Guarimberos asesinos, vienen aquí solo para delinquir. Aprovechan del aval indiscriminado que dio el gobierno a la migración venezolana, a la protección de Popolizio su canciller, además, de la mayoritaria opinión a la causa de la contrarrevolución venezolana de los medios locales. Esto va a suceder mientras Vizcarra y Popolitzio sigan apoyando al Departamento de Estado norteamericano y al fantoche de Donald Trump: Juan Guaidó contra la República Bolivariana de Venezuela.

.

Vienen, matan y se van

.

La redacción

MAyo2019

 

Con aval del gobierno llegan al Perú los guarimberos de

Guaidó

 

El crimen cometido en Caravelí por dos inmigrantes venezolanos alienta el rechazo a extranjeros en la región Arequipa. El alcalde caravileño, Arturo Montesinos, pidió a todos los extranjeros irse de su localidad. El distrito estuvo por varios días convulsionado, decenas de vecinos salieron a las calles portando carteles y gritando una sola consigna: "Fuera venezolanos de Caravelí".

 

Javier Navarro de la Fuente y Susana Méndez fueron dos empresarios arequipeños, dedicados a la producción de vinos y piscos en la provincia norteña. Fabricantes de la bebida nacional y dueños del fundo pisquero "Ponce", la semana pasada fueron encontrados asesinados con crueldad en su vivienda de la provincia de Caravelí.

 

De inmediato la sospecha recayó en dos ciudadanos venezolanos a quienes los industriales arequipeños habían acogido en su vivienda como muestra de solidaridad con quien, debido a la diaria propaganda mediática y a la política del gobierno peruano, consideraban perseguidos políticos en su país de origen. Ellos respondían a los nombres de José Salcedo Pérez y Alexander Bravo Waldón y fueron tomados casi como familiares de los empresarios, pues vivían en el interior del inmueble de Navarro. Inclusive les asignaron sus propias habitaciones.

 

Pasadas unas semanas desde su llegada al Fundo Ponce, o la codicia los ganó o ya llegaron con la información suficiente y el deliberado propósito de cometer el crimen para apropiarse de los bienes de los empresarios vitivinícolas  arequipeños.

 

Luego de cometido el crimen, este par, desmanteló la vivienda de Navarro de la Fuente, fugando del lugar con lo robado sin rumbo y sin rastro.

 

Por varios días nada se supo de ellos. Sin embargo, la policía teniendo su identificación y datos proporcionados por los lugareños los ubicó mediante las redes sociales en una playa ecuatoriana. Estos tipos con increíble impavidez y sinvergüencería publicaron, cuatro días después del crimen, sus fotos en facebook sonrientes, comiendo y bebiendo licor en el país vecino.

 

 

Estas publicaciones enervaron más a los pobladores del lugar, quienes salieron a las calles con carteles en mano gritando una sola consigna: "fuera venezolanos de Caravelí", razón por la cual, el alcalde Montesinos Neyra pidió que los extranjeros, especialmente venezolanos, que, por su seguridad, salgan de Caravelí.
 

 

Una forma de justificar el crimen


No se hizo(hicieron) los filtros necesarios

Existe un gran número de peruanos en el extranjero, y no son pocos los que cometieron delitos en el mundo y no nos gustaría que por ellos quieran expulsar, linchar o impedir el ingreso a una ciudad solo por que otros cometieron un crimen. El Estado peruano no pensaba que iba a ocurrir un éxodo tan grande en Venezuela. Se usó la pobreza de los migrantes para fines políticos cuando PPK abrió las fronteras. Este papel de salvador implicó que la migración se hiciera sin controles mínimos, sin saber si quienes ingresaban era personas que habían perdido su empleo, estudiantes, o si personas dedicadas a actos delictivos salieron de Venezuela con estas malas prácticas. Esa es responsabilidad del Gobierno, que no hizo los filtros necesarios para no dejar entrar a ciertas personas que venían de Venezuela o cualquier otro país. Pero eso no convierte a quienes tienen una nacionalidad, cualquiera, en asesinos o ladrones porque haya algunos de ellos sospechosos de este horrendo crimen.


Edwar Quispe, diario "La República"

 

 

 

Jornal de Arequipa no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

 

www.jornaldearequipa.com