Asesinato en Ucrania

Un perfecto Babochenco

©

 

LA Redacción

       

30MAYO2018

El periodista Arkady Babchenko (al centro), junto a Vasili Gritsak (izquierda), director del servicio secreto de Ucrania. (Reuters).

 

 

El periodista ruso Arkadi Bábchenko, cuyo supuesto asesinato en Kiev saltó a las portadas este martes, está vivo. Bábchenko, reportero, escritor y corresponsal militar que colabora con varios medios rusos, ha "aparecido" en una rueda de prensa junto con el jefe del Servicio de Seguridad de Ucrania, Vasili Gritsak.


Gritsak tuvo que admitir el haber llevado a cabo este "simulacro de asesinato" con la participación del propio Bábchenko. Es obvio que la finalidad no era otra que culpar a Rusia del supuesto crimen; sin embargo, Gritsak dijo: "hemos prevenido un intento de asesinato de Bábchenko por los rusos".


La lógica de las acciones es la misma que el caso Skripal: denigrar, por las buenas o por las malas a Rusia. Bábchenko ha contado que la operación estuvo preparándose durante dos meses y acabó con el arresto de una persona; pero de esta "operación" ni siquiera su mujer fue informada.

Según Gritsak, para organizar el asesinato se contrató a un ciudadano ucraniano cuya función consistía en encontrar a otra persona para que ejecutase el crimen -a cambio de 30.000 dólares- diciendo que este se cometía por orden de los rusos y que ellos (los rusos) pagarían por el crimen; pero todo falló y no hubo más remedio que hacer aparecer al periodista asesinado. Este embrollo fue "solo una prueba" o simulacro, admitió luego Gritsak.
 

Está claro que el truco -de haber surtido- hubiera servido para lograr un efecto propagandístico contra Rusia pues la simulación del asesinato formaba parte de una serie de acciones absurdas de las autoridades ucranianas para culpar a Rusia. Este caso se compara con el de Skripal -el espía doble ruso (para el caso 'inglés) "envenenado" por los rusos en Londres junto a la hija- pues la lógica de las acciones es la misma: denigrar, por las buenas o por las malas, a Rusia. Sin duda que se trata de una provocación copiada por las autoridades ucranianas de sus supervisores occidentales para denigrar a Rusia.

 

En el Perú el caso fue informado por el diario El Comercio y subsidiarios, dando detalles del lugar donde Bábchenko fue "asesinado por tres disparos en la espalda". Sin embargo, el mismo diario, un día después, informa que el periodista ruso "asesinado" apareció vivo en un rueda de prensa junto al soplonaje ucraniano. El Comercio tan sujeto a la libertad de prensa occidental y sin pudor alguno, informó luego que el "crimen" fue una puesta en escena de los servicios secretos ucranianos para proteger a Bábchenko de un atentado organizado por Rusia. El tal Bábchenko hecho un completo Babochenko exclamó: "aún sigo vivo, se han quedado con las ganas", como si realmente hubiera estado en peligro, admitiendo haber "cooperado" en los últimos meses con el Servicio de Seguridad de Ucrania contra su país.

Según Vasili Gritsak, el supuesto asesinato de Bábchenko fue encargado por los servicios secretos rusos al detenido y la escenificación de la muerte "solo" fue una operación especial "para salvarle la vida" pues contactó con la gente que tenía esa información, y así evitó el "atentado terrorista". Akrady estaba al tanto y su familia también lo sabía", explicó Gritsak. Sin embargo, el Babochenko del cuento declaró que su familia no sabia nada y hecho un mar de lágrimas le pidió perdón a su esposa por no informarle "nada" del caso.

 
 

 

 

Asesinan a tiros en Ucrania a periodista crítico acérrimo de Putin


 

Un periodista ruso fue asesinado a tiros en su departamento de Kiev, informó la policía de la capital ucraniana. La policía de Ucrania dijo que la esposa de Arkady Babchenko lo encontró el martes sangrando en el departamento y llamó a una ambulancia, pero el periodista murió camino al hospital.

"Sucedió en su casa, en el barrio Dniprovski de Kiev. Su esposa estaba en el cuarto de baño, oyó un ruido seco. Cuando salió vio a su marido ensangrentado", indicó un portavoz de la policía, Iaroslav Trakalo, quien añadió que el periodista "murió en la ambulancia".

"Arkadi Babchenko murió por tres disparos en la espalda en la escalera de su edificio cuando regresaba de la tienda", escribió en Facebook uno de sus colegas, el periodista Osman Pachaiev.

Babchenko, de 41 años, sirvió en el ejército ruso durante la primera guerra separatista de Chechenia durante la década de 1990 y luego entró al periodismo. Trabajó como corresponsal militar para varios medios noticiosos rusos.

El periodista fue mordazmente crítico de Vladimir Putin en los últimos años. Salió de Rusia en febrero del 2017, diciendo que había recibido amenazas y que tenía miedo de ser encarcelado. Babchenko se mudó a Kiev, donde trabajó como presentador para ATR, una televisora crimea tártara.

 

 

 

Jornal de Arequipa no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

 

 

Kiev, 30 may (Sputnik) — El periodista ruso Arkadi Bábchenko, supuestamente asesinado el 29 de mayo en Kiev, apareció sano y salvo en una rueda de prensa del jefe del Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU), Vasili Gritsak.

"¡Sigo vivo!", exclamó el periodista.

Por su parte, Gritsak había comentado que podría expresar sus condolencias a los familiares de Bábchenko pero que no lo haría.

"Al contrario, felicito hoy a Arkadi con motivo de su tercer cumpleaños y lo invito a que entre en la sala", dijo.

Gritsak afirmó que el SBU fue informado de antemano sobre los supuestos preparativos del asesinato de Bábchenko y señaló que la información sobre su muerte fue parte de una operación especial para prevenir el atentado.

"Contactamos con una gente que estaba al tanto de los preparativos del atentado y nos ayudaron a prevenir ese acto terrorista", dijo Gritsak.

 

Según indicó, Bábchenko fue advertido con antelación y estaba bajo el control del SBU, y también estaba informada la familia del periodista.

 

El jefe del SBU asimismo reveló que ya fue detenido el autor intelectual del intento de asesinato del periodista ruso.

Bábchenko comunicó en la rueda de prensa que quiere disculparse ante los colegas y ante su esposa.

"Quisiera disculparme por todo lo que han sufrido, especialmente ante mi mujer, que vivió dos días de infierno", apuntó.

 

También agradeció al Servicio de Seguridad de Ucrania por haberle salvado la vida y detalló que la operación especial duró dos meses.

 

A su vez, la portavoz del Ministerio ruso de Exteriores, María Zajárova, declaró que la historia con el supuesto asesinato del periodista ruso fue inventada con fines de propaganda.

"Es evidente que la historia se basa en el efecto de propaganda", escribió Zajárova en su Facebook al saludar la noticia de que Bábchenko esté vivo y desear que todas las historias así siempre terminen del mismo modo.

El las redes apareció el vídeo donde el periodista ruso Bábchenko comparece en una rueda de prensa del Servicio de Seguridad de Ucrania.

El autor del "asesinato", detenido en Kiev

El jefe del SBU destacó además que el organizador del "asesinato" fue detenido en la capital ucraniana.

"Hace unas tres horas, el organizador de ese delito fue detenido en Kiev y ahora está haciendo declaraciones, y además estamos practicando registros en su domicilio y en otros lugares donde residía provisionalmente", apuntó Gritsak.

Asimismo afirmó que los que habían encargado el atentado tenían previsto asesinar a unas 30 personas en el territorio ucraniano.

"El organizador de ese delito planeaba eliminar a una treintena de personas, y el asesinato de Bábchenko debía ser un 'ensayo'", explicó el jefe del Servicio de Seguridad de Ucrania.

Según los medios ucranianos, desde principios del año 2014 unos 20 periodistas fueron asesinados en Ucrania.

 

Uno de los casos más sonados y hasta ahora no resuelto es el asesinato de Pável Sheremet, quien murió el 20 de julio de 2016 al estallar una bomba adosada a su automóvil a pocos metros de su vivienda en Kiev.

 

Otro periodista, Oles Buziná, fue asesinado a tiros frente a su casa en Kiev en 2015.

También el reportero del periódico Vesti Viacheslav Veremiy fue golpeado y asesinado a tiros por un grupo de personas en el centro de la capital ucraniana en 2014.

Además, durante la cobertura de los combates en Donbás fallecieron el fotoperiodista del grupo mediático MIA Rossiya Segodnya Andréi Stenin (2014) y el reportero gráfico del periódico Segodnya Serguéi Nikoláev (2015), así como los colaboradores de la televisión VGTRK Ígor Korneliuk y Antón Voloshin (2014).

Jornal de Arequipa no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

 

www.jornaldearequipa.com