Los consejos de los viejos “renovadores”

¿Es de izquierda Patria Roja?

©

vÍCTOR EMILIO ROSAS VILLANUEVA

 

 

 

 

 

 

¡Cuídate del que, antes de que cante el gallo,
negárate tres veces,
y del que te negó, después, tres veces!
¡Cuídate de los nuevos poderosos!
¡Cuídate del que come tus cadáveres,
del que devora muertos a tus vivos!
¡Cuídate del leal ciento por ciento!

¡Cuídate de la hoz sin el martillo,
cuídate del martillo sin la hoz!
¡Cuídate de la víctima a pesar suyo,
del verdugo a pesar suyo
 

 


En un escrito denominado Los consejos de los viejos “renovadores”, Bladimiro Begazo el mismo que desespera por conseguir la candidatura “única de la izquierda” para un miembro de la panaka, -su hermano, cuñada, concuñado- la emprende contra Nelson Manrique, Juan de la Puente, Verónika Mendoza, Marco Arana, Rocío Silva Santisteban, y cuanto articulista emita opiniones que no tomen en cuenta el inexistente liderazgo de Patria Roja en la presente coyuntura política.


En lo personal soy muy crítico de determinadas acciones, concretas, objetivas y específicas de la Defensora de Derechos Humanos Rocío Silva Santisteban Manrique, lo que no me lleva a obnubilarme en la confrontación de ideas. Tampoco tengo por qué oficiar de defensor de los otros mencionados por Begazo, porque creo que sus dimensiones los tienen fuera del daño que les pretende inferir el caudillo sin seguidores. No obstante no deja de motivarme algunos comentarios el escrito del susodicho.


Los marxistas entendemos por capital a la relación social que crea plusvalía mediante la explotación de la mano de obra asalariada, plusvalía que no es otra cosa que el producto del trabajo del obrero de que se apropia el capitalista, base de la explotación del hombre por el hombre en la sociedad burguesa. A decir de Marx “el comunismo no priva a nadie del poder de apropiarse productos sociales; lo único que no admite es el poder de usurpar por medio de esta apropiación el trabajo ajeno” y también sintetizó Marx que la producción capitalista no es simplemente la producción de mercancías: es esencialmente la producción de plusvalía.


El contenido esencial de esta categoría siempre fue combatida por la burguesía, que en una de sus argumentaciones atribuye al capital el contenido material de un objeto. Es la concepción clasista del capital la que decidirá la ubicación ideológica de quién defienda una u otra acepción. Esta es una formulación básica del marxismo leninismo, que en plenitud fue compartida por el Amauta José Carlos Mariátegui: “El capitalismo ha dejado de coincidir con el progreso. He aquí un hecho, característico de la etapa del monopolio,…” Defensa del marxismo. Pág. 37.


Rolando Breña P., el Secretario General de Patria Roja, se ubica en la posición ideológica de la burguesía, y con ello posiciona a su partido en ese campo. A confesión de boca relevo de prueba: “el capital es algo (Sic) necesario” (R.B.P.). Desde este punto de vista, Patria Roja no es el partido de la clase obrera por más que persista en llamarse Partido Comunista del Perú. En una sociedad de clases antagónicas como es la peruana, esa concepción de Patria Roja ubica a ese mismo partido muy a la derecha de la clase obrera y sus intereses, justamente en el lado opuesto.


Sucesivas actuaciones objetivas de Patria Roja consagran esa ubicación. Antes, durante o después de la huelga del pueblo de Marcona, Patria Roja no dijo una sola palabra contra la transnacional hambreadora y explotadora Shougang. Cuando los muertos de Las Bambas, sacó un enfurecido comunicado contra Ollanta y el gobierno de turno, pero ni una sola mención a que el conflicto se originó por la decisión de los accionistas transnacionales chinos de Las Bambas que prepotentemente cambiaron los acuerdos que consensuaron sus antiguos propietarios con las comunidades campesinas del lugar.
Se establece en consecuencia que Patria entiende como necesario no al capital de la pequeña o mediana burguesía representada por los campesinos de las comunidades o la población de Marcona. El capital “algo necesario” de Patria Roja es el capital de las transnacionales chinas especialmente las mineras.


En este contexto no tiene sentido la demagogia de B. Begazo cuando se desgarra las vestiduras y se hace la virgen violada clamando contra supuestos escribidores que pretenderían “…satanizar a los comunistas y socialistas herederos de Mariátegui y de las heroicas tradiciones de lucha del pueblo peruano en el siglo XX, como si la historia empezara con los novísimos renovadores”. Alucina que los integrantes del Frente Amplio “…pretenden darnos lecciones a quienes si nos fajamos (¿Patria Roja?) por mantener vigente a la izquierda (¿?), aún en su crisis y dispersión y hacemos esfuerzos denodados por dotarnos de organizaciones políticas y por reconstruir el tejido social destruido en los últimos 30 años…”


Quienes como los capitostes de Patria Roja, Breña, Barrera, Moreno, y dirigentes menores como el jefe de la panaka moqueguana Begazo, admiten que “el capital es algo necesario” y a la vez se reclaman “…comunistas herederos de Mariátegui y de las heroicas tradiciones de lucha…” no se muestran como consecuentes, huelen a las monedas bíblicas, a zorrino en lugar de tigre. Por eso el pueblo los rechaza, y en la misma medida la oligarquía les brinda sus espacios periodísticos y les publicita como si representasen a la izquierda, a toda la izquierda.


Cuando los comunistas hablamos del frente, lo entendemos como confluencia de clases sociales, en torno de plataformas derivadas de intereses compartidos en mayor o menor medida. Así hablamos del interés común de la pequeña burguesía agraria con los intereses de la clase obrera, de las capas de intelectuales, y sectores poblacionales, para la transformación de las anacrónicas estructuras económico sociales del Perú, en la construcción de una sociedad libre de la dominación de transnacionales contaminantes y depredadoras, en la superación de la condición económica de país mono productor de materias primas, en la preservación del medio ambiente, etc. ; y por eso se formó el Frente Amplio.


¿Qué es lo que prima en Patria Roja, el autobombo de Bladimiro o su ideología de que es necesaria la relación social que crea plusvalía mediante la explotación del trabajo asalariado? ¿Su grita demagógica de que “se fajaron” o su papel de servidores de las transnacionales mineras chinas? ¿En qué lugar ubica a Patria Roja su necesidad del capital, a la derecha o a la izquierda del pueblo peruano?

Lenin ya los condenó con mucha anticipación “…el socialismo es una convicción profunda y no una tapadera cómoda para ocultar tendencias conciliadoras pequeñoburguesas y de oposición nacionalista.” …Y tampoco para ocultar el papel de lobbystas sociales de las transnacionales mineras chinas, añado personalmente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

www.jornaldearequipa.com