El CEN SUTEP

Ya no es el interlocutor válido de los maestros de las bases regionales

©

 

Felipe Torres A.

 

 

 

 

La terca actitud de la Ministra de Educación de no querer dialogar con los dirigentes del Comité de Lucha Nacional de las bases Regionales del SUTEP, argumentando que ella solo conversa con el CEN Sutep, se estrella contra una tremenda realidad: los que se consideran dirigentes del CEN SUTEP ya no representan a esa gran legión de maestros que hoy se encuentran en huelga indefinida a lo largo y ancho del país.


Esa realidad debe ser aceptada por las autoridades, es su obligación. No podemos concebir como, una autoridad del estado, puede mostrar desprecio hacia los profesionales que se encargan de la educación de los niños y adolescentes, empecinándose en actuar de espaldas a la realidad y llegando a acuerdos con personajes que ya no tienen credibilidad ni capacidad de convocatoria en el terreno sindical.


Este comportamiento solo se puede entender en cuanto sus interlocutores “validos” aceptan cualquier oferta ministerial con el propósito de seguir aplicando un modelo económico que a todas luces es injusto para los maestros.


Por el lado del CEN SUTEP, igualmente se niegan a aceptar los hechos que les refriegan en la cara. El haber firmado un Acta con representantes del MINEDU, cuyo contenido es rechazado por la inmensa mayoría de maestros al extremo que hoy más de quince regiones se encuentran en huelga indefinida, no hace más que desnudar su ausencia de liderazgo, control burocrático sobre una minoría de maestros y su comportamiento de sometimiento a los dictados del gobierno de turno.


Ni el hecho de servir de caja de resonancia de la campaña mediática contra todo maestro que exige sus derechos tildándolo de terrorista ha servido parta mantener su “organicidad” o “institucionalidad”, advirtiéndose que cada día son más las Bases del SUTEP que no los reconocen como sus legítimos dirigentes.


En esta huelga que ya va adquiriendo el carácter de nacional, por la amplitud de su acatamiento, están surgiendo nuevos dirigentes de las distintas regiones del país, la mayoría de ellos elegidos a través de elecciones universales; teniendo, por lo tanto, una legitimidad que no la tienen los que forman el CEN Sutep, he ahí la gran diferencia.


Entonces, por el necesario interés de que los alumnos no pierdan un día más de clases, es imperioso que las autoridades dejen de lado su soberbia y su desprecio hacia los dirigentes de las Bases Regionales del SUTEP y solucionen de una vez por todas lo planteado en el Pliego de Reclamos o Plataforma de Lucha Nacional en una mesa de trabajo conjunto.


Como se puede advertir, la gran responsabilidad de la prolongación de la huelga es del gobierno central y del congreso nacional, puesto que hay temas concretos de abordar por cada poder del estado. Los padres de familia y opinión pública en general deben saber esta realidad y no dejarse sorprender por la prensa escrita y televisiva financiados por la millonaria publicidad estatal.


Fuente: (AHua),

 

www.jornaldearequipa.com