¿Suicidio de Verónika Mendoza?
 

Carlos Angulo-Rivas

 OCTUBRE2019

 

Los analistas de la derecha junto a ciertos dirigentes de centro-derecha exageran sus puntos de vista respecto a la coalición de Nuevo Perú, Juntos por el Perú y Perú Libre, cuando ellos nada tienen que ver con la izquierda peruana. En realidad, esa enorme preocupación es bastante sospechosa y más aún con supuestas buenas intenciones para con la notable candidatura de Verónica Mendoza, porque en verdad más les preocupa el probable éxito de la citada coalición. ¿Si estos comentaristas son de la derecha, como de hecho lo son, por qué meten su cuchara a profundidad donde nadie los llama? No creo que su interés sea perfilar una opción saludable para la izquierda sino todo lo contrario. Por esta razón, el bombardeo desde los medios de comunicación monopólicos de la derecha será incansable; ya empezaron y eso ayuda a fortalecer la unidad de la izquierda desde las bases con dos organizaciones inscritas en el Jurado Nacional de Elecciones. Nadie se chupa el dedo, ya se sabe de donde vienen los dardos.

Se ataca a Verónica Mendoza como líder visible de la coalición izquierdista, en cabeza de Vladimir Cerròn de Perú Libre, sin tocar el tema de Yehude Simón de Juntos por el Perú, aunque ambos personajes han cedido su inscripción ante el JNE en favor de la reciente coalición lograda. El retiro voluntario de ciertos individuos, algunos ex congresistas de Nuevo Perú, que fungían de izquierdistas es saludable por decantaciòn natural, pues se descubren a sí mismos como infiltrados de la cofradía seudo progresista financiada por los sospechosos fondos corporativos estadounidenses canalizados a travès de USAID y la NED. Y aquí, nos preguntamos ¿por qué Cerròn es el malo de la película? y ¿por qué no se toca a Yehude Simón? Bueno, todos sabemos que la nueva estrategia de los sectores de ultra-derecha imperial y pro imperial es USAR a los jueces corruptos y mercenarios para acusar sin prueba alguna a todos los dirigentes políticos de oposición al Sistema de la falsa democracia. Los casos en Brasil con Lula Da Silva y Dilma Rousseff; de Argentina con Cristina Fernàndez, de Ecuador con Rafael Correa y Jorge Glass; y en el Perú con Aduviri y Cerròn; son claros ejemplos de las farsas montadas con la ayuda de los medios de comunicación monopólicos. Lo extraño en nuestro medio es que Keiko Fujimori, Julio Guzmán, Del Castillo, Velasquez Quesquen, Mulder y otros muchos reales delincuentes no estén sentenciados con la fraudulenta rapidez de sacar de en medio a Cerròn y Aduviri.

En consecuencia, las sentencias rápidas a Cerròn y Aduviri son en esencia políticas y ajenas al debido proceso. La otra tacha a Cerròn, la más importante, es inventada por los medios de comunicación debido al programa anti neo-liberal sin cortapisas del partido Perú Libre; y sobre todo por la visión amplia respecto al proceso de la revolución bolivariana en Venezuela donde en el Perú, la crema y nata del periodismo nacional, llama dictador al presidente Nicolàs Maduro, sin criticar el descarado e ilegal bloqueo político-econòmico estadounidense y la apropiación ilícita de los bienes y las cuentas del Estado venezolano en el extranjero; apoyando con ello a esa inescrupulosa asociación servil y vergonzosa llamada Grupo de Lima, la misma que destruye los principios básicos de la autodeterminación y la soberanía de los pueblos. Además, sin pruebas lo acusan de machista, homofòbico y xenofòbico, lo cual en ningún caso es cierto ni está escrito en los documentos partidarios. Sin embargo, con respecto a Yehude Simón si habría problemas políticos de fondo para la izquierda en tanto y en cuanto, este ex miembro y ex diputado de la Izquierda Unida si tiene enormes pecados como los de haber sido primer ministro del ladrón y genocida Alan García; el de haber recibido financiamiento de Odebrecht y hasta el de haber sido fervoroso militante de las filas de Pedro Pablo Kuczynski en el 2011, etc.

En virtud de la unidad, con madurez se asumen activos y pasivos de las organizaciones inscritas; asì la coalición formada por Nuevo Perú, Juntos por el Perú y Perú Libre es un buen comienzo para aglutinar el movimiento social y popular y está en buen camino; y nos gustaría la incorporación de Gregario Santos del MAS y de Marco Arana del Frente Amplio. Seamos claros, dentro del sistema político peruano existe la CORRUPCIÔN y algunos dirigentes que hablan de ser izquierdistas no están ajenos a ese mal social existente. Esto no significa que toda la izquierda como movimiento popular hacia el socialismo esté contaminada de ese mal. Por ello, debe lograrse la UNIDAD más amplia posible desde abajo, porque la dirección de la izquierda unitaria nace desde la base social y popular, y por sobre todo debe incluir un manifiesto táctico y programático sin convertirse en la cola de tibias respuestas a lo actuado por el gobierno o los gobiernos. En pocas palabras la verdadera UNIDAD de la izquierda no es, como siempre ha sido, la simple firma de un acuerdo interesado en ganar el mayor número de curules por la acumulación de votos y el cálculo oportunista, pues ahí está el error que se presta a la infiltración de elementos no deseados. Por tanto, la participación de las bases sociales, políticas y populares, es indispensable en la selección y elección de candidaturas.

 

 

 

Jornal de Arequipa no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

 

www.jornaldearequipa.com