.
 
 
 

 

En Arequipa

¿Quién es el dueño (o se adueñó) del Frente Amplio?

©

 

Francisco del Carpio

 

 

 

 

En un artículo anterior dijimos, que el Frente Amplio, sin Verónika Mendoza, ya no es atractivo para un electorado nacional que busca rostros novedosos y agradables, y Verónika Mendoza lo es.

 

Sin embargo, a pesar de su belleza, rechazamos sus juicios sobre Venezuela y el proceder de parte de sus aliados al circunscribir su "lucha" al exclusivo y obsesivo tema de los derechos sexuales.

 

Marco Arana, salió congresista de chiripa, pero él piensa exactamente lo contrario. Si a Gregorio Santos no le hubieran depuesto ni apresado ni le hubieran hecho la trampa que le hicieron, hubiera colocado 5 congresistas y Arana no estaría en el Congreso.

 

El Frente Amplio ya fue.

 

Dado en fideicomiso a Tierra y Libertad, este grupo se adueñó de la inscripción y el logotipo del FA y camina bajo la sombra de su paraguas, aunque cada día su "militancia" se ralea debido al sectarismo de su dirigencia y a la improvisación de "cuadros" como Jorge Aparcana, por ejemplo, quienes andan ausentes de carisma y de tino debido a su autosuficiencia.

 

Arana se enreda cada día más en sus problemas y en los de los suyos. Ya le ha pasado un sin fin de chascos pero sigue haciendo lo mismo, como la mula al trigo.

 

El desbande masivo del cogollo de TyL hacia Nuevo Perú no le ha quitado el sueño, tampoco ha asimilado el golpe y está dispuesto a cometer los mismos yerros sin escarmiento de lo chueco que le resultaron Pepe Julio Gutiérrez, Oscar Sánchez y María Agüero al mando de su agrupación, lo mismo que Horacio Zeballos como "su" congresista.

 

Antes de la formación del Frente Amplio en Arequipa, el poder tras el trono de Tierra y Libertad lo ejercía un muchacho cajamarquino, estudiante de la UNSA llamado Miguel Romero. El se ufanaba de que su poder provenía o emanaba de una decisión directa del Padre Arana, solo por ser cajamarquino.

 

De rasgos finos y delicados que contrastaban con los rostros duros y los lomos fieros de los arequipeños; este muchacho, por "confesión sincera" se definía "neoliberal" a ultranza.

 

Cuando Arana "cedió" la inscripción de TyL al Frente Amplio, él se sintió su dueño y comenzó por impartir órdenes al resto, sin importarle la estructura regional de la naciente organización, pese a que el responsable de TyL era Oscar Sanchez.

 

El factor Herrera

 

Detrás de estas majaderías estaba entonces y ahora de nuevo, Héctor Herrera Herrera, un personaje un tanto gris, pero muy sui generis, de la política local, quien se empeñaba en parecer ayer y parece hoy el verdadero dueño del FA, con derecho, en  2014 y ahora, a designar todo lo elegible -incluyéndose- para el proceso electoral de ese año y del que viene.

 

Los otros partidos integrantes del Frente Amplio se quejaron de la conducta de Romero y Herrera, y en asamblea multitudinaria del FA habida en el local del Partido Socialista, Edmundo Paredes presentó un informe casi completo sobre la pródiga carrera en el espectro político local de Herrera, y Herrera fue desautorizado lo mismo que Romero.

 

Oscar Sánchez se afianzó en la conducción de Tierra y Libertad. Romero con un aparato paralelo abrió locales partidarios tierristas en otros lugares, financiados por extraños mecenas. Desde este aparato y con la parafernalia de Romero y el "apoyo" de una señora de apellido Arbildo, Arana hizo su campaña frente a Mendoza, y perdió.

 

Lo que entonces fue una tragedia se presenta ahora como comedia, pues, don Herrera, pretende hoy repetir lo mismo con los mismos personajes y los mismos operadores.

 

La jerarquía nacional de Tierra y Libertad, en vez de buscar en Arequipa gente honesta entre los suyos, que de seguro los hay, aunque haya que buscarlos con vela, para que dirija su movimiento, vuelve los ojos al doctor Herrera a pesar de su condición de dirigente de otro partido llamado Arequipa Dignidad.

 

El Evangelio según "San" Marco

 

La cúpula tierrista lo señala como "su" militante, su hombre de confianza. El propio Arana parecía el evangelista Mateo al confesarle a Ancón Patiño en entrevista por Radio 1560 que 'Hector Hugo' era su hijo amado en quien tenía cifradas todas sus esperanzas.
 

Nosotros sabemos que aquí TyL es solo un logotipo y un marketing ecológico que se entrega a determinado grupo humano para su explotación política, grupo que luego se va con lo que tiene.

 

Sánchez se fue con Horacio Zeballos y Aguero con su gente y su local. Igualmente Astrid Arbildo y Deisy Díaz Gamonal. Los teelistas de hoy no son los de ayer como los de Sánchez ni los de Agüero ni los de Arbildo están ya en Tierra y Libertad. TyL no existe como partido.

 

Luego del fracaso con Agüero se lo han dado en concesión a Héctor Herrera quien ha decidido que "el doctor Herrera" viene a ser el mejor candidato al gobierno regional ya que él es testigo de: "el respaldo popular que tiene en la región".

 

Herrera ha vetado al resto de partidos o grupos de izquierda o paraizquerdistas pues -dice- que estos simplemente no existen o no tienen presencia política (como si él la tuviese) en el panorama regional; por lo tanto no puede haber ninguna alianza ni tratativa con ellos.

 

 

Autobombo

 

www.jornaldearequipa.com