Terratenientes brasileños:

Generaron el más grande ataque a la Amazonía

 

Victor Farinelli

 AGOSTO2019
 

“Día del Fuego”:

Cómo los terratenientes brasileños incentivados por Bolsonaro generaron el más grande ataque a la Amazonía

 

Todo empezó hace un par de semanas, entre los días 10 y 11 de agosto, en una pequeña región del Estado de Pará, en el Norte de Brasil. La iniciativa fue de un grupo de terratenientes que se encontró con el presidente Jair Bolsonaro durante su visita al Pará, en junio pasado, y desde entonces pasó a organizar una serie de ataques incendiarios a zonas forestales. El peor de ellos ganó incluso aires de fecha de celebración, y fue bautizado como el “Día del Fuego”.

Todo empezó hace un par de semanas, entre los días 10 y 11 de agosto, en una pequeña región del Estado de Pará, en el Norte de Brasil, cercana a la BR-163, una de las pocas carreteras que cortan la zona.


La idea fue de un grupo de terratenientes que se encontró con el presidente Jair Bolsonaro durante su visita al Pará, en junio pasado, y desde entonces pasó a organizar una serie de ataques incendiarios a zonas forestales. El peor de ellos ganó incluso aires de fecha de celebración, y fue bautizado como el “Día del Fuego”.


La noticia sobre el Día del Fuego surgió en el diario Folha do Progresso, un pequeño periódico de la ciudad de Novo Progresso, en el Pará. Una nota publicada en el día 5 de agosto decía que “los productores rurales respaldados por las palabras del presidente Bolsonaro planean instituir el 10 de agosto como el Día del Fuego, en cual pretenden hacer la limpieza de las florestas y los pastos”.


Además, Folha do Progresso entrevistó a uno de los líderes de la iniciativa, que aceptó hablar sin ser identificado: “tratamos de llamar la atención de las autoridades por el hecho de que el avance de la producción en la zona ocurre sin el apoyo del gobierno, y de mostrar al presidente que solo queremos trabajar, y la única forma de hacer el derrumbe (de los árboles) y la limpieza de los pastos es con fuego”.


En aquel mismo sábado 10 de agosto, la región de la ciudad de Novo Progresso tuvo al menos 124 registros de focos de incendio, un aumento de 300% en relación al día anterior. En el domingo 11, el número saltó a 203 casos. Otra de las ciudades más afectadas fue Altamira, que tuvo 194 casos en el sábado y 237 en el domingo.


No sería correcto decir que todos los estragos realizados en la Amazonía en este 2019 son resultado del Día del Fuego, pero sí es cierto que una enorme parte de los incendios que se arrastran en el Norte de Brasil desde el inicio de agosto fueron provocados por esta “celebración”.


En otra época, los problemas medioambientales en esa región y en todo Brasil eran fiscalizados por el IBAMA (Instituto Brasileño de Medio Ambiente y Recursos Naturales Renovables). Sin embargo, el órgano dejó de cumplir labores en las regiones selváticas luego de que el Ministerio de Justicia (a cargo del ministro Sérgio Moro) retiraron el apoyo de la Fuerza Nacional y de la Policía Federal, que cuidaban de la seguridad de sus agentes.

 

 

 

Jornal de Arequipa no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

 

www.jornaldearequipa.com