Diez problemas laborales que enfrentan los peruanos

©

 

DIARIO GESTIÓN

 

 

 

Lo que menos se cumple en el país es el pago de horas extras. También se observa en algunas empresas el abuso de los contratos temporales y la ausencia de sistemas de gestión de seguridad y salud en el trabajo. ¿Se cumple a cabalidad las obligaciones laborales? si bien el Perú es uno de los países con la legislación más rígida en materia laboral y contrataciones, entonces surge la incógnita: ¿cuáles son las obligaciones laborales con mayor grado de incumplimiento? Así se identificó diez problemas que enfrentan los trabajadores peruanos a partir de la experiencia:

 

1.- Lo que menos se cumple en Perú es el pago de horas extras y esto ocurre por la carencia de un adecuado control del tiempo de trabajo del personal. “Esto qué significa, que algunas compañías no tienen registro de asistencia de su personal, lo que trae como consecuencia que algunos empleadores no abonen a sus trabajadores por las horas que permanecen más allá de la hora de salida impuesta por la empresa, sin recibir una compensación económica adecuada”, reflexiona el laboralista.

 

2.- Otro problema identificado está relacionado con las vacaciones ante la carencia de un adecuado sistema de gestión del descanso remunerado de los colaboradores. “Los trabajadores acumulan muchos días de vacaciones y después se le hace difícil a la compañía el disponer que la gente salga de descanso físico. Y esto es contraproducente tanto para la empresa como para el trabajador, afectando la productividad empresarial y generando situaciones de riesgo laboral”, explicó.

 

3.- Se suma la práctica de algunas empresas que contratan a sus trabajadores por recibos por honorarios. En opinión del abogado, es un incumplimiento laboral que genera que las personas contratadas bajo esta modalidad, no accedan a gratificaciones ni a seguridad social ni a compensación de tiempo de servicio, entre otros derechos laborales.

 

4.- La siguiente está relacionado con la seguridad y salud en el trabajo. “Nuestra normativa en materia de seguridad y salud en el trabajo es sumamente rígida, lo que hace que las empresas no terminen de adecuarse ni de aplicar la norma”, explicó. Esta situación genera que algunas compañías no cuenten con sistema de gestión de seguridad y salud, que tampoco evalúen a sus trabajadores médicamente ni medidas para garantizar un ambiente de trabajo seguro, lo que atenta contra la integridad del personal y su productividad. Así se remarcó que la normativa que rige sobre el tema desde el 2011, aplica a todas las actividades económicas, sin embargo no diferencia exigencias entre cada actividad, lo que genera confusión en las empresas, dado que no es lo mismo implementar medidas de seguridad en una firma minera que una panadería.

 

5.- Otro problema es la existencia de trabajadores en la planilla de la empresa cuyos ingresos son abonados parcialmente en planilla y la otra mitad fuera de ella. “Esta situación perjudica al trabajador porque no recibe su gratificación ni otros beneficios laborales, al 100%, los recorta”.

 

6.- Se suma los contratados temporales dado que existen empresas que hacen uso intensivo de los contratos a plazo fijo por lo que sus trabajadores tienen contratos mensuales. “Cómo un trabajador cuyo contrato lo renuevan mes a mes se va dedicar 100% al trabajo”.

 

7.- En tanto que los colaboradores con discapacidad física no están siendo contratados como dispone la ley dado que la normativa no impone a las empresas la obligación de emplear a personas con discapacidad en una proporción no menor al 3% el total de sus trabajadores. “El problema es la falta de información y que la norma no está bien hecha, porque te dice que no vas a poder contratar a un discapacitado si el puesto no está bien diseñado. Creo que la norma debe precisar en qué casos cabe la contratación para efectos de una mejor aplicación y el MTPE está obligado a orientar a las empresas y perfeccionar la norma”, opinó.

 

8.- Otro problema está relacionado a las prácticas profesionales. Explicó que algunas empresas no respetan el tope de horas de práctica preprofesionales cuyo máximo es de 30 horas a la semana. Entonces remarcó que lo descrito implica a los trabajadores formales (30% de la PEA) persistiendo el grueso de la población en la informalidad, sin beneficios sociales ni laborales a lo que se suma los trabajadores que ganan menos de la canasta básica familiar, que supera los S/ 1,515 al mes según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (Inei).

 

9.- “Enumeraría como noveno problema que aun persisten empleados que perciben sueldos menores a la canasta básica. Para lo cual se necesitaría políticas de Estado que promuevan la educación y capacitación de estos trabajadores para que puedan ganar mejores sueldos”, subrayó.

 

10.- Para el especialista el gran problema es la informalidad que afecta a 2,5 millones de peruanos según cifras del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE), ante lo cual considero vital el desarrollo de propuesta para incentivar en las empresas su formalización y por ende, que sus trabajadores puedan disfrutar de los beneficios laborales que otorga la ley.

 

www.jornaldearequipa.com