

El viaje de la abogada al país de Maduro tuvo por finalidad lavar los activos políticos de Leopoldo López a quien presentó como mártir y símbolo de la persecución de los Derechos Humanos. Más fácil le hubiera resultado pellizcar un vidrio que encontrar las pruebas sobre los “derechos humanos violados” de su engreído.

 

En el Perú, el ex mayor del ejército peruano Antauro Humala Tasso, hermano del presidente de la república está preso por haberse rebelado en Andahuaylas contra el gobierno corrompido y corrupto de Alejandro Toledo, un gobierno por el cual hasta el devoto fascistón de Rafael Rey y la paranoia de Cecilia Valenzuela exigían su destitución. Antauro asaltó la comisaría de Andahuaylas con un grupo de ex soldados armados y pretendió la renuncia del presidente y la restitución de la Constitución de 1979.

 

Durante el asalto murieron cuatro policías y dos insurrectos. El ex mayor EP asumió toda su responsabilidad en el hecho y al cuarto día Humala fue capturado y llevado a la cárcel de Piedras Gordas, al norte de Lima. En 2009, el insurrecto recibió condena de 25 años de presidio por un levantamiento que duró cuatro días, costó 6 vidas y ningún destrozo.

 

El 4 de febrero del 2014, empezaron las protestas contra el Gobierno legítimo de Nicolás Maduro en Venezuela las que terminaron cuatro (4) meses después, esta protestas fueron convocadas, entre otros, por Corina Machado y Leopoldo López los que alegaban vulneración de los derechos civiles, escasez de productos básicos y -sobre todo- injerencia de Cuba en la política interna venezolana.

Se registraron actos vandálicos contra bienes públicos cometidos a  través de las llamadas guarimbas. Las manifestaciones y disturbios dejaron  43 víctimas mortales mayormente de gente partidaria del gobierno y  efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana y más de 486 heridos, según informe de la Fiscalía General de la República. 

 

El plan que los opositores de derecha denominaron "La Salida" no obtuvo el éxito esperado. Leopoldo López, se alzó una vez más como el líder de la guarimbada, antes ya había participado en el golpe de estado de 2002 contra Chávez, por supuesto que el muy cobarde lo negó.

 

Al promover la violencia y el caos en el país, López y la oposición guarimbera renunció definitivamente a la vía democrática siendo detenido e investigado por su responsabilidad en las muertes y los destrozos.


Sin embargo de haber un abismo entre el levantamiento de Humala y el golpe de López; por la injusta condena al hermano del presidente, Silva Santisteban no dijo ni dice -hasta hoy- una palabra a su favor, por el contrario, no lo considera prisionero político y si pudiera pediría para él la pena de muerte, a pesar de que el levantamiento de Antauro Humala no tuvo el costo del golpe de López y Machado.
 

La "Defensora de los Derechos Humanos" justifica el golpe calificando a la oposición venezolana como una articulación seráfica de socialdemocratas con sectores de la izquierda maoísta, reformista y anarquista y presenta a López como víctima del levantamiento guarimbero y preso político, echando toda la responsabilidad de aquellos acontecimientos al gobierno venezolano, al que califica como una dictadura salvaje. Se trata pues de la aplicación de una conocida regla de la propaganda de guerra: invertir el papel de las víctimas y los verdugos. Mismo Tambo.

 

Leopoldo López, el delincuente por el que llora Rocío Silva, fue encarcelado por la justicia venezolana como autor personal y mediático de la incitación, apedreamiento e incendio del Ministerio Público Venezolano con todas las personas que se encontraban dentro, lo mismo que por las víctimas de las guarimbas y la destrucción de los bienes del Estado.

 

Con las manos vacías, la palidez de Drácula, y respirando despecho por la herida del fracaso; a lo Cipriani, Rocío nos trae ahora como propio el discurso aburrido de la AID, SIP y la  CIA, la misma perorata de las transnacionales de la comunicación y las petroleras, repetido hasta el cansancio por el monopolio mediático de la familia Miro Quesada.

 

Ahora bien, en su viaje a Venezuela a la doña le soplaron que este país tenía "una inflación altísima y ... el más alto índice de homicidios en Latinoamérica"  y la señora se lo creyó. Le dijeron que "la brecha entre el precio del dólar oficial y el paralelo es de locura”  y la señora se lo creyó. Que un grupo amplio de sindicalistas  le dijo  "que hay persecución, militarización de la sociedad y congelamiento de cualquier convenio colectivo con las consecuencias para nuestros salarios y nuestros puestos de trabajo”, que una tal Ligia Bolívar le dijo que: “este gobierno no es de izquierda; (que) es un gobierno militar de capitalismo de Estado…y que han asesinado más de 100 sindicalistas”. Y la doña se lo creyó. Finalmente, un tal Pérez le dijo… “(que) no se trata de un gobierno de izquierda porque tiene un fuerte componente de sectores militares que nunca lo han sido”… y la señora lo asimiló  para -de alguna forma- dar una señal que ella es de izquierda, tanto como el proyecto que patrocina Marco Arana, su gran amigo.

 

 

 

Señora

 

La violencia mercenaria de la oposición venezolana no pudo encontrar imagen más bella que la suya. Pero, si como defensora de derechos humanos hubiera Ud. realizado una visita objetiva, sin prejuicios, a Venezuela,  imposible que no hubiera usted advertido:

Una educación pública, gratuita y de calidad con carácter universal, sin discriminación de sexo, raza, religión, estado socio económico, para venezolanos y extranjeros. (Esto también es un derecho humano señora abogada e ilustre defensora).


Una salud pública, gratuita, de calidad, universal, igualmente para todos los venezolanos y extranjeros residentes en o de paso por Venezuela. (es otro derecho humano).

 

Alimentos subsidiados al alcance de todo bolsillo. (¿No es acaso un derecho humano elemental señora Silva?).

 

Los precios de la canasta alimentaria más baratos de América Latina.

 

Cerca de un millón de viviendas nuevas, de calidad antisísmica, amplias, ventiladas, con todos los servicios, para los pobladores más humildes que antes vivían a la intemperie o en los basurales. (Un derecho humano es el derecho a la vivienda abogada Silva Santisteban).

Un seguro social y de pensiones universal, sin distinciones. Ojo: no son la estafa y pensión mísera de las AFP peruanas. (También es un derecho humano innegable).

 

Una Constitución Política moderna, donde la persona humana es centro de todo el sistema de leyes, y que garantiza todos los Derechos Humanos (universales y otros de avanzada propios de Venezuela).

Una economía al servicio del hombre y no el hombre al servicio de las transnacionales.

 

Inmensa infraestructura deportiva y promoción efectiva del deporte.

 

Eliminación absoluta del analfabetismo. Venezuela ocupa el 3º lugar en calidad educativa de América. Venezuela tiene la más alta matrícula universitaria de América.

Seis millones de colombianos acogidos como hermanos con todos los derechos que brinda el Estado venezolano, y que gozan de trabajo mejor remunerado que en su patria Colombia.


Y lo que a usted si le puede interesar. Con $ 3.50 Ud. llena el tanque de gasolina (subsidiada igual al gas) de su coche.


Debería usted enterarse señora Santisteban que
en el proceso revolucionario venezolano se han llevado a cabo diecinueve (19) consultas, plebiscitos y procesos electorales para ser aprobados o desaprobados por la población; de las 19 votaciones la revolución venezolana ganó 18 (dieciocho).

 

¡En ese país que Ud. no quiere ver libre! el derecho a la participación es un Derecho Humano abogada Silva Santisteban!

Pero también debería usted denunciar el boicot y sabotaje de la derecha oligárquica que usted defiende contra el pueblo venezolano lo mismo que el actuar impune de las bandas mercenarias "antichavistas", la presencia de paramilitares colombianos al servicio de Leopoldo López, Machado, Capriles y compañía; y, el acaparamiento alimentario por bandas antipatriotas igual que el contrabando organizado por mafias uribistas colombianas…

Todo lo anterior incluida la acción de sabotaje ¿De verdad no lo vio defensora de los derechos humanos?, ¿o su viaje solamente fue el ropaje para encubrir su opción reaccionaria en Tierra y Libertad?

Nuevamente señora: ¿Por qué no ha entrevistado a los familiares de las 43 víctimas de las guarimbas de su protegido?
 

Vamos señora abogada: Mejor en el Perú, defienda derechos humanos de Montesinos, Fujimori, Orellana, Belaunde Lossio y Oropeza que pertenecen a la canalla de López, Machado y Capriles.


Señora: olvídese de Tierra y Libertad y acérquese a Fuerza Popular que es -de lejos- su "grupo" natural.

 

 

 

Víctor Emilio Rosas Villanueva

¿A quién defiende Rocío Silva Santisteban ?

 

La Republica del Chicho Mohome no es la que fundó su padre. Chicho es la versión piurana de Aldo Mariátegui

http://larepublica.pe/impresa/opinion/704697-la-democracia-chavista

http://larepublica.pe/impresa/opinion/705159-noticias-del-orinoco

 

www.jornaldearequipa.com