CENTRO DE ESTUDIOS DEMOCRACIA, INDEPENDENCIA Y SOBERANIA

 

 

 

 

CEDIS
 

 

 

HACER FRENTE A LA CATÁSTROFE CON EL PUEBLO ORGANIZADO

La enorme gravedad de la crisis que agobia al país, sólo puede solventarse afirmando la unida y la organización del pueblo y de los trabajadores, que no es lo mismo que la falsa e hipócrita “unidad nacional” que nos demanda la clase dominante cuando ve peligrar sus privilegios.
Los inconmensurables daños registrados afectan sobre todo a los peruanos más humildes, a los pobladores de las zonas deprimidas de las ciudades, a las localidades ribereñas y a los núcleos humanos marginales que nunca recibieron ayuda del Estado y que siempre debieron afrontar con realismo y crudeza su propio drama personal o familiar.

EL MALTRATO A LA NATURALEZA ESTÁ EN LA BASE DE LA CATÁSTROFE

Es bueno que se diga, a quienes se quejan de la “crueldad de la naturaleza”; que ella constituye apenas una respuesta al trato cruel inferido por el hombre contra la naturaleza. En el mundo, las explosiones nucleares, la carrera armamentista la contaminación ambiental, el uso desenfrenado de los recursos y la expoliación de suelos; ha sido el común denominador de la sociedad capitalista que hoy hace crisis. Esa misma “línea” aplicada en nuestro país por “programas” neo liberales y por gobiernos saqueadores y corruptos; ha generado el caos urbano, el desorden social, la falta de recursos y la ausencia de una política educativa y de salud, orientadas a la prevención de desastres.

De ese “modelo” de dominación, emergen hoy millones de peruanos que viven en verdaderas condiciones de indigencia; decenas de miles de poblaciones abandonadas, construidas sobre piltrafas: carreteras improvisadas; puentes que se caen; materiales de construcción, que no resisten el menor embate. Es el colapso de un esquema económico y político, que mantiene al país en las tinieblas. En él, las “Defensa Civil” ha sido siempre apenas una entidad burocrática destinada a devorar millones de soles, y no hacer nada para organizar a la población.,

Los gobernantes peruanos de modo general alentaron a las poblaciones a vivir “de cualquier manera”, construir precarias viviendas en la ribera de los ríos, o en los cauces de los mismos; , transitar por caminos mal construidos, y vivir sin recursos para hacer frente a sus necesidades más elementales. En ese marco, la tragedia que hoy se desborda, afecta mucho más a los humildes, que a los poderosos. Y esa, es una verdad que hoy, nadie se atreve a desconocer.

ESTADO FUERTE Y DESARROLLO PLANIFICADO

Durante décadas hemos escuchado la prédica de los “neo liberales”, que nos hablaban de “la libre empresa” y el “libre mercado”; del “nefasto rol” de los controles; y de la necesidad de que el Estado “no se meta” en lo que “no le corresponde”, dejando las manos libres a los explotadores. Hoy, ese “discurso” ha conducido al país al borde de la catástrofe. El común de la gente advierte la importancia de un Estado Fuerte que regule la economía, y planifique la inversión, el desarrollo y el progreso nacional; que ponga limite a la voracidad de los monopolios y que impida la especulación de los acaparadores, que ahora resplandece.

La planificación es un requerimiento fundamental en la vida de los pueblos, y en la construcción de las naciones. Y está en la base de un orden elemental que asegure que los recursos sean usados racionalmente y en beneficio de la población, y no de grupos privilegiados que sólo procuran su Poder.

La crisis ha puesto en el centro del debate, otra vez, el dilema: o agua, o minas; que estuvo en el vértice del interés nacional cuando se analizó el tema de “Conga”. Hoy, es claro que lo fundamental, es proteger el agua, al tiempo de preservar los recursos naturales pera usarlos apropiadamente sin hacer daño a la biodiversidad y al medio ambiente.

En países en los que prima el interés de la sociedad, los retos de la naturaleza, son más controlados. En Cuba, por ejemplo, nadie muere como consecuencia de aluviones, huracanes y ciclones que ocurren anualmente. La sociedad está educada y organizada para protegerse, y lo hace con verdadera responsabilidad. La ciudadanía participa activamente en las tareas, organiza la defensa y protege los recursos del país con entereza y patriotismo, dando un ejemplo a seguir por todos los pueblos de la tierra.

URGE LA ADOPCIÓN DE POLÍTICAS CONCRETAS

Aunque no estemos preparados hoy, como lo están otros pueblos; el urgente que se adopten políticas concretas.

La ciudadanía percibe en el gobierno central lentitud, parsimonia y aún indolencia para atender los urgentes requerimientos de la población. Localidades cercanas como Carapongo y Huachipa, Cerro Camote, Viñas de Media Luna y Xicamarca, sufren de dramático desabastecimiento y abandono. Y otras, como Huarmey, se ven forzadas a hacer pública su indignación ante duras negligencias registradas.

Empresarios como Roque Benavides y Fujimoristas desbocados, como Luz Alcorte, claman cotidianamente exigiendo que “se declare a todo el país en emergencia”, porque saben que, en esa circunstancia, podrán hacer negocios opíparos con la reconstrucción, dado que en una situación de ese tipo, disminuyen severamente los controles en contrataciones y concesiones. Ejemplos como lo ocurrido en Pisco, luego del terremoto del 2007, lo confirman al tiempo que descalifican los “consejos” del cogollo alanista del APRA en tal sentido.

Hay quienes están buscando réditos políticos en la emergencia. El uso de la letra “K” -símbolo partidista de la Mafia- en los envíos, así lo confirma. Otros alientan el caos y difunden rumores malevos por la red, o directamente, para anarquizar aún más la situación. Y hasta hay quienes especulan vilmente con la miseria vendiendo botellones de agua, o alimentos, a precios prohibitivos.

La tragedia ha puesto en evidencia el mezquino mercantilismo de nuestras “autoridades” que, como el alcalde de Lima Luis Castañeda, hicieron sucios “negocios” con recursos públicos. El colapso del puente de la Solidaridad en el Cono Norte de Lima, así lo confirma. Apenas resistió 10 años en tanto que el Puente Balta, levantado en 1869 sigue enhiesto, y en servicio.

Poner en evidencia a estos elementos, no es atentar contra la necesaria “unidad” de los peruanos, sino al contrario, salvaguardarle y protegerla.

HAY QUE VALERSE DE LOS RECURSOS QUE APORTA EL PUEBLO

Es bueno que se comprenda la necesidad de valerse de los recursos que tiene el pueblo, para protegerse.

Nadie sabe más de construcción de carreteras, caminos, puentes o viviendas que los obreros de Construcción Civil y los ingenieros del rubro. Hay que convocarlos a ellos organizarlos y alentar su aporte.

Ningún segmento de la sociedad puede ayudar mejor en las tareas físicas de la solidaridad, que los jóvenes, y en particular los estudiantes Hay que acudir a ellos y alentar su participación en las tareas.

Nadie puede organizar mejor Brigadas Sindicales de Solidaridad, que los Sindicatos y las Centrales Obreras. Hay que valerse de su aporte.

Los profesionales de la salud –médicos y persona para medico- están en óptimas condiciones para trabajar en las tareas de emergencia que se leas asignen. Centenares de ellos han vivido y estudiado en Cuba y otros países en los que han aprendido la profesión y las tareas de la solidaridad. Hay que alentar su acción.

Los ingenieros y los arquitectos pueden aportar mejor que nadie para validar la calidad de las obras que se emprendan. Fueron marginados en el pasado durante el gobierno de García, pero valen hoy con creces,

Eso tan valioso como el aporte patriótico de la Fuerza Armada –que hay que reivindicar y valorar- y la sacrifica da presencia de la policía que cumple su tarea con empeño.

Y como la ayuda de países hermanos que siempre aportaron a la causa de nuestro pueblo. Una vez más, Cuba Socialista, la Venezuela Bolivariana, la Nicaragua Sandinista, el Ecuador Ciudadano, la Bolivia de Evo y el Chile de Bachelet, han llegado con as mano tendida para hacer saber a nuestro pueblo que la causa de América, es una sola.

EN LA LUCHA DEL PUEBLO ANIDA LA VOlUNTAD DE LA VICTORIA.

La lección de la vida nos confirma que sólo moviendo a millones de personas, podremos realmente ser capaces de encarar y resolver los problemas que agobian hoy a millones de personas.

Ejemplos como el de Evangelina Chamorro Díaz, la valerosa mujer de “La Tranquera”, que sobreviviera heroicamente a la tragedia, o la inmolación del oficial Antero Llaque Otero, que pereciera en el norte del país salvando vidas de niños y ancianos; son, de alguna manera, acicate para elevar la moral de nuestro pueblo en esta hora difícil.

La unidad a forjar, como se ha dicho, debe servir para salir adelante pero, sobre todo, para construir un nuevo país colmado de belleza y alegría, acorde con los sueños heroicos de nuestros antepasados.

Lima, 19 de marzo del 2017

El Colectivo de Dirección de CEDIS

 
 

En el tercer mes del nuevo año la crisis económica y política en el mundo, y en el Perú, se agrava. En verdad, no es una “crisis”. Es, simplemente un sistema de dominación mundial –el capitalismo- que se resquebraja, y genera violentas convulsiones. Veamos.

EL IMPERIO CONDUCE A LA GUERRA CONTRA NUESTRO CONTINENTE

A tres meses de las elecciones ocurridas en los Estados Unidos de Norteamérica y tras los enfrentamientos entre distintas fuerzas en pugna que signaban la ‘’atipicidad’’ del proceso; los hechos han permitido avanzar en la comprensión del contenido y el perfil de la política interna e internacional del gobierno de Donald Trump y hasta aventurar algunas hipótesis. El primer discurso del presidente USA ante el congreso de los EEUU fue revelador. En él, ratificó las principales y más importantes propuestas hechas durante su campaña electoral. La idea de “recuperar la grandeza de los EEUU”, de que los ciudadanos norteamericanos “están primero” está implícita y hasta preside el discurso. Esa, es una expresión cuyas raíces y génesis se pueden ubicar, en este caso, en un nacionalismo conservador de extrema derecha y en el ya conocido ‘’destino Manifiesto´´. Parte de la creencia de la secta puritana de ser “el pueblo elegido” para gobernar el mundo y el llamado a imponer el estilo de vida, -‘’el sueño americano’’- a los demás pueblos a pesar de su diversidad cultural y niveles de desarrollo.; es una manera de llevar a cabo dicha misión, sin que exista ningún requisito de orden moral.

Esto es conocido, con la información verificable del genocidio en Oriente Medio, realizado por la OTAN con sus socios europeos, Inglaterra, Francia, Alemania…, quebrantando las leyes internacionales aprobadas por las ONU. La destrucción de Irak y Libia, el severo daño causado a Siria y a su pueblo, en los intentos de derrocar al presidente elegido legítimamente, Bashar Asad. Todo lo que sabemos, está demostrado y detrás del surgimiento del terrorismo, del sufrimiento y la enorme inmigración de ciudadanos que azota a los países europeos y a los EEUU cómplices en la tarea de ‘’llevar la democracia y los derechos humanos’’ a la región. También, la despiadada guerra contra el pueblo Palestino –en colusión con el Estado sionista de Israel – y todas las agresiones y provocaciones yanquis contra los pueblos de América Latina.

Trump señaló el propósito de un ‘’nuevo programa de reconstrucción nacional’’ al criticar la política de su antecesor en Irak, donde gastó alrededor de 6 billones de dólares mientras se desmoronaba la infraestructura del país. También planteó la priorización de la lucha contra el terrorismo, ratifico su política contra la migración, la construcción del muro y otras acciones del mismo corte. Mientras esto ocurre, se denuncia que 20 millones de personas están en riesgo de morir de hambre en “países de la periferia”: Yemén,. Somalia, Nigeria y Sudán del sur.

Creemos útil detenernos en algunas afirmaciones de su intervención contradictoria: ‘’queremos paz dondequiera se encuentre paz’’, el país busca ‘’armonía y estabilidad, no guerra y conflicto’’ dijo; pero, en relación al presupuesto militar, anunció un incremento de 54,000 millones adicionales. ¿Cómo interpretar semejante contradicción?. Es preciso recordar, algunos hechos que se dieron durante y luego del proceso electoral de noviembre pasado en USA, como el encono y los enfrentamientos de personajes relevantes miembros del Club de Bildelberg, las cúpulas republicanas y Demócratas que se unieron y trabajaron contra la candidatura de Trump. Ello graficó claramente las discrepancias contra el plan de gobierno presentado por éste.

DISCREPANCIAS IMPORTANTES, PERO NO DECISIVAS EN EL CAMPO ENEMIGO
Sin embargo, también está registrado que tales discrepancias, no fueron obstáculo para que todos se unieran para desbancar, sin reparar en trampas, del proceso electoral, al candidato demócrata Bernie Sanders. La lectura que deviene de ese hecho nos parece clara. Por primera vez –después de Henry Wallace en los EEUU; un candidato, surgido del sector Demócrata, con perfiles socialistas antisistema y sin recurrir a financiamientos de sectores empresariales monopólicos; aparece con posibilidades electorales. Como contrapartida la unidad demostrada entre las cúpulas de los partidos tradicionales con el discrepante republicano Trump, se muestra claramente como defensora del sistema imperial dominante. Dentro de ese marco las diferencias entre esa ‘’santa alianza’’ se afincan más en el ambiente envenenado generado por el crecimiento del tumor neoliberal comandando por la mega corporaciones yanquis con sus socios europeos (Inglaterra, Alemania, y Francia, principalmente). Las políticas neoliberales son claramente responsables de la depredación de los recursos naturales y de los graves daños ambientales a nivel global.

También, de las graves brechas sociales y el deterioro del nivel de vida, que se ha agrandado en las últimas décadas y que afectan a diversos sectores sociales incluyendo empresariales, de los países europeos y también de los EEUU. Ni que decir del daño causado a los países de la ‘’periferia’’, en vías de desarrollo. Esto -hay que ratificarlo- es una expresión sumamente clara de lo que, años atrás, advirtió el Comandante Fidel Castro cuando señaló que el neoliberalismo ‘’…no es una teoría del desarrollo, es la doctrina del saqueo total de nuestros pueblos’’

Las expresiones favorables a la paz mencionadas por Trump en su discurso ante el congreso, se contradicen, aparentemente con el anuncio de incrementar el presupuesto militar y sus declaraciones recientes de que EEUU debe mantener el status de “primera potencia nuclear”. ¿En qué paz se está pensando? ¿En la paz de los sepulcros? ¿Cuál es la razón de fondo por la que se aboga por mantener y mejorar las relaciones con Rusia al tempo que amenaza con borrar del mapa a Corea del Norte e Iran?. Desde nuestro punto de vista, los más lúcidos representantes del imperio, saben que el sistema nació sometiendo, colonizando y neo colonizando al mundo mediante intervenciones armadas, cometiendo genocidios, y apoderándose mediante la fuerza de los recursos naturales más apetecidos. El país del norte nunca sufrió una respuesta militar del tipo que ellos realizaron contra ‘’enemigos’’, en su suelo. Ellos las han hecho en otros escenarios: Hiroshima y Nagasaki, son nombres simbólicos.

EL MUNDO, ES TRIPOLAR
En el siglo XX se habló de un mundo “bipolar”, y a comienzo del presente, hubo quienes sostuvieron la idea de un dominio “Unipolar” de la humanidad. Hoy, bien puede aludirse a un mundo Tripolar: EE .UU., Rusia y China, son tres potencias que ejercen influencia decisiva en nuestro tiempo. Sin embargo, el contexto es otro. El mundo está bien informado de la capacidad militar -y nuclear- rusa, y también china. Se conoce el papel relevante de Rusia en la lucha contra el terrorismo en Medio Oriente. Se evidencia que aun cuando los EEUU sean la primera potencia militar en el mundo, nada les garantiza que no exista una respuesta militar y nuclear devastadora contra ese país y sus aliados más incondicionales: Israel, Turquía, Japón y Corea del sur.

En este punto asoman discrepancias con la élite neoliberal guerrerista que constantemente amenaza con agresiones militares ‘’preventivas”, y provoca rodeando a Rusia de bases y ejercicios militares en zonas de frontera con ese país. .Donald Trump parece tener una visión pragmática al insistir por el camino de restablecer buenas relaciones con Rusia, pero eso puede quedar en las palabras. Lo que parece claro, sin embargo, es que todas las corrientes del Imperio, coinciden en la confrontación militar como estrategia para imponer su dominio. No otra cosa quiere decir el aumento del presupuesto militar; y el propósito de desarrollar la potencia nuclear y tecnológica que les permita golpes preventivos que anulen toda capacidad de respuesta.

El peligro de una guerra nuclear, y la agresión militar contra países que eligen el camino de la libertad de la democracia y soberanía; permanecen latentes. Algunos hechos recientes ocurridos en nuestra América como el aumento de bases militares de la OTAN, los intentos de construir una base de inteligencia militar en la Malvinas con anuencia de gobierno de Macri, el odio irracional que se promueve contra los gobiernos que eligen su independencia y políticas que favorezcan a sus pueblos, como es el caso de Venezuela, Ecuador, Bolivia; ; y las “licencias operativas” que concede a USA el gobierno del Perú; son indicadores del camino elegido por la elite imperial y sus socios en nuestras tierras. Para enfrentarla, es indispensable promover una política de integración y de paz en América latina y el Caribe. Apoyar con firmeza a la CELAC, UNASUR, el ALBA y consolidar las luchas de los pueblos por la democracia, la justicia, la independencia y la paz.

EN EL PERÚ CAMPEA EL TERREMOTO DE ODEBRECHT
Aunque realmente se ha avanzado muy poco en la investigación y sanción en el caso de Odebrecht, es claro que se trata de una madeja muy larga que compromete a muchas personas, empresas e instituciones, que poco a poco irán desfilando en el escenario nacional en medio de un gran estrépito. Por lo pronto, se han apuntado algunas investigaciones que, en su desarrollo podrían enlodar a los más calificados exponentes de la Clase Dominante, desde políticos hasta empresarios, pasando por periodistas, abogados y técnicos, comprometidos todos en manejos ilegales.

La gravedad de los hechos ha permitido que afloren otros elementos de descomposición social y moral. A los casos de la Interoceánica, se ha sumado recientemente el tema de las “adendas”, que se ha extendido, además, al contrato para el Aeropuerto de Chincheros, reclamado por la población del Cusco. Detrás de este tema, han asomado diversas denuncias que, finalmente, han derivado en un pliego interpelatorio, a ser respondido por el ministro de Transportes. Aunque el caso pueda, eventualmente, quedar “resuelto” sin mayores consecuencias, es claro que su repercusión, incidirá en el escenario, debilitando aún más a sus actores.

Si se tratara sólo de los caprichos e intereses del fujimorismo, el Congreso de la República, luego de conocer las respuestas del Ministro Martín Vizcarra al pliego presentado por el Legislativo; podría proceder a censurarlo. Al hacerlo no estaría afectando sólo al Ministro de Transportes sino yendo mucho más allá, sancionando al Vice Presidente de la República, a quien virtualmente, estaría inhabilitando para el ejercicio de cualquier función pública, vale decir la Jefatura del Estado. Eso le permitiría a la Mafia vacar al Presidente de la República y elevar a la condición de Presidente Provisorio a la actual Presidenta del Congreso para que convoque nuevas elecciones, asegurando una victoria de Keiko Fujimori.

Si eso no ocurre ahora, no hay que atribuirlo a la sensatez del fujimorismo, ni al desprendimiento de Keiko; sino a que las “altas decisiones” en la clase dominante no las toma sólo Keiko y su “Estado Mayor”. También ellos, dependen de los Banqueros, que son el “Poder real” detrás del trono. En última instancia, serán ellos los que decidan si se adelantan –o no- elecciones. Y, como se sabe, los banqueros no ponen toda su baraja en una sola carta. También los hay, quienes secundan a PPK, y quienes buscan otras opciones. El reciente viaje del Presidente peruano a USA, y su entrevista con Trump; se inscribe en ese derrotero. La Casa Blanca quiere mantener a cualquier precio el control del proceso peruano porque lo considera indispensable para el manejo de su política continental. Tanto es así, que en los 15 minutos que el “hombre fuerte” de Washington concedió al PPK, el “caso Venezuela” tuvo su espacio.

Para los efectos de esta política contra la Venezuela Bolivariana, la Casa Blanca ha entregado a Pedro Pablo Kuczynski un denigrante papel: actuar como cancerbero del Imperio. Por eso a PPK no se le pudo ocurrir una frase más infeliz, como la de comparar a nuestro continente con “un perro manso“, dócil al dictado del Imperio.
Como es de dominio público, en el mundo existen hoy casi 800 bases militares norteamericanas fuera del territorio de los Estados Unidos. Más de un centenar de ellas, activa en nuestro continente. En nuestro país ya funcionan más de 10 con distintos objetivos: lucha contra el narcotráfico, combate al terrorismo, defensa continental, preparación de combate, inteligencia y otros rubros. Las acciones que se impulsan en estas bases son “secretas”, aún para las autoridades peruanas; pero forman parte de los planes de la OTAN para el despliegue de su estrategia continental de dominación.

En el centro de ella, se inscriben los planes agresivos contra el proceso liberador latinoamericano, al que se busca derrotar. Ahora, la puntería se dirige a Ecuador, donde habrá “segunda vuelta electoral” el 2 de abril y la reacción quiere sumar todos los votos posibles en torno al candidato de los banqueros Incluso han llegado ya a “ganarse” a un supuesto “Partido Comunista Marxista-Leninista” para que apuntale esa ofensiva golpeando a Rafael Correa y a Lenin Moreno “desde la izquierda”, en un evidente juego contra revolucionario. Si el candidato de los banqueros triunfara en la Patria de Olmedo, Washington consideraría abierto el camino para emprender una ofensiva desplegada contra el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela. La lucha estaría planteada así, en un terreno “más alto”.

Para esa ofensiva, es que el Imperio necesita a PPK, que podría hoy serle más útil que Keiko, que no tiene un perro que le ladre más allá de nuestras fronteras. En esa línea, “los que deciden” aquí, no se animan a situarse con todos sus bártulos a la sombra de la impaciente lideresa de “Fuerza Popular”


PARA LA MAFIA, “LA SALIDA” PUEDE SER SEUDO LEGAL
Próximamente el Congreso de la República habrá de designar al miembro que “falta” del Tribunal Constitucional. La idea de la mafia es incorporar a este organismo a Javier Villa Stein, para hacerlo Presidente del TC. Cuando asuma esa función, y luego de un breve periodo de “adaptación” a su nuevo cargo, éste “resolverá” inapelablemente anular el juicio y la sentencia contra Alberto Fujimori y dispondrá su inmediata libertad. Para tal efecto, se sumará ya la campaña iniciada en diversos “medios” para que “los mayores de 75 años” no cumplan “carcelería efectiva” sino prisión domiciliaria, u “otro régimen”.

Cuando eso ocurra, la Mafia tendrá el camino expedito ahora acceder a poder y construir su mecanismos de dominación extendiéndolo el mayor tiempo posible.

Seria esa una salida formalmente “legitima”, en el marco de la irrita “Constitución” del 93, que permitiría a Alberto Fujimori abandonar su encierro, dejando en él -de ser posible- a Alejandro Toledo y Ollanta Humala en tanto que a Nadine Heredia le reserva un lugar aún más ominoso. Los planeas de dominación del enemigo de clase, están planteados y en plena ejecución. Lamentablemente, no encuentran respuesta en una Izquierda forma que sólo busca satisfacer apetencias electorales, pero no acierta una ni en la luchas social ni en las tareas de la unidad.

PARA EL PUEBLO, LA SALIDA NO ES ELECTORAL

En lo que se refiere a nosotros –el CEDIS- no nos cansaremos de repetir que la salida para el pueblo, no es electoral. Es básicamente política y tiene que ver con la correlación de fuerzas que seamos capaces de construir en esta etapa.

Por lo pronto, la derecha más reaccionaria, bajo el irrito cuento de la “ideología de género” ha logrado construir un movimiento de masas extremadamente agresivo y peligroso, similar al que forjara el fascismo en el Brasil de los años 60. En esa circunstancia, el movimiento de masas tomó banderas similares: “Dios, Familia y Propiedad” fueron los ítems manejados por la reacción en las calles de Rio y Sao Paulo, como hoy los Grupos Evangélicos y los núcleos más conservadores del OPUS DEI y el pensamiento católico liderado por Juan Luis Cipriani, enarbolan en el Perú. De allí emergen aquí figuras repugnantes como Lourdes Alcorta, y el Pastor Rodolfo González; o periodistas como Phillips Batthers y Aldo Mariátegui, ridículas expresiones del fascismo criollo.

Ante ellos, y para derrotarlos, hay que trabajar intensamente: unir y movilizar a las masas, desplegar una verdadera y amplia batalla política, lograr que la gente tome conciencia de la realidad, y sea capaz de combatir por sus propios objetivos., superando los límites de la “Constitución del 93”, que hay que derrotar. Para este efecto, el 5 de abril y la memoria del pueblo, serán decisivos. No tomarlo en cuenta y priorizar “alianzas” para participar en elecciones procurando “acuerdos” con movimientos por el hecho que estos tienen “registro”, es una desvergüenza política, típica de sectores que carecen de compromiso con el país, y su pueblo. Ese camino no conduce a ninguna parte y sólo expresa la ambición de quienes aspiran a cargos –que no habrán de lograr-para satisfacer ambiciones de orden personal o partidista.

Hoy el mundo recuerda los 70 años de la Doctrina Truman, base de la Guerra Fría, la injerencia norteamericana en Grecia y en las elecciones de Italia, y la creación de la Agencia Central de Inteligencia, la CIA que ahora opera contra todos. Pero n o es solo eso lo que se recuerda. También, los 50 años del asesinato del “Che”.

El 2017, centenario de la Revolución Socialista de Octubre y escenario –como en otros confines del planeta- de actos en honor a tan grandiosa epopeya, no debiera dar paso a expresiones de oportunismo. Construir Poder Popular, es forjar una herramienta de lucha independiente y de clase, que responda a los grandes ideales de Lenin y de Mariátegui, y sea capaz de asumir el rol de Vanguardia por el que el pueblo clama

Recordemos al Amauta: “Presenciamos la disgregación. La agonía de una sociedad caduca, senil decrépita, y al mismo tiempo presenciamos la gestación, la formación, la elaboración lenta e inquieta de la sociedad nueva”. Por ella, combatimos.

Lima, marzo de 2017

El Colectivo de Dirección de CEDIS

 
 

www.jornaldearequipa.com