Centro de Estudios Democracia, Independencia y Soberanía

.

Llamamiento del CEDIS

 

       

AGOSTO2018

 
 

Atentado de Caracas: nueva ofensiva del fascismo en América Latina


El atentado ocurrido el pasado 4 de agosto contra el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, compañero Nicolás Maduro Moros, marca un nuevo giro de la ofensiva fascista contra los pueblos de América Latina. Tras los Drones abatidos por la Guardia Presidencial en el cielo caraqueño, está la mano de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos, operada por órdenes de Donald Trump, en coordinación con la oligarquía venezolana. Santos, Duque y Uribe -señalados como cómplices del frustrado Magnicidio- alentaron esta acción ominosa que sirvió para caracterizar el sentido de una política orientada a trasladar a nuestra América el escenario bélico que hoy vive el Asia Central.

Sólo falta, en efecto, que los servicios secretos yanquis materialicen un supuesto “incidente armado” en la frontera colombo.-venezolana para que se despliegue una ofensiva bélica en la región. No debemos olvidar nunca que la Segunda Guerra Mundial se originó de un modo similar: los servicios secretos alemanes vistieron con uniformes del ejército polaco a soldados germanos y simularon un ataque armado a un puesto fronterizo Nazi. Eso derivó en una declaratoria de guerra, y la invasión alemana a Polonia, ocurrida el 1 de septiembre de 1939. Allí comenzó la Segunda Gran Guerra.

Si ocurriera una provocación del mismo signo hoy, la Colombia de Duque y Uribe atacaría la frontera Venezolana, iniciaría una Guerra, y pediría de inmediato “apoyo militar a la OTAN”. Para ese efecto Bogotá, en los últimos meses, se incorporó -sin causa alguna- al Tratado Militar del Atlántico Norte. Bien podría, de ese modo, trasladarse la guerra que hoy se libra en otras latitudes, al escenario latinoamericano con el propósito de salvaguardar los intereses del Imperio y de las Oligarquías Nativas, y apoderarse del Petróleo, el Gas y la Cuenca Acuífera de nuestro continente. Sería una guerra extendida, que se libraría en nuevas condiciones y que traería catástrofe, muerte y destrucción a todos los países de la Amazonía, incluido el nuestro.

Los recientes sucesos de Caracas, constituyen, una grave advertencia. Muestran que la “contra” –ya debilitada- no puede operar en el interior del país y se ve forzada acudir a acciones terroristas de alto nivel, financiadas y organizadas desde el exterior. La respuesta del proceso bolivariano en marcha será, sin duda, profundizar los cambios, y generar acciones concretas que permitan avanzar en el terreno nacional liberador, rumbo al Socialismo. Es vergonzoso, sin embargo, que los gobiernos de la región -incluido el gobierno peruano- se hayan inhibido de condenar este atentado terrorista, convirtiéndose –objetivamente- en cómplices del mismo.

EL XXIV ENCUENTRO DEL FORO DE SAO PAULO Y EL RETO DE LOS PUEBLOS

Este escenario, de alguna manera, fue anunciado ya en la sesión del XXIV encuentro del Foro de Sao Paulo celebrado recientemente en La Habana. Es esa circunstancia se dijo sin ambages que América Latina y el Caribe “viven hoy los efectos de una multifacética ofensiva reaccionaria, conservadora y restauradora neoliberal, fruto de intereses convergentes y de esfuerzos combinados entre las élites mundiales del capitalismo transnacional, del gobierno de los EE.UU. como su núcleo hegemónico, y de las clases dominantes aliadas de nuestra región”.

En el evento, en el que participaron 651 representantes de 52 países en nombre de más de 200 organizaciones entre Partidos Políticos, Sindicatos, instituciones Sociales y Colectivos de distinto signos; se perfilo un análisis del proceso internacional y de los efectos de la ofensiva Imperial contra nuestro continente señalándose con precisión las grandes metas del movimiento emancipador que alientan las fuerzas democráticas y progresistas de la región: la Unidad de todas las fuerzas avanzadas de nuestro continente, contra la política genocida del Imperio; la lucha constante y sin concesiones; el espíritu internacionalista que alumbra nuestro derrotero y la solidaridad activa con los procesos sociales que tienen lugar en nuestro hemisferio. El hecho que este llamamiento se haya formulado desde Cuba ad portas del 60 aniversario de la Revolución que en enero de 1959 derribara a la oprobiosa dictadura de Batista y abriera el campo para la transformación de la Patria de Martí y de Fidel, hoy rumbo al Socialismo; implica también un homenaje claro a un pueblo que hoy se levanta como una verdadera luz de América

La participación peruana en este evento, ha sido altamente significativa. Más de 30 compañeros integraron una representación unitaria y plural, que abre camino para el forjamiento de una unidad política –más que electoral- y de un programa de coincidencias básicas que sirva para sumar fuerzas en la lucha contra la Mafia Apro- Fujimorista y el poder del Imperio. La representación peruana -que fuera integrada también por el CEDIS a través de nuestro compañero Gustavo Espinoza- puso énfasis en abordar la unidad e esos términos, subrayando el valioso aporte de José Carlos Mariátegui, el Primer Marxista de América, cuyo 124 aniversario de nacimiento se celebrará en junio del 2019.

EN NICARAGUA SE JUEGA LA SUERTE DE NUESTROS PUEBLOS

El Foro de Sao Paulo también llamó a todas las fuerzas democráticas y progresistas de nuestro continente a cerrar filas en defensa de la Nicaragua Sandinista, acosada por la contra revolución interna y externa. Aunque bien puede decirse que los planes golpistas de la reacción ya fueron derrotados; hay que admitir que ahora la lucha se plantea en un terreno más complejo: las presiones del Imperio, la OEA, el “Grupo de Lima”, las “sanciones” económicas y otras acciones similares abrirán baso al boicot económico, la crisis financiera, el desabastecimiento de productos de primera necesidad, la inflación y hasta el éxodo masivo de personas. Será esa la misma cartilla que se aplicó en Venezuela, y que más adelante se hará extensiva a Bolivia por la voluntad del Imperio.

Los acontecimientos ocurridos en la Patria de Sandino han permitido, sin embargo, clarificar aún más el escenario. Las fuerzas de la derecha tradicional han tomado rápidamente partido por la “contra”, que operó en Managua León, Masaya, Granada y otras ciudades nicaragüenses en el empeño de dar al traste con las conquistas populares del Gobierno de Ortega y pretendiendo su caída. Estas fuerzas impactaron en sectores dubitativos de la izquierda continental, presionados por el auspicio de Organismos No Gubernamentales –las ONGs- que financian sus actividades.

Estas fuerzas, sin embargo, tienen hoy elementos de juicio más que claros para que rectifiquen sus juicios y perciban mejor el escenario de nuestro tiempo: en Nicaragua se juega, sin duda, la suerte de nuestro continente. Allí se libra la lucha que ayer se libró en Cuba y luego en Venezuela; y que tendrá lugar después en cada uno de los países en los que toque la puerta la voluntad de un pueblo dispuesto a acabar con la miseria, y construir una patria más digna y justa. Respaldar la causa de Nicaragua es, en ese marco, una tarea vital para todos, y un deber internacionalista de primera magnitud. En la tierra de Rubén Darío se juega el destino de Nuestra América. La victoria definitiva de la causa Sandinista se convierte hoy no sólo en un deber de los nicaragüenses, sino también tarea de todos.

EN BRASIL, CANDIDATO ENCARCELADO.

En Brasil, las maniobras de la reacción se reducen apenas a mantener encarcelado al Presidente Luis Ignacio Lula Da Silva, pretendiendo impedir su postulación para una nueva gestión gubernativa. Contra el líder brasileño no se ha mostrado prueba alguna. No obstante, se le ha condenado para bloquear su acceso al Poder en los comicios de octubre.

En los años 70 del siglo pasado, Richard Nixon aseguraba que Brasil era un País-Continente. “Hacia donde mire Brasil, allí mirará América Latina” solía decir al tiempo que apoyaba fervorosamente las dictaduras militares instauradas en las tierras de Tiradentes desde que derrocaran a Joao Goulart, en 1964. Hace 16 años –luego que fracasaran sucesivos gobiernos civiles derechistas que se instalaran en el Pode desde la caída del militarismo en los años 80 del siglo pasado-, el Partido de los Trabajadores (el PT) se hizo del Poder no con el ánimo de hacer una Revolución, sino apenas palear la crisis ejecutando ciertas “reformas” en el marco de la sociedad capitalista, con miras a reducir los niveles de pobreza y atender urgencia en materia de salud, seguridad social, educación. Fue esa la esencia de las administraciones de Lula y Dilma, que se tornaron, sin embargo, intolerables para el Imperio y la Clase Dominante.

Apenas las fuerzas de la reacción se sintieron en capacidad de actuar para contrarrestar ese “modelo” de dominación y reimplantar la Escuela de los Chicago Boys -El Neo Liberalismo en marcha-; lo hicieron mediante la técnica del Golpe de Estado impuesto al país en el 2016. Surgió así el régimen de Michel Temer, que hoy cuenta apenas con el 3% de aceptación ciudadana, pero que aspira a perpetuar el dominio oligárquico a través de un Proceso Electoral fraudulento que ignorará olímpicamente la voluntad ciudadana, Para ese efecto, es que el cogollo gobernante y el gran empresariado, buscan que invalidar la candidatura de Lula, y promueven más bien un “viraje a la derecha” que abra las puertas del país al dominio del fascismo. El pueblo brasileño resistirá a pie firme esa ofensiva.

EN TODOS LOS PAÍSES, LA AMENAZA ES LA MISMA

Pero lo que ocurre en Brasil, no es inédito. Sucede hoy también en Argentina, donde la administración de Macri, sin el menor ápice de imaginación propia, ha echado guante a una por nosotros conocida estratagema: “las agendas” de Cristina Kichner. Esta vez, sin embargo, todo has sido más burdo. Las presuntas “agendas” no serian de la ex Presidenta, sino de un personaje que trabajó para ella como chofer, y llevó -supuestamente- encargos en dinero a diferentes personas. El, habría anotado escrupulosamente nombres, direcciones y montos, para acogerse ahora a la “confesión sincera” y a la ”colaboración eficaz”; para así acusar a la Mandataria Peronista.. Lo que buscan es encarcelar a la ex Jefa del Gobierno Argentino para impedirle su postulación a un nuevo periodo de gestión gubernativa -mismo Brasil-

En Bolivia, entre tanto se inicia ya la campaña contra Evo; mientras que en Ecuador se programa también la detención de Rafael Correa a fin de bloquear sus posibilidades electorales futuras. Mientras eso ocurre, el Presidente Moreno hace un viraje en la política exterior de su país, y en el marco de Naciones Unidas niega su apoyo a Nicaragua en la OEA y vota a favor de las propuestas del Imperio.

LA CORRUPCIÓN DEVORA AL PERÚ

Mientras esto ocurre en el escenario continental, en nuestro suelo la corrupción corroe las bases mismas de la sociedad peruana y genera incalculables daños. En las últimas semanas, al igual que a fines del siglo pasado, cuando hizo agua la dictadura Fujimorista; sucesivos videos y audios ha puesto de relieve la corrupción extrema del Poder Judicial y el Ministerio Público, que actúa a la sombra, y en colusión con la Mafia Keikista y la camarilla alanista del APRA

ENTRE VIDEOS Y AUDIOS

Como en la etapa final del fujimorismo, otra vez la ciudadanía se ha visto acosada por videos y audios que muestran a carta cabal la impudicia de Jueces y Fiscales en todos los niveles de la administración nacional. Hasta el Presidente de la Corte Suprema de Justicia –Duberlí Rodríguez Tineo- se vio forzado a dar “un paso al costado” cuando asomaron sus vínculos con el cuestionado local Hinostroza Pariachi y el destituido Presidente de la Corte del Callao, Walter Ríos. Incluso, el Consejo Nacional de la Magistratura quedó literalmente embarrado en esta oleada de mugre puesta recientemente en evidencia.

La corrupción generalizada en el Poder Judicial era ya un “secreto a voces”. Todos sabíamos desde hace varios lustros, que la “·justicia” se compra y se vende que los ladrones de cuello y corbata gozan de la mayor impunidad, en tanto que los Tribunales se ceban con los pobres que roban migajas muchas veces simplemente para sobrevivir. Y todos conocemos también de verdaderos delincuentes que gozan de la más “alta estima” de la sociedad, en tanto que sabemos de gente virtualmente inocente que purga penas por delitos que no ha cometido En todos los casos, estas iniquidades se han visto alentadas por un Poder Político tolerante y complaciente.. En este caso sin embargo, la gota de agua rebalsó el vaso y los audios mostrados generaron masiva repulsa.

ACCIONES DE MASAS A LA ORDEN DEL DIA

En este contexto se han puesto una vez más en evidencia las acciones de masas en repudio a la corrupción, registradas en la capital y en muchas otras ciudades de la República. Las dos marchas del 19 de julio, convocadas una por la CGTP y la otra por los Colectivos Anti Corrupción; sirvieron para movilizar a centenares de miles de personas que se volcaron combativamente a las calles para expresar la más viva indignación ciudadana ante estos hechos. Pocos días después, el 27 de julio, otra movilización violentamente reprimida por la policía jugó el mismo papel. Estas acciones, en Lima y en el interior del país, demostraron el evidente ascenso de la conciencia alcanzado por importantes segmentos ciudadanos. Es claro, sin embargo, que estas protestas no fueron efímeras, ni ocasionales. Respondieron más bien a una voluntad de lucha que se afirma, y que tuvo como catalizador el activo combate contra la Mafia Fujimorista sobre todo a partir del 2016.

Porque eso es así, no puede hablarse de movilizaciones espontáneas, ocasionales ni episódicas; sino del corolario de una decisión madura, clara, y de objetivos precisos: derrotar a la Mafia en todos los escenarios en los que ella asome. Eso puede comprobarse si se recuerda que el 29 de julio la ciudadanía concentrada en la avenida Brasil acogió al Jefe del Estado y, sin ninguna animadversión, le demandó el cierre del Congreso y la lucha frontal contra la corrupción. El instinto de las masas y el nivel de conciencia alcanzado, se impuso en esa circunstancia.

DISCURSO PRESIDENCIAL Y REFERÉNDUM

El Mensaje Presidencial de Fiestas Patrias, puso énfasis en la lucha contra la corrupción y adelantó una iniciativa ciertamente estimada por la ciudadanía: un Referéndum orientado a consultar temas de lucha contra ese flagelo y enfrentar la reelección parlamentaria, tan defendida por los partidos tradicionales. Es claro que el Referéndum constituye una opción débil, precaria y casi inconsistente; pero en el escenario concreto, puede servir para movilizar a la ciudadanía, alentando banderas altamente positivas. El sólo hecho que plantee objetivos precisos y que estos sean, al mismo tiempo, recusados y resistidos por la Mafia, ya convierte esta herramienta, en un instrumento de combate que debe -y puede- ser usado por la población en sentido positivo. Usando la írrita “mayoría” parlamentaria que aún detenta, el Keiksmo y la camarilla alanista del APRA, buscaran frustrar cualquier consulta ciudadana y bloquear toda posibilidad de cambio en el escenario actual. También en este terreno, la lucha está planteada.

EL MOVIMIENTO POPULAR TIENE TAREAS MÁS ALTAS

En desbordantes manifestaciones populares, la ciudadanía ha demandado el cierre del Congreso., la reorganización total del Poder Judicial y del Ministerio Público, la eliminación de las Mafias corruptas y delictivas que operan a través de la Policía Nacional, la modificación radical de la legislación que norma los procesos electorales y el cambio de rumbos del Poder Ejecutivo. Eso demuestra que no se queda en pequeño. Quiere cambios, y cambios realmente radicales, es decir, que partan de las raíces mismas de la sociedad peruana.

Eso no se logrará con un Referéndum, ni con una nueva Constitución. Es bueno que se diga premonitoriamente, que eso sólo será posible con una verdadera REVOLUCION, en la acepción que usó en 1929 José Carlos Mariátegui cuando quiso diferenciar una verdadera revolución tomando distancia del Motín o Asonada, característica de los movimientos de la época.

Una Revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes; será una garantía de cambio social. Ella, debe afirmar los derechos inalienables de la población, las conquistas de los trabajadores y los intereses de las grandes mayorías nacionales y acabar con los privilegios de los poderosos. Debe preservar la Soberanía y las riquezas básicas de la Nación. Asegurar la verdadera Independencia y garantizar el funcionamiento de una verdadera Democracia. Debe proteger a los pobres, y no a los ricos;: a los explotados, y no a los explotadores.

Forjarla, es la tarea del Movimiento Popular. Para hacerla posible, las fuerzas que la lideren deben apoyarse firmemente en los trabajadores, que constituyen el destacamento más avanzado de la sociedad, en la intelectualidad progresista, en la juventud, las mujeres y los campesinos; pero también en los sectores nacionalistas y patrióticos de las Fuerzas Armadas dispuestos a recoger el legado de Juan Velasco Alvarado. Y debe marchar por el camino de la Unidad más amplia, la organización más sólida, la conciencia política más clara y la capacidad de lucha más definida.

Con las banderas del Amauta, nuestro pueblo sabrá vencer.

Lima agosto del 2018

Centro de Estudios Democracia, Independencia y Soberanía (CEDIS)


 

 

Jornal de Arequipa no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

 

www.jornaldearequipa.com