En América latina arrecia la ofensiva del fascismo

Los fasci di combatimento

 
CEDIS | DICIEMBRE 2019  

09DICiembre2019

 

Aun no puede hablarse, en Bolivia, de hechos definitivamente consumados. Ahora mismo, columnas de trabajadores, campesinos y pobladores en general, marchan por diversas carreteras del país rumbo a La Paz, y anuncian plazos a la camarilla fascista de Luis Fernando Camacho para que abandone la ciudad y restablezca el orden constitucional trasgredido brutalmente el pasado domingo. Aunque Evo Morales se vea forzado a abandonar temporalmente el país para salvar su vida en México, es claro que la batalla, aún no ha concluido.

Cuando todo el continente celebraba con júbilo la liberación -en Curitiba- de Luis Ignacio “Lula” Da Silva y aplaudía la votación alcanzada en Naciones Unidas contra el bloqueo a Cuba; bandas fascistas, en colusión con unidades policiales y militares provocaron la renuncia del Jefe del Estado Plurinacional de Bolivia y asaltaban el Poder en La Paz.

EN BOLIVIA SE JUEGA LA SUERTE DEL CONTINENTE

Se consumó en una primera etapa, una grosera maniobra golpista urdida por el gobierno de los Estados Unidos y azuzada por la oligarquía racista que no aceptó nunca a Evo Morales como Mandatario por su condición de Indígena.

El Golpe de Estado del 10 de noviembre fue la expresión de un grosero atropello contra el pueblo boliviano y una amenaza contra todo el continente. El Fondo Monetario Internacional y la administración Trump mostraron nuevamente lo que buscan: Imponer a raja tabla el “modelo” Neo Liberal, que se ajusta plenamente a sus planes de dominación. Precisamente por eso puede caracterizarse la acción golpista como la expresión del Fascismo aplicado en las condiciones concretas del país altiplánico. Hablamos, entonces, de una Dictadura Terrorista de los Grandes Monopolios con apoyo de Masas. Las formas de acción y el terror blanco desatado en La Paz, Santa Cruz, Cochabamba, Potosí y otras ciudades contra las poblaciones originarias, confirma esa formulación.

Es claro que el gobierno de Evo Morales respondió siempre a las necesidades y a los intereses del pueblo de Bolivia. Eliminó el analfabetismo, disminuyó espectacularmente los índices de Pobreza y Pobreza Extrema, acabó con la inflación y generó niveles de progreso y desarrollo nunca antes registrado en el país hermano. Bolivia se convirtió en una potencia continental con mayor estabilidad que todos sus vecinos, incluyendo Argentina y Brasil.

Gracias a una acertada política, Evo construyó un Estado fuerte, con empresas solventes y con capacidad operativa para administrar los recursos de los bolivianos en función de los requerimientos de las grandes mayorías nacionales. Administró de una manera patriótica y responsable los recursos del país y otorgó a la población beneficios nunca antes alcanzados. La educación, la salud, el deporte y muchas expresiones de la cultura, estuvieron gratuitamente a disposición de los bolivianos, como jamás había ocurrido antes.

Si finalmente se impusieran allí las oscuras fuerzas de fascismo, se abrirá un duro periodo de confrontación social dado que los pueblos no estarán dispuestos a renunciar a las conquistas alcanzadas y a sus derechos reconocidos.

La solidaridad plena con la lucha del pueblo boliviano, es el primer deber en lo inmediato. Y debe desplegarse con la mayor voluntad posible, al tiempo que se desarrolla la solidaridad con el Chile antifascista y con otros pueblos de nuestro continente.

LIBERACIÓN DE LULA, MACIZO GOLPE A BOLSONARO

Luego de casi 600 días de prisión, Lula fue liberado. La justicia, la solidaridad activa, y la fuerza de los pueblos, impuso esa realidad ante las autoridades brasileñas y ellas no tuvieron más alternativa que abrir las rejas de la prisión donde habían encerrado a esta ya legendaria figura del proceso emancipador latinoamericano.

El hecho mismo que en el marco del Encuentro Internacional de Solidaridad por la Democracia y contra el Neo liberalismo, se haya entregado más de dos millones de firmas de ciudadanos cubanos, recolectadas en apenas 14 días; confirmó la fuerza de una causa que se convirtió en el símbolo de los pueblos.

La consigna ¡LULA LIVRE! tomada del portugués, recorrió todos los países de la región expresando la voluntad de los pueblos. Hoy, el Brasil antifascista estará en mejores condiciones para derrotar a Bolsonaro

EN CHILE CONTINÚA LA BATALLA

En el sur del continente, el pueblo de Chile continúa infatigable la lucha contra el régimen de Sebastián Piñera. Movilizaciones que se activan día a día, iniciativas de combate que se multiplican, muestras de solidaridad que ocurren en los más diversos ámbitos; son todas expresiones de una sola voluntad: acabar con la herencia de Pinochet y abrir paso a un Chile Democrático, Popular y Antifascista.

El heroísmo de los jóvenes, los trabajadores, las mujeres y en general todo el pueblo de Chile; confirman la idea de una resistencia de masas nunca antes alcanzada en nuestro continente.

Es deber de todos levantar, con esta lucha, la bandera de la solidaridad y mantenerla enhiesta hasta la victoria.
 
 

 

Jornal de Arequipa no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

 

www.jornaldearequipa.com