www.jornaldearequipa.com www.jornaldearequipa.com www.jornaldearequipa.com www.jornaldearequipa.com www.jornaldearequipa.com

 

 

Carta al Rector de San Agustín
Linchamiento en la UNSA

©

Víctor F. Villanueva & Rafael rodríguez

 

 

 

 

Nos dirigimos al Señor Rector de la Universidad Nacional de San Agustín en nuestra condición de egresados, pues la Universidad también la integramos nosotros. Con ese derecho y en debida forma expresamos nuestra preocupación en torno al problema –con propiedad escándalo farandulero de género- habido en la Escuela de Ciencias de la Comunicación.

Somos dos de los miles que vimos con esperanza su elección en la máxima representación agustina luego de la deprimente gestión de Valdemar Medina. Algo, sin embargo, contraría nuestra primera apreciación y la hacemos saber de frente y sin ambages.

Según ciertos medios de prensa (entre ellos La República, La Exitosa, Sin Fronteras, El Búho) docentes de la Escuela de Comunicación serían protagonistas de actos de corrupción. En concreto señalan a Dionisio Arias, Carmen Chirinos y Víctor Revilla como tales. El Búho insinúa -además- el cuestionamiento de otros concursos. Pero todo se resume en la conocida frase atribuida a Goebbels: insinúa o "miente, miente que algo queda"
(*)

Según la redacción de la Web Sin Fronteras, usted ha afirmado que los docentes protagonistas de los audios, escandalosamente amplificados y divulgados en Internet por una cuenta anónima llamada "Resistencia en Cs. de la Comunicación" han sido separados por disposición suya, como demostración de su poder, para sancionar la supuesta corrupción.

Sin Fronteras señala que "Dionisio Arias Quintanilla y el jefe de prácticas de la Escuela de Ciencias de la Comunicación, Víctor Revilla, fueron separados de su cargo de manera preventiva mientras duren las investigaciones a raíz de los audios donde presuntamente se acordó favorecer la contratación de Revilla en un concurso público para adjudicar esa plaza. El Rector de la UNSA, Rohel Sánchez, -agrega- informó esta medida tras asegurar que se realizará una ardua investigación para detectar casos de corrupción en las escuelas de la casa superior de estudios. En cuanto a la directora de la escuela profesional, Carmen Chirinos se espera que mañana presente un informe del caso”. Hasta ahí la información".

De ser cierta la versión de los medios, usted habría acusado, sentenciado y ejecutado la separación de los docentes mencionados con el vértigo del rayo. Antes de que Carmen Chirinos, Directora de la Escuela, “presente un informe del caso” y “…mientras duren las investigaciones”.

Se deduciría que por su sola autoridad, insultando a la Universidad, usted asumió las funciones de acusete, fiscal, juez y verdugo. Tal como Torquemada ante un flagrante pecado mortal en viernes santo.

Reiteramos. En el supuesto de que las declaraciones atribuidas a usted por algunos medios fueren ciertas, le harían merecedor de aplausos de quienes pudieren estar de acuerdo con procederes de la dictadura fujimorista, ejecuciones extrajudiciales incluidas. Pero, en ese caso el Rector de nuestra Universidad habría incurrido en actos de violación de la Constitución y de las Leyes:

El Derecho a la legítima defensa (Art. 23). El Derecho al debido proceso (Art. 139), proceso adjetivo referido al cumplimiento de requisitos formales, de trámite y de procedimiento que permiten llegar a la sentencia observando normas, objetivo que implica la dimensión institucional y la obligación de ser respetado por todos. Derecho a la presunción de inocencia por la cual toda persona es considerada inocente mientras no se haya declarado judicialmente su responsabilidad (Art. 24, inc. e.). Derecho a la libertad por la cual, nadie está obligado a hacer lo que la ley no manda, ni impedido de hacer lo que ella no prohíbe (Art. 24, inc. a.). Derecho al honor y a la buena reputación, a la intimidad personal y familiar así como a la voz y a la imagen propias (Art. 7). Derecho de opinar, que estable que no hay delito de opinión –Cogitationis Poenam Nemo Patitur- (Art. 3). Se podría seguir enunciando las violaciones de derecho en que podría haber usted incurrido.

¿Conocía el señor Rector los artículos de la Constitución aquí citados? Si los conoce y actuó con pleno conocimiento, caería en el aforismo “a confesión de parte, exoneración de prueba”. En ese caso cualquier miembro de la Comunidad Universitaria (incluidos los egresados) podríamos denunciarlo, o de oficio, el órgano jurisdiccional respectivo está obligado a tomar cartas en el asunto.

¿Desconocía el señor Rector los mencionados artículos de la Constitución? Entonces, ¿para qué paga servicios de asesoría jurídica nuestra Universidad? O no los consultó y en ese caso ¿acostumbra actuar motivado por impulsos, cálculos de aplauso fácil, deshacerse de los problemas con prontitud y demagogia u otros móviles que no sean el apego estricto a la normatividad? Además, alegar desconocimiento de la Constitución no lo exonera de responsabilidad civil o penal.

 

¿Conocía usted que el grupo que promovió el gran escándalo del audio está integrado entre otros por camuflados fujimoristas, talibanes del LGTBI o eternos estudiantes como Elard Parillo?

 

LGTBI integra el grupo Sembrar, partido de Horacio Zeballos Patrón, su cuñado. ¿Intentaron ganarse su buena disposición? Nadie le niega su derecho a tener sus preferencias políticas, eso no se le cuestiona; pero, permitir intromisiones a manera de cogobierno de la UNSA de una opción de género determinada, no es nada académico y sí, muy sectario.

No obstante, nosotros creemos, queremos creer, que Ud. no usurpó funciones de la comisión de procesos administrativos de la UNSA, que en ningún momento faltó al ordenamiento de la normatividad vigente de la cual el Rector es el primer observante y vigía de su cumplimiento. En suma, por decisión personal –como le atribuyen supuestas declaraciones suyas jamás por usted desmentidas- no separó a los docentes a quienes se atribuye el protagonismo del audio escandalero.

En consecuencia, no cometió violación de las leyes. Pero, en ese caso, de ser ciertas las declaraciones que le atribuyen los medios como El Buho entre otros, sería culpable de mentir a la Universidad, mentir a la Ciudad, en forma pública y enfática. Y la UNSA no merece un rector mentiroso. En este caso le queda una salida digna y honorable: desmienta públicamente que usted por decisión personal separó a los docentes víctimas del escándalo. Si su asesor jurídico no le ha informado, debe enterarse que “Toda persona afectada por afirmaciones inexactas o agraviada en cualquier medio de comunicación social tiene derecho a que éste se rectifique en forma gratuita, inmediata y proporcional, sin perjuicio de las responsabilidades de ley” (Art. 7). Esto concuerda con la Ley N° 26775, pues sería víctima de afirmaciones inexactas en medios de comunicación social.

A estas alturas, usted ya debe estar plenamente consciente de que:

a. En el momento de los audios, los docentes a quienes se ha linchado: Arias, Chirinos y Revilla no eran autoridades universitarias, y el último ni siquiera estaba enterado del muy posterior concurso. Los docentes Arias y Chirinos únicamente comunicaban sus pensamientos en conversación privada. No existe delito de opinión, y el pensamiento no delinque. Delinquió quién grabó y publicó esa conversación, sesgando hacia el escándalo con escarnio y atribución de hechos calumniosos. Es más, se extiende una invitación al señor Rector para que desmienta con documentos (su palabra al parecer la autodevaluó) que Carmen Chirinos, Directora de la Escuela de Ciencias de la Comunicación y Dionisio Arias Jefe de TV UNSA, fueron nombrados como tales en mayo del 2016.

 

¿Puede usted probar lo contrario Rector Sánchez? Explique usted cómo es que si los protagonistas del audio no eran autoridades al momento de la grabación pudieron cometer un ilícito. Tenga en cuenta que “en aras de la seguridad jurídica es indispensable que la norma punitiva, sea penal o administrativa, exista y resulte conocida, o pueda serlo, antes de que ocurran la acción o la omisión que la contravienen y que se pretende sancionar”. No eran autoridades, por tanto podían intercambiar las opiniones que les diera la gana. ¿Quién inventó nuevos principios jurídicos para aplastar a los docentes Arias y Chirinos?

b. El audio fue grabado en diciembre de 2015. El concurso se realizó en junio del 2016.

c. En el momento de la grabación (del audio), no se había convocado a ningún concurso para provisión de plaza alguna en la Escuela de Comunicación.

d. El concurso lo ganó Víctor Revilla con todas las de la ley: clase magistral, experiencia profesional de 05 (CINCO) años, computada a partir de la fecha de expedición de título, como lo establece la ley, estudios de maestría, etc. Además Revilla, fue uno de los mejores alumnos de su promoción. Todo hace confirmar que se pretendió ignorar que la experiencia profesional, por norma, se establece a partir de la obtención del título profesional.

e. El contendor derrotado oficiaba de empírico del periodismo hasta hace 8 meses y normalmente escribía en el diario El Comercio contra la población del valle de Tambo, denostando a los agricultores, contraviniendo la verdad. En eso sí tiene experiencia, además, sabe también "por experiencia" del repudio unánime de los tambeños hacia su persona. Pero, su principal credencial es ser muy allegado a Elard Parillo, asesor del congresista Zeballos, cuñado suyo señor Rector, vocinglero principal de quienes mancharon a la UNSA. Si hubo alguien a quién se pretendió favorecer, con el escándalo fue al derrotado amigo del asesor del cuñado de la máxima autoridad universitaria de Arequipa.

f. Los docentes y autoridades Carmen Chirinos, Dionisio Arias y Víctor Revilla no fueron separados, pusieron sus cargos a disposición suya en forma momentánea, voluntaria y valiente, mientras duraran las investigaciones, cosa que usted no dijo.

Finalmente. ¿Se están haciendo las publicitadas "investigaciones" señor Rector? ¿Por qué no revela, entonces, a los medios de comunicación los resultados? Se necesita hombría de bien para hacerlo. Usted, al parecer –según sus medios favoritos- los condenó antes de la investigación. Todo hace pensar que usted hizo escarnio de sus colegas, docentes de limpia trayectoria, actuando con insidia y ventaja en vulgar “huayquilla” contra honestos y decentes servidores de nuestra Universidad. Y todo para favorecer al amigo del pariente.

Hablemos con franqueza. ¿Quiénes fueron los libretistas de la farsa que mancilló el honor de distinguidos docentes de la UNSA? ¿Conocía el Rector del guión? Esto último está en gran duda, pero no se abandona la hipótesis. Sobre esto, ya existen investigaciones que conducen a un “estudiante” con 10 años de antigüedad en la misma facultad como Elard Parillo, fanático militante del talibanesco LGTBI, con antecedentes como fuerza de choque del fujimorismo, soplón y delator de sus compañeros, el mismo que oficia de asesor de su cuñado, el parlamentario Zeballos Patrón en el Congreso de la República.

 

Pero hay más. ¿Quiénes son los beneficiarios del linchamiento? ¿A quién se intenta colocar como docente de la UNSA en reemplazo del legítimo ganador? Mabel Cáceres lo insinúa al hablar hasta el aburrimiento del prestigiado y reconocido periodista Carlos Zanabria, por casualidad amiguísimo del asesor de su cuñado, quien oficia de reportero de El Comercio. Sin embargo ¿cuenta este señor con méritos académicos o solamente es parte de la rosca mediática del escándalo? Según indicios este se graduó, después de quince años de ejercicio periodístico, hace solo ocho meses.


La UNSA es nuestra Alma Mater, y hemos conocido excelentes rectores, pero también los hubo de los otros, felizmente los menos. Cómo no recordar a Alfredo Corso Masías, Enrique Azálgara Ballón, Humberto Núñez Borja, Carlos Núñez Valdivia, Manuel Zevallos Vera o Javier Mayorga Goyzueta, no solamente por su capacidad, alto nivel académico, don de gentes, práctica de los altos valores del espíritu y su consecuencia entre la forma de pensar y actuar. Ellos ejercieron el poder con que los ungió la comunidad agustina como máximos representantes de la comunidad universitaria y no se rebajaron al papel de representantes de la familia o de los amigos de la familia o del partido de los amigos de la familia. Ellos ejercieron el poder en estricto apego a las leyes y los valores eternos creados por la humanidad. Y no es que no tuvieran su propia convicción política de la que no renegaron por ser rectores.


Extraña actitud la suya señor Rector, no queremos interpretarla como miedo a ejercer la autoridad con la que fue investido. Pero es un hecho objetivo que ante un conato de escándalo infundado, planificado y lleno de infundíos, se arruga con muy extraña rapidez y pregona haber sancionado a sus colegas. Olvida que la Universidad es el templo de la ciencia universal, del saber científico, de la “vida, de la verdad, y que el Rector es el Sumo Pontífice” con estas palabras Miguel de Unamuno, desafiando la muerte, detuvo a la tropa fascista de Millán Astray. Olvida o no sabe el Rector que Aristóteles sentenció: “Amicus Plato sed magis amica veritas” “Είμαι φίλος του Πλάτωνα, αλλά ο φίλος της αλήθειας” Αριστοτέλης. Soy amigo de Platón pero más amigo de la verdad.

Queremos creer que el joven Rector no ha perdido requisitos morales y éticos esenciales para ejercer el primer cargo de nuestra Universidad.

 

Demuestre usted que no es parte del chantaje o que no es rehén de una capilla de fundamentalistas que a ritmo de titulares pretenden manejarlo cual marioneta. Libérese del secuestro mediático o sino dedíquese mejor por entero a militar en la política criolla que está ávida de mediocridad.


Atentamente.

 

Víctor F. Villanueva

Rafael Rodríguez

(*) Aquí se reproducen extractos principalmente de EL BUHO, cuya directora Mabel Cáceres respira por la herida por haber sido derrotada en concurso anterior y no tolera verdaderos talentos en su profesión.
 

Carlos Enrique Zanabria  con Margot Rivera Zeballos, Liz Gamarra Pinto, Elmer Enriquez Mantilla, Mabel Cáceres Calderón, José Manuel, Alexander Domingo Cornejo Quispe, Juan Francisco Valderrama Herrera, Serafin Ticona Ayala, Roxana Aquino, Jasson XT y Juan Pablo Aguilar Tapia.


“El Buho”

“…el postulante a la plaza y reconocido periodista, Carlos Zanabria, publicó en su cuenta de Facebook su extrañeza por los resultados del concurso en el que postuló, pues incluso se les hizo saber, a él y a otra postulante, que tenían demasiada experiencia (¿demasiada experiencia 8 meses? La Redacción) para la plaza…”
“El concurso presentó dos etapas. Una de clase magistral y otra de evaluación de expedientes. Etapas en que tomaron parte Dionicio Arias y Carmen Chirinos…” (Falso de toda falsedad. La Redacción)
14 de octubre
“…manifestaron su indignación por los audios en que se escucha el presunto (negrita y cursiva de la Redacción) direccionamiento en la contratación de un jefe de prácticas por parte del docente Dionicio Arias”.
13 octubre: “…un postulante con menores credenciales logra imponerse sobre dos periodistas reconocidos”.
13 octubre. “En cortas declaraciones de la vicerrectora académica de la UNSA, Ana María Gutiérrez Valdivia, se supo que no se iniciarán investigaciones de oficio sobre los audios que involucran a Dionicio Arias y Carmen Chirinos. La vicerrectora señaló que, para empezar las indagaciones, es necesario que alguien realice la denuncia pertinente”. (Esto probaría que el señor Rector actuó sin denuncia previa, concurriendo al escándalo preconcebido. N.R.)

La República:
“…por la propalación de un audio donde se escucha a dos docentes de la universidad que acordaron favorecer a uno de sus allegados de nombre "Víctor". El beneficiado con la contratación sería (ojo es condicional cargado de veneno, falso y tendencioso pues los docentes que no son autoridades no están en condiciones de favorecer a nadie, en un concurso no convocado. La Redacción) Víctor Revilla Fernández…”

 

 

La opinión del autor no coincide necesari

Post Data

.

Reiteramos

 

En torno al innegable show mediático del que hablamos, hasta el momento no se ha demostrado documentadamente nada de lo denunciado. Por lo tanto reafirmamos:


1. Carmen Chirinos y Dionisio Arias eran docentes de la plana regular de la UNSA en el momento de los “audios” y no tenían autoridad para influir en posibles, insospechados, no convocados y futuros concursos. El tercer linchado, Víctor Revilla no adivinaba que participaría en una convocatoria.
2. Los audios fueron grabados en diciembre de 2015. Carmen Chirinos y Dionisio Arias son designados autoridades en mayo de 2016.
3. El concurso se realiza en junio de 2016.
4. Carmen Chirinos y Dionisio Arias no participan en la calificación de los concursantes.

5. El Audio (diciembre de 2015) registra intercambio de pensamientos y opiniones entre docentes sin detentación de autoridad. No existe delito de opinión ni de pensamiento “Cogitationis poenam nemo patitur”.

6. El escándalo farandulero es planificado en simultáneo por interesados no solamente en hacer daño a Carmen Chirinos, Dionisio Arias, y Víctor Revilla.
7. La cabeza visible de la conspiración es Elard Parillo.
8. Elard Parillo es asesor de Horacio Zeballos Patrón, cuñado de Rohel Sánchez, íntimo amigo de Zanabria.
9. Víctor Revilla Fernández - con 5 (CINCO) años de experiencia profesional- derrota en concurso a Zanabria, empírico de la Comunicación Social hata hace 08 (OCHO) meses. Era un escollo para el asesor de Zeballos Patrón.
10. Carmen Chirinos era obstáculo por su reconocida honestidad y capacidad docente y no se prestaba a enjuagues turbios como el manejo sesgado de TVUNSA a favor de hasta hace pocos días desconocido interesado
11. Dionicio Arias era Jefe de TV UNSA. He allí el verdadero escollo…
12. Al estallar el planificado escándalo, el Rector concurre -sin existencia de denuncia formal- a enfatizar a ciertos medios de comunicación que separó personalmente a Chirinos y Arias, sin previo proceso, ni evidencia.


En el texto de más arriba nos ha quedado flotando el conocido verso de Ricardo Palma:


Si en Roma el emperador
Calígula por su mano
Declaró cónsul romano
A su caballo amblador.
No se admiren que el Rector
Por su sola autoridad
Ultrajando a la ciudad,
Como quien se tira un pedo,
Haya hecho miembro a Escobedo
De aquesta Universidad.


Nuestra lógica deducción inferiría que el objetivo del escándalo del audio consistía en colocar sí o sí en TVUNSA al elogiado Carlos Zanabria, y el principal interesado en el linchamiento sería, podría ser o resultaría "logicamente" usted Rohel. El móvil, poner TVUNSA al servicio Horacio Zeballos Patrón, cuñado de usted.


Si los docentes linchados nunca actuaron al margen de la normatividad, ni se ha demostrado que sean o pretendieran caer en corrupción. Si el principal escandaloso Elard Parillo es asesor de su cuñado. Si Carmen Chirinos es respaldada por el decano Hermoza en presencia suya Rector Sánchez. Si la periodista porrete Mabel Cáceres, frustrada aspirante a docente en la Escuela de Comunicación es la principal agitadora del escándalo. Si Dionicio Arias no ha sido eliminado. ¿Con qué sustento usted  pretendería poner TVUNSA al servicio de Zeballos?

 

Existe en el refranero popular venezolano… un aforismo relacionado a la duda del sitio donde pondrá la cucaracha sus posaderas.  ¿Con qué culo se sienta la cucaracha? se usa para referirse a alguien que pretende ejercer un puesto o cargo para el que no está capacitado. Desde luego, que al usarlo hay una referencia a esa persona a quien ya se ha mencionado (*).

 

Eso esta pasando en la UNSA señor.

 

(*)

http://www.tubabel.com/definicion/43257-con-qu-culo-se-sienta-la-cucaracha

 

http://www.aporrea.org/oposicion/a29415.html

 

 

 

www.jornaldearequipa.com