Graves acontecimientos remecen hoy la vida nacional. El Golpe de Estado de corte fascista, implementado por el Fujimorismo y su incondicional aliado, la camarilla alanista del APRA, está en vías de consumarse. Tomando como pretexto loa lucha contra la corrupción, y más específicamente los denunciados vínculos entre Odebrecht y Pedro Pablo Kuczynsi, la mayoría parlamentaria busca afanosamente declarar la Vacancia Presidencial, e imponiendo un adelanto de elecciones que –con las disposiciones vigentes- le abra las puertas de Palacio de Gobierno a Keiko Fujimori para resarcirla de la derrota del 2016 y retornar a la siniestra dictadura neo nazi del pasado.

Fue el Fujimorismo en el Poder el que abrió paso al “modelo” Neo Liberal que hoy hace crisis. Y fue el mismo fujimorismo el que aplicó todas las recetas de la corrupción que envilecieran la vida nacional. Esa fuerza busca hoy retomar en sus manos las riendas del Poder, y restaurar los mecanismos de dominación que le fueran arrebatados por la fuerza del pueblo en el inicio del presente siglo.

UN GOLPE EFECTISTA CONTRA LA DEMOCRACIA

La corrupción generalizada, la inseguridad ciudadana y el desgobierno imperante, dan pretexto a las fuerzas más reaccionarias, y a la “prensa grande”; para hacer un escándalo mayúsculo con los documentos presentado por la Comisión Lava Jato y exigir la destitución del Presidente de la República en momentos en los que se avecinan denuncias contra Keiko Fujimori y Alan García. Ambos, pálidos espectros del Gran Capital, están dispuestos a todo –incluso a derribar al gobierno por la fuerza- para asegurarse un “blindaje” que les garantice impunidad, para sus delitos ya evidentes.

Hundir la democracia formal -esta democracia burguesa que emergió a la caída de la dictadura a comienzos de este siglo- constituye para ellos el principal objetivo a lograr en medio de la confusión y el caos, cuando la Izquierda formal no atina a encontrar el camino de la unidad. En este contexto, el señuelo de “adelantar elecciones” no pasa de ser sino una cacareada receta fondomonetarista que busca aupar en el Poder a la Mafia usando las disposiciones electorales fraudulentas y ventajistas, que le dieron a “Fuerza Popular” una “mayoría” írrita en el Congreso de la República el 2016.

El problema no radica en tener un “nuevo gobierno”, tan corrupto como todos los del pasado -salvo el régimen de Velasco Alvarado- sino en salir del “modelo” Neo Liberal que engendró el caos y envileció la vida nacional. Romper ese mecanismo de dominación implica derogar la espuria Constitución del 93, acabar con esa “mayoría parlamentaria” artificialmente construida y terminar con la legislación electoral impuesta, que es abusiva, discriminatoria y que deja sin juego a la inmensa mayoría de los peruanos empeñados en la transformación democrática de la sociedad.

¡LA LUCHA ES EL CAMINO!

Las maniobras del fascismo en acción han venido siendo denunciadas sistemática y constantemente por nosotros -el CEDIS-. De manera coherente nos empeñamos en desnudar la estrategia golpista del fujimorismo, que hoy busca concretarse. Con esa autoridad, llamamos a todas las organizaciones progresistas y democráticas, a la Izquierda Peruana, a las organizaciones sindicales y sociales y, sobre todo, a los trabajadores y al pueblo, a no dejarse sorprender por los gritos destemplados de un nauseabundo corrillo de fascistas encaramados en el Congreso Nacional y en la “Prensa Grande”, desde donde sueñan con implementar sus más negros designios.

Loa lucha, es el camino del pueblo y de los trabajadores. Y esa lucha no puede ensuciarse con las banderas que hoy alza la Mafia empeñada en arriar al Poder a cualquier precio. EL Golpe está en marcha y se expresa ya en la tentativa de destituir al Fiscal de la Nación, cambiar la correlación de fuerzas en el Tribunal Constitucional, liberar al genocida Alberto Fujimori y arrear al pueblo para que en “nuevas elecciones”, se imponga Keiko Fujimori en la Jefatura del Estado. Las denuncias contra PPK -y todas las demás- deben denunciarse y sancionarse, pero sin comprometer el destino de nuestro pueblo, que nada tiene en común con esa Mafia corrupta y asesina.

Lima, 15 de diciembre del 2017

El Colectivo de Dirección del CEDIS