Diálogo por Venezuela y derrota de CNN

©

 

Gustavo Espinoza M. (*)

 

 

 

 

Huyendo del mar de informaciones deportivas que nos proporciona en estos días la televisión local, la noche del jueves 9 de noviembre, recurrí a una provechosa maniobra distractiva: puse el Canal 542 de la Televisión por Cable y pude apreciar con satisfacción, la ira del reportero de ese medio; que entrevistaba al vocero oficial de la llamada Mesa de Unidad Democrática, quien respondía desde Caracas.

El tema de la entrevista tenía un doble propósito. Mientras que el opositor de Venezuela buscaba explicar la importancia del diálogo –o negociación- que iniciará con el gobierno del Presidente Maduro en República Dominicana; el entrevistador se empeñaba en mostrar la “inconsecuencia”, y la “incoherencia”, de una Oposición que ayer nomas decía que no dialogaría nunca con el gobierno chavista, si éste no cumplía con “requisitos previos”.

De manera incisiva, y aun descortés, el conductor de la Tele del Imperio enrostraba su proceder al vocero de la MUD lamentando que hoy volvieran a un diálogo del que habían denostado antes

.En términos formales, podría decirse que la CNN tenía razón. Pero la verdad se puede entender si se analizan las cosas más allá de los términos formales. Eso, equivaldría a reconocer que la Oposición en Venezuela, no puede atarse hoy a condicionamientos que urdió ayer, cuando se creía “victoriosa”.

Los acontecimientos han cambiado y se ha impuesto en Caracas la razón y la vida. La estrategia “insurgente” de la MUD no solamente ha fracasado en toda la línea, sino que además ha vencido en esta contienda el gobierno de Nicolás Maduro porque sus propuestas han sido consideradas más sensatas y coherentes por la población.

Recordemos tan solamente el hecho que la violencia asesina desplegada por la “contra” en la Patria de Bolívar –con el apoyo del Imperio, y de sus áulicos en todo el continente- cesó abruptamente el 30 de julio pasado cuando se impuso la voluntad ciudadana que eligió una Asamblea Constituyente.

Después, vino otro golpe contundente: la elección de los gobiernos regionales, que le dieron la victoria al “chavismo” en 18 de los 23 Estados Venezolanos, y confirmaron la derrota de Capriles en el Estado de Miranda.

A partir de allí, se cayó la MUD, y se vino abajo todo el tinglado propagandístico alentado desde afuera contra el pueblo y el gobierno de Venezuela. Desde ese instante, los líderes de la oposición venezolana, no podían aferrarse a posturas irreductibles. Estaban obligados a dialogar, para no perder lo poco que les quedaba. Optaron entonces, finalmente, por darle la espalda a la CNN que hoy, enfurecida, los acusa de “inconsecuentes”.

En las últimas semanas el gobierno del Presidente Maduro, ha logrado resonantes victorias: ha dado pasos seguros para revertir la crisis económica que afectaba al país; Venezuela ha sido ungida en el concierto internacional como miembro del Consejo Directivo de la UNESCO; ha ratificado –para el 10 de diciembre- las elecciones municipales; ha alentado acuerdos petroleros con la corporación anglo-holandesa Shell y ha renegociado la deuda externa. El “aislamiento” que pregonaba la “contra” se ha esfumado como el humo de un cigarrillo, y no existe más.

Por si fuera poco, en el plano interno, la Asamblea Nacional Constituyente electa en julio, acaba de aprobar una ley de 27 artículos que establece Penas contra los propagandistas del fascismo: el odio, el racismo, la intolerancia y la discriminación. Y en medio de creciente expectativa, se ha inaugurado la Feria Internacional del Libro de Caracas, que reúne a la mejor producción cultural del país, y al más calificado segmento de escritores y poetas venezolanos.

La Ira de la CNN tiene, por cierto, explicación. Pero no impedirá que Venezuela busque en República Dominicana, caminos que afirmen la paz y que conduzcan al progreso del país.

El legado de Bolívar sigue intacto y el proceso emancipador se afirma por la voluntad soberana de los venezolanos.

(*) Del Colectivo de Dirección de Nuestra Bandera. http://nuestrabandera.lamula.pe

 

www.jornaldearequipa.com