Los versos de Arturo Cruz

Blanco de luna es el color del sillar

©

 

Rodolfo Arturo Cruz Vega

 

 

 

 

Blanco de luna es el color del sillar

 

Algunas noches atrás,
al correr las cortinas,
me topé con una sonrisa brillante,
sobre la noche oscura.


Cuántas veces la habré visto,
pero, era la primera vez que la sentía:
Misteriosa, complaciente, íntima.
Quedé extasiado.


Aquella sonrisa quieta, serena y dulce,
me condujo a recordar
otras sonrisas en mi vida.


Los cuentos de mis padres al final del día,
en la pobre y alegre mesa,
entre adoquines de sillar,
en el pueblo que recién nacía.


Canchas de tierra eran las calles.
Agónico gol a la vecina pandilla,
alegría que se hacia colectiva,
en la sonrisa tímida de la niña.
Lo saben la noche, la luna y las estrellas.


Otras sonrisas que recuerdo...
el termino de mis estudios.
Mi primer trabajo remunerado.
El beso tembloroso de la niña
y el llanto de mi hija al nacer.


Ah!...como pasar desapercibida,
la sonrisa,
que me regalas
al leerme hoy.


La sonrisa está saltando,
jugando en la cuerda
cuando besa el suelo,
cogiendo un vacío.


Siete noches van pasando
y aquella sonrisa,
está envuelta en el frío,
en mi tierra querida.


Contemplo y digo:
La luna fue estrella
y se acerca para besarnos.
Por eso hoy, entró con su rostro pleno,
su plateada cabellera
y relucientes destellos.


Envolviendo mi alma exploto de alegría,
y en susurro me dice,
es de tu tierra su natal hispano.
Luego, llena de pasión se besa con mi volcán...


Un suspiro profundo se va extendiendo
por el valle de esmeraldas.
Tembloroso se sacude,
esparciendo polvo de luna,
mientras hilos de oro iluminan la ciudad.


Comprendo entonces,
que blanco de luna es el color del sillar.
Me sonríe con misterio
y me hace un guiño.


Ya se esconde,
ya me mira
escondida en un cuarto.


Los secretos de una dama,
los disfruta en silencio el caballero,
allá, en el fondo del mar.

 


Por: Rodolfo Arturo Cruz Vega
Arequipa-Perú
07/08/2017

 

www.jornaldearequipa.com